Asmar licita la instalación de sistemas de habitabilidad en el rompehielos Viel de la Armada de Chile
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >
Construcción Naval

Asmar licita la instalación de sistemas de habitabilidad en el rompehielos Viel de la Armada de Chile

La botadura del buque se espera realizar a finales del 2022 o inicios del 2023
Buque antartico Almirante Óscar Viel estado de avance a inicios de abril en la grada de construcción de Talcahuano foto Asmar
El buque registraba un 59% de avance en su construcción en abril del 2022. Foto: Asmar
|

La planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) abrió una licitación para la ejecución de trabajos de habitabilidad en el rompehielos Almirante Óscar Viel de la Armada de Chile actualmente en proceso de construcción.

El buque, como publicó Infodefensa.com, es el más grande y complejo que ha construido Asmar en su historia y el primero de su tipo que se produce en un astillero del Pacífico Sur Oriental, y su botadura se espera realizar a finales del 2022 o inicios del 2023.

La convocatoria contempla la instalación de sistemas de habitabilidad en diferentes sectores de la Zona 5 del rompehielos del proyecto Antártica I y se ejecutarán a bordo del buque en la grada de lanzamiento de Asmar Talcahuano.

El proceso de compra de las bases se realizó de manera desde el 9 al 11 de mayo y la apertura de las ofertas del proceso licitatorio está fijada para el día 15 de junio a las 15:00 horas en el edificio E-202 de la base naval Talcahuano.

Conectividad antártica

La Armada de Chile otorgó en marzo de 2015 un contrato a Asmar para la definición conceptual y la selección de un diseño de ingeniería básica para la construcción de un rompehielos. La empresa seleccionó en enero de 2016 el diseño Vard 9 203 de Vard Marine. El acuerdo comenzó a regir en febrero de 2016 y consideró cinco hitos de entrega de información técnica además de pruebas, ensayos y predicciones de canal para verificar las performances del buque.

El rompehielos tendrá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado. 10.500 toneladas de desplazamiento y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Posee clasificación Ice Class (PC5) y podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos.

El buque contará con una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos. Dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Entre sus equipos destacan ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión de Konsgberg Maritime que facilitarán los estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica.

El rompehielos podrá ejecutar además misiones de búsqueda y rsscate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica empleando para ello helicópteros embarcados, botes de rescate y una enfermería con capacidad quirúrgica. Asimismo, estará habilitado para realizar fiscalización pesquera como buque inspector en embarcaciones que extraigan recursos marinos en el área antártica.

El contrato del rompehielos se firmó el 23 de noviembre de 2017 y está valorado en 216 millones de dólares. El 50% del costo del buque quedará en el país y está generando 600 empleos directos y aproximadamente 1.500 indirectos. El astillero entregará el buque en 2024 para que la primera dotación inicie su entrenamiento y pueda desarrollar la primera campaña antártica a fines de ese año.



Recomendamos


Lo más visto