Uruguay alega que actuó en base a la legalidad vigente en la captura del pesquero chino
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >
Naval

Uruguay alega que actuó en base a la legalidad vigente en la captura del pesquero chino

El jefe de la Armada brindó detalles del operativo de persecución y captura del buque chino sospechoso de pesca ilegal
Conferencia de prensa
Los almirantes Jorge Wilson (D) y Mario Vizcay (C) junto al capitán de navío Andrés Debali (I). Foto: ANU
|

El comandante de la Armada Nacional de Uruguay, almirante Jorge Wilson, junto a otros oficiales superiores de la fuerza naval, informó a medios locales e internacionales sobre el procedimiento que se siguió y los motivos que causaron la detección del buque pesquero de bandera china, Lu Rong Yuan 06, luego de una persecución nocturna de 12 horas.

El buque de referencia fue descubierto el viernes 1 de julio, junto a otra nave de la misma bandera, con máquinas apagadas, aproximadamente a 20 millas dentro de la zona económica exclusiva (ZEE) uruguaya sin contar con ningún permiso de pesca. Es así que se detecta que los buques se encontraban en la zona al garete, como generalmente se hace cuando se encuentran pescando, desde el día anterior según el sistema AIS reporto. El mismo viernes en el entorno de las 10 am los sistemas AIS de los buques dejan de reportar su posición, siendo su última posición reportada en la zona de pesca de calamar de la ZEE uruguaya y con condiciones astronómicas ideales para la pesca de este recurso. Además, se detectó que este buque había tenido incidentes pendientes en Argentina y otros países de la región.

Es así como se decide enviar una aeronave para verificar la situación de estas naves, en este momento se detecta a uno de los buques navegando mientras que el segundo seguía al garete indicativos de que había artes de pesca en el agua, particularmente el ancla de capa, que permite que la nave se mantenga alineada con las corrientes que llevan al calamar durante su pesca. Adicionalmente, en la noche, el buque fue detectado por otra aeronave de la Aviación Naval con sus luces de pesca encendidas, por lo que se agregan más indicios a la sospecha de que el buque se encuentra pescando en forma ilegal en la ZEE. Ante esto se destaca en la zona al buque ROU 23 Maldonado para que realizase una visita al buque y pudiese constatar en qué situación estaba.

El buque chino realizó algunos movimientos con su AIS encendido y luego apagado, para volver a posicionarse en condiciones de pesca por lo cual se decidió abordarlo. Finalmente, el ROU 23 Maldonado arribo en la noche a la zona donde el buque se encontraba operando, con sus luces de pesca prendidas. El buque chino adujo que no reconocía al buque de la Armada y que podían ser piratas, algo que en las comunicaciones queda totalmente descartado, pues el buque militar uruguayo se identifica y enciende su AIS para poder ser identificado. Las comunicaciones demoraron en el entorno de la hora y media, y luego de que el buque chino reconoce al buque uruguayo dice que no permite el abordaje hasta que la oficina central lo apruebe. En medio de este proceso la nave china suspende las comunicaciones y emprende la huida.

Tras 12 horas de persecución el buque es apresado y cuando se visita la nave, en primera instancia no se detectó pesca excepto unas 11 a 12 toneladas de calamar embolsado que se descubrieron en la cámara frigorífica destinada a las provisiones de la tripulación. Sin embargo, se desconoce qué pasó, durante el tiempo que duró la persecusión, con la potencial carga que pudiese haber tenido en sus bodegas. El buque luego de ser detenido fue conducido al puerto de Montevideo donde existen procedimientos iniciados por la Prefectura Nacional Naval, la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos y la Fiscalía. 

Marco legal 

Wilson informó sobre el marco legal sobre el que la Armada actuó, incluyendo la Convemar de Naciones Unidas que regula los procedimientos para la ejercicio de la soberanía de los estados ribereños, particularmente en su articulo 73 en lo que refiere a zona económica exclusiva y a nivel nacional, la ley 13.833 y los decretos 115/018 y 540/971 que regulan los procedimientos tanto a nivel de permisos para pesca como el ejercicio del control de la depredación de los recursos subacuáticos del país y los procedimientos que se deben llevar a cargo para su combate. 

Este marco legal es que el habilita a la Armada, en su función de policía marítima, para interceptar y abordar buques de bandera extranjera que se sospeche estén en infracción. A esto se suman diversas ordenes internas de la Armada donde se establecen los procedimientos a seguir en caso de que un buque intente evadir su detención y evitar ser abordado para su inspección. En estos casos, luego de apresado y detenido, el buque siempre deberá ser llevado a puerto para que se determinen las posibles infracciones y consecuencias legales de sus actos. 

En el caso particular del buque chino, cabe destacar que no se acató el pedido de ser inspeccionado y el buque inició maniobras evasivas e intentó huir por casi 12 horas hasta que finalmente detuvo maquinas.

Asismismo, la Armada realizó una presentación sobre el tipo de pesca que realizan estos buques, denominados poteros, como funcionan sus artes de pesca, que rutas toman y cuales son las zonas del continente sudamericano donde la pesca ilegal de estas flotas depredadoras tiene mayor incidencia, incluyendo una zona apenas fuera de la ZEE uruguaya.



Recomendamos


Lo más visto