Tal día como hoy en 1812 las fuerzas argentinas vencen a las españolas en Tucumán
El mundo de ayer >
Historia militar

Tal día como hoy en 1812 las fuerzas argentinas vencen a las españolas en Tucumán

El resultado de esta contienda es considerado como una de los triunfos más importantes de la campaña de independencia argentina
Batalla de Tucumán
Obra que representa la batalla de Tucumán realizada por el pintor Francisco Fortuny
|

Tal día como hoy, 24 de septiembre, pero de 1812, se libró un enfrentamiento armado entre españoles y las fuerzas de independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata (también llamados patriotas). Esta contienda supuso una victoria decisiva para las fuerzas argentinas y es considerada una de los triunfos más importantes de la campaña.

El ejército del Norte, bajo el mando del general Manuel Belgrano, contó para este combate con 800 infantes, 1.000 jinetes y cuatro piezas de artillería. El bando del reino de España estaba comandado por el brigadier Juan Pío Tristán y contó en sus tropas con 2.000 infantes, 1.000 jinetes y 13 piezas de artillería.

Las tropas fieles a Fernando VII de España avanzaban sobre el noroeste argentino y era vital para los intereses de los patriotas detenerlos. Así, las tropas de Belgrano se instalaron en la ciudad de Tucumán y fueron acogidos y apoyados por sus habitantes. Las tropas se parapetaron tras los muros tucumanos en espera de sus enemigos.

Las tropas realistas avanzaron hacia la ciudad como una unidad mientras eran observados por Belgrano, que dispuso su caballería en dos alas y la infantería en tres unidades. Fue la artillería argentina la encargada de iniciar el combate en oleadas que se intercalaban con las veloces acometidas de la caballería. Con esta estrategia, las tropas del campo de batalla comenzaron a desorganizarse en un caos de fuego, polvo, humo y sangre. El propio Belgrano perdió la orientación e hizo lo posible por reunir a su tropa en el campo central. Tristán observó el repliegue tras los parapetos de la ciudad de sus enemigos y amagó unos intentos de ataque que fueron recibidos con las balas argentinas. Al día siguiente, las tropas de Belgrano trataron de convencer a Tristán para que declarase su rendición, su contingente se encontraba replegado, pero también rodeado de enemigos. Tristán no aceptó la rendición, pero sí emprendió la huida con su ejército mientras recibían los disparos enemigos.

Se calcula que por parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata el combate dejó a 65 muertos y 187 heridos mientras que los realistas sufrieron 453 bajas, unos 500 prisioneros y prácticamente toda su artillería capturada.



Recomendamos

Lo más visto