Antonov ya trabaja en un nuevo AN-225, el mayor avión del mundo que destruyó Rusia
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Antonov ya trabaja en un nuevo AN-225, el mayor avión del mundo que destruyó Rusia

La compañía asegura que los trabajos supondrán un desembolso de 500 millones de euros, aunque el pasado marzo los cifró en 3.000 millones
La destrucción rusa del AN-225 deja al mundo sin el mayor recurso de logística aérea
Antonov AN-225 destruido hace nueve meses en Ucrania. Foto Antonov
|

La compañía aeronáutica ucraniana Antonov ya ha comenzado a diseñar su segundo AN-225 Mriya. La primera unidad de este singular aparato, el avión más grande del mundo, fue destruida por tropas rusas hace nueve meses, al inicio de la invasión que Moscú lanzó contra Kiev. Con esa actuación, se perdió una capacidad logística única para clientes tanto civiles como militares, que contrataban los servicios de esta aeronave capaz de transportar 950 metros cúbicos de volumen y hasta 640 toneladas de carga para realizar envíos del calado de los 14 vehículos MLV Lince españoles que transportó hace siete años en un solo viaje desde la República Centroafricana.

Coincidiendo con el 116 aniversario del nacimiento del fundador de la empresa, el científico y diseñador de aviones Oleg Antonov, la empresa ha anunciado que ya trabaja en una segunda unidad para suplir la ausencia de la primera. 

El presidente de la compañía, Yevhen Havrylov, calcula que el proyecto supondrá un desembolso de 500 millones de euros, aunque reconoce que la cuantía podrá variar notablemente a lo largo de su desarrollo. Una idea de la incertidumbre que todavía rodea a la iniciativa la da las afirmaciones del Havrylov sobre el momento en el que dará información detallada, que se producirá, según ha explicado, “después de la victoria de Ucrania en la guerra”.

La agencia estatal de exportaciones de armamento y equipos militares de Ucrania, Ukroboronprom, emitió un comunicado el domingo 2 de marzo, en el que, tras anunciar la destrucción del “buque insignia de la aviación ucraniana”, precisó que el aparato “será restaurado a expensas del ocupante”, y puso una cifra concreta: “La restauración del avión costará 3.000 millones de dólares y llevará más de cinco años”. Este dato abunda en la idea de que todavía no está nada claro el coste que puede acarrear un proyecto de este tipo, que ahora el máximo responsable de Antonov ha reducido seis veces al tiempo que afirma que puede variar significativamente.

Sobre un posible plazo para tener listo la nueva aeronave, los responsables de Antonov ya no se han aventurado a ofrecer una fecha. Lo que sí ha trascendido es que en los trabajos, que se desarrollan en un lugar secreto, se aprovecharán algunos componentes rescatados de la unidad destruida. 



Recomendamos


Lo más visto