Defensa da la "enhorabuena" a Indra por el contrato del FCAS
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >
Summit 2022

Defensa da la "enhorabuena" a Indra por el contrato del FCAS

Murtra va más allá: “Queremos ser líderes mundiales en Defensa y el FCAS será un punto de inflexión”
Valcarce en seilla summit foto NGP
Autoridades políticas y empresarios en la inauguración del Summit con la Sedef en primer término. Foto: NGP
|

Indra liderará la aportación española al FCAS y además dirigirá el pilar de sensores del programa a nivel europeo. La secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, dio ayer la "enhorabuena" al gigante tecnológico español durante la inauguración del Space & Defense Industry Sevilla Summit 2022. El acuerdo político del programa se rubricó el pasado viernes entre España, Alemania y Francia y, según se desprende de las palabras de la Sedef, la firma de la segunda parte, el contrato propiamente dicho, es inminente y faborable a la empresa española. También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que entró en vídeo durante la inauguración del Summit, habló de la inmediatez de la firma del contrato, del que dijo que está "en los momentos finales". En prrincipio, y si todo sale según lo previsto, el contrato se firmará antes de dos semanas.

El FCAS no solo fue protagonista de la iniaguración del evento, el consejero delegado de la tecnológica, Ignacio Mataix, también habló del futuro caza europeo durante su intervención en una de las mesa redondas del ciclo de conferencias y lo hizo para elogiar la labor del Gobierno por su papel en la firma del pasado viernes, donde España ha conseguido “tener igualdad de participación con Francia y Alemania, lo que supone un paso fundamental”. El paso al que se refiere Mataix es que “España estará en los centros de decisión donde se discuten las tecnologías que se van a desarrollar y cómo las vamos a compartir”. Y ahí Indra no solo coordinará la parte española del proyecto, sino que liderará toda el área de sensores del FCAS. Respecto a la firma de la parte industrial pura y dura, los denominados demostradores, Mataix reconició que la negociación está en sus "momentos finales", si bien no lo dio directamente por sentado como hizo la Sedef con su felicitación.

Un ejemplo de empresa para el sector

La Sedef usó a Indra como ejemplo en su discurso, en el que no sólo garantizó el apoyo del Gobierno a la industria de Defensa, sino que habló del interés del Ejecutivo en “potenciar las capacidades y activos del sector”, y sentenció: “No hay bienestar sin seguridad”.

La única manera de conseguir esa seguridad, según la Sedef, es contar con “medios avanzados que permitan tomar decisiones de forma ágil, anticipándose a la situación”. Y aquí entre en juego la I+D+i en la que Indra destaca. “Debemos aprovechar tanto las capacidades y recursos propios del Ministerio como las oportunidades a las que se pueda acceder a través de la cooperación internacional”, destacó. Y, para la Sedef esto es lo que está haciendo Indra con programas como el FCAS.

El presidente de Indra, Marc Murtra, se expresó en similares términos en lo que a visión general del sector se refiere. “Solo con una industria tecnológica propia podemos preservar nuestra soberanía y optar a ocupar un lugar en el marco europeo”, afirmó. El presidente de Indra tiene claro que ahora es el momento: “Amplias capas de población, tras una relativa paz han descubierto que sin seguridad no hay democracia, no hay colegios, no hay derechos humanos, no hay libertades, no hay empresas, no hay nada…”. Este escenario, que calificó de lleno de “riesgos e incertidumbres”, ha acelerado según el industrial las dinámicas geoestratégicas preexistentes encaminando al sector hacia un concepto de seguridad supranacional, europeo. Y puso ejemplos: “Incluso países con históricas políticas de neutralidad como Suecia o Finlandia ven que estamos en momento de la integración europea de Defensa y de un incremento necesario del presupuesto”.

Según Murtra, en este concepto de Defensa europea, España está preparada para hacer su parte. “La industria española es netamente exportadora, lo que habla de su capacidad, estamos en condiciones de tener un papel central”, aseguró, y añadió que esa situación facilitará “una evolución de nuestra economía hacia un modelo tecnológico de más productividad”.

Mataix coincidió con su jefe al remarcar que el FCAS “es un programa que sostendrá el desarrollo tecnológico de la siguiente generación”. Según Mataix, una de las grandes ventajas del FCAS es que “es un programa a largo plazo”, lo que garantiza la estabilidad necesaria para poder llevar a cabo el desarrollo tecnológico necesario. Para Mataix, todo está relacionado, la estabilidad presupuestaria ligada a un programa a largo plazo permite que los equipos humanos trabajen tranquilos y desarrollen todo su potencial, y eso se traduce en innovación.

FCAS, un antes y un después para ser un referente global

Para Murtra, el FCAS supondrá un antes y un después. El objetivo de la empresa que dirige, según anunció en Sevilla, es convertirse en líder mundial en el mercado de Defensa, y puso el FCAS como punto de inflexión para conseguir el salto tecnológico necesario con el que lograrlo. Según contó Murtra, “el pasado viernes se firmó el acuerdo industrial para el futuro FCAS, en el que Indra será el líder del pilar de sensores”.

El presidente de Indra otorgó a este programa un valor igual o superior al que supuso el Eurofighter en los años 80, un programa gracias al cual Indra en particular y la industria española en general vivió un salto tecnológico sin precedentes. Según Murtra, “el FCAS será el equivalente o tendrá un impacto superior al que tuvo el Eurofighter en su momento”.



Recomendamos


Lo más visto