menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

El contrato incluye la opción de un segundo buque

Navantia San Fernando comenzará a construir el patrullero de Marruecos en 2022


Navantia construirá un patrullero de altura para la Marina Real de Marruecos


12/01/2021 | Madrid

B. Carrasco

Las instalaciones de Navantia en San Fernando (Cádiz) comenzarán a construir el próximo año el patrullero adquirido por la Marina Real de Marruecos, de acuerdo con el calendario previsto por el astillero público en la actualidad.

El contrato, anunciado la semana pasada, pondrá el foco en los próximos meses en la fase de diseño. En esta primera etapa, un equipo de ingenieros de Navantia trabajará a fondo en los requisitos y adaptaciones solicitadas con responsables de la Armada marroquí.

A falta de conocer más detalles sobre las características técnicas, el buque estará basado en la familia Avante de Navantia. Por el momento, solo ha trascendido que el patrullero será muy parecido a los Buques de Vigilancia del Litoral (BVL), construidos para la Armada venezolana a principios de este siglo, también en el astillero de San Fernando.

Estos patrulleros venezolanos fueron diseñados, en concreto, a partir de la clase Avante 1400 y presentan las siguientes características: desplazamiento 1.740 toneladas a plena carga; 79,9 m de eslora, 11,50 m de manga y 3,70 m de calado. Son impulsados por dos plantas diésel MTU serie 1163, que les permiten alcanzar una velocidad máxima de 22 nudos. Su autonomía es 4.000 mn a una velocidad de 16 nudos. La dotación la conforman 44 efectivos.

Este tipo de embarcaciones están preparadas para realizar diversas operaciones de litoral: protección y vigilancia; control del tráfico marítimo; apoyo logístico mediante provisiones y personal; operaciones de búsqueda y rescate; interdicción marítima; defensa en superficie y guerra electrónica pasiva.

Astillero de San Fernando

 

Las instalaciones de San Fernando, ubicadas junto al Arsenal de la Carraca, se encuentran inmersas en estos momentos en el programa de las corbetas para Arabia Saudí. El astillero botó el año pasado los dos primeros buques y espera poner en el agua a lo largo de este año los tres restantes, en diferentes fases de construcción actualmente.

El proyecto del patrullero marroquí mantendrá la carga de trabajo en unos talleres en los que la actividad decaerá conforme avance este 2021, y se beneficiará también de toda la cadena de producción y de los procesos implantadas para la construcción de las corbetas saudíes.

Opción de un segundo patrullero

 

El contrato con Marruecos abre la puerta además a continuar la serie con un segundo patrullero para la Marina de este país. “El proyecto ha contado con el apoyo institucional del Gobierno y su éxito abre la puerta a la contratación de otras unidades similares, lo que implicaría más horas de trabajo y más empleo para la industria naval”, explica Navantia.

No es la primera vez que el constructor naval español cierra un contrato con Marruecos. La antigua Empresa Nacional Bazán -hoy Navantia- entregó en 1982 la corbeta Teniente Coronel Errahmani (F-501) para la Marina Real marroquí. El patrullero de altura, en servicio desde 1983, fue construido en las instalaciones de Ferrol y forma parte de la clase Descubierta. A principios de esa década, Bazán construyó en San Fernando (Cádiz) otros cuatro patrulleros de la clase Lagaza para la Armada marroquí que también continúan activos. 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje