​SAPA consigue 25 millones del Perte de automoción del Ministerio de Industria
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

​SAPA consigue 25 millones del Perte de automoción del Ministerio de Industria

La compañía lidera un proyecto, en el que también está Urovesa, para reducir la huella de carbono en el transporte
Sapa
Foto: Sapa
|

La empresa vasca Sapa, especializada en el diseño y fabricación de transmisiones para vehículos militares, ha superado el primer corte del Ministerio de Industria en el Perte de automoción con el proyecto Sonnmesyco, dirigido a reducir la huella de carbono en el transporte.

La compañía de la familia Aperribay, al frente de esta iniciativa, se ha llevado por el momento 25,2 millones de euros para poner en marcha un proyecto en el que participan más de una veintena de empresas, entre ellas, otra firma del sector de la defensa, la gallega Urovesa. En concreto, recibirá 21,6 millones en ayudas directas y otros 3,6 de préstamos, de acuerdo con la resolución provisional del Perte publicado por Industria esta semana.

Sapa de esta forma consigue en la primera ronda casi la mitad de los 54 millones de euros solicitados para un proyecto que tiene previsto movilizar hasta 200 millones de euros y crear más de 3.000 puestos de trabajo, de los que 900 son directos y más de 2.200 indirectos en País Vasco, Galicia, Cantabria, Aragón y Castilla-La Mancha, principalmente.

La empresa apuesta por aplicar la tecnología desarrollada en vehículos militares de gran tamaño al sector civil. Bajo las siglas Sonnmesyc (Soluciones a las Nuevas Necesidades de Movilidad Eléctrica basadas en criterios de Sostenibilidad y Conectividad), la iniciativa apuesta por un cambio en el sector del transporte y la logística que permita una transformación que impulse, desde la circularidad de materias primas, la electrificación de vehículos (autobuses, vehículos semipesados para usos especiales y ligeros, motocicletas y para reparto de última milla) y la conectividad, el camino hacia neutralidad climática.

Los impulsores del proyecto destacan que uno de los retos a los que se enfrenta la industria de la automoción es el despegue del comercio electrónico (ecomerce), con el consiguiente impacto medioambiental del transporte.

Esta cuestión también ha llegado al mundo militar, donde los ejércitos cada vez más apuestan por la búsqueda de alternativas a los motores tradicionales. A este respecto, muchos países ya tienen en marcha proyectos para el desarrollo de sistema de propulsión híbridos, eléctricos y hasta basados en nuevas energías como el hidrógeno.



Recomendamos


Lo más visto