menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Desarrollo de las Empresas de Defensa de Chile

Asmar, Famae, Enaer y DTS logran la validación de sus ventiladores mecánicos

Ceremonia de presentación de los dos ventiladores mecánicos. Foto: Ministerio de Defensa

Ceremonia de presentación de los dos ventiladores mecánicos. Foto: Ministerio de Defensa

22/07/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

El Ministerio de Defensa Nacional presentó ayer los dos prototipos de ventilación mecánica de emergencia desarrollados por las Empresas Estratégicas de Defensa (EED) de Chile que lograron de forma exitosa la validación técnica en miras a entrar a la producción en serie.

En dependencias del Ministerio de Defensa, los ministros de Defensa, Alberto Espina; de Salud, Enrique Paris; y el de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, felicitaron a los desarrolladores de los primeros equipos de ventilación en superar con éxito el proceso de validación técnica de la iniciativa Un Respiro para Chile, la que impulsó la fabricación local de estos equipos para apoyar el combate a la pandemia.

El subsecretario de Defensa, Cristian de la Maza dijo que "las Empresas de Defensa: Fábricas y Maestranzas del Ejército (Famae), Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), Empresa Nacional de Aeronáutica (Enaer) y su filial Desarrollo de Tecnologías y Sistemas (DTS) en conjunto con universidades, reaccionaron al desafío, colocando toda su experiencia, capacidad de ingeniería y producción para generar productos innovadores entre los que destacan los ventiladores mecánicos que presentamos hoy. El primero de estos desarrollos corresponde al proyecto Neyün que gracias al trabajo coordinado de Famae, Enaer y DTS logró construir en 36 días un ventilador".

Agregó que "el proyecto Aparato de Asistencia Ventilatoria fue desarrollado en un trabajo coloborativo entre Asmar y la Universidad de Concepción, basado en el accionamiento mecánico de un resucitador de rescate tipo Ambu".

En relación a la coordinación de la iniciativa Un Respiro para Chile, el ministro Couve destacó que “el esfuerzo y el logro para fortalecer nuestro sistema de salud, donde también podemos contribuir en América Latina gracias a un proceso de innovación que como país llevamos preparando hace muchos años y que tuvimos que llevar a la práctica en un corto tiempo. En ese sentido, recorrimos un camino y formamos vínculos que no existían, donde empresas asociadas a las Fuerzas Armadas, universidades, sociedades científicas y el sector privado, generaron una comunidad que trabajó por un objetivo común y en base a la confianza. Eso va a quedar como una capacidad instalada en el país”.

El ministro Paris señaló que "Chile tenga este avance tan significativo con el desarrollo de estos equipos, significa que estamos en una etapa de innovación y de reconocimiento del trabajo que se hace en regiones, de nuestros científicos, empresas y universidades".

Por su parte, el ministro Espina destacó que "cuando las Fuerzas Armadas comenzaron este proyecto, vinieron al Ministerio de Defensa a través de sus empresas y nos plantearon que iban a hacer este desafío. Nos dijeron en el caso de Famae, Enaer y DTS que lo iban a hacer con apoyo de médicos de la Universidad de Chile y la Universidad Católica, y en el caso de Asmar, que iban a estar asociados con la Universidad de Concepción. Nosotros les dijimos que lo sacaran adelante con responsabilidad, y logramos hacer algo inédito en nuestro país. Un desarrollo tecnológico que hoy nos permite contar con dos prototipos de ventiladores mecánicos fabricados en Chile, materializados gracias al trabajo en equipo".

El origen

 

El primer caso de Covid-19 en Chile se detectó el 3 de marzo y apenas 10 días después, el 13 de marzo, se comenzaron a analizar algunas ideas en las empresas de las FFAA. A los pocos días ya se estaba trabajando en prototipos.

El 11 de abril, Socialab, Sofofa Hub y BID, en apoyo al Ministerio de Ciencia y el Ministerio de Economía, abrieron una convocatoria a través de la plataforma Un Respiro para Chile. El 17 de abril se cerró la postulación con 35 proyectos y el 20 de abril se entregaron los cinco proyectos preseleccionados, de los cuales los únicos que han sido validados con éxito son los de Asmar-Universidad de Concepción y el de Enaer-DTS-Famae.

El programa Neyün

 

El 16 de marzo se iniciaron los contactos de Famae con Enaer y DTS para desarrollar un ventilador mecánico para responder a una posible sobredemanda. El 20 de marzo se inició el trabajo del prototipo 0 que estuvo listo el 25 de marzo. El prototipo 1, con sus posteriores mejoras, se terminó de fabricar el 2 de abril. El 3 de abril, un mes desde que el virus se detectó en Chile, nació el programa Neyün, que tiene 3 componentes:

1.-Neyün Recuperación: Su objetivo es recuperar ventiladores mecánicos del sistema público de salud dados de baja. Se recopilaron 39 ventiladores de los cuales 14 fueron reparados y entregados al Minsal (Hospital Metropolitano y Hospital Sótero del Río), otros tres están en fase de pruebas para ser entregados. Hay otros tres en reparación, 11 a la espera de repuestos y ocho que no son reparables. Adicionalmente, empresas y personas donaron otros diez equipos de los cuales dos están reparados para ser entregados al Minsal.

2.-Neyün Split: Desarrollo de un sistema que permite ventilar en forma segura a dos pacientes con un ventilador mecánico o máquina de anestesia. Este proyecto está por iniciar las pruebas finales de la fase dos que considera dos pacientes conectados en forma simultánea. La versión final de Neyün Split considera una unidad de monitoreo y alarmas, que permite visualizar a ambos pacientes con los mismos parámetros de un ventilador mecánico.

3.-Neyün Ventilador: Desarrollo de un ventilador mecánico en Chile. Inicialmente se trabajó en un modelo basado en un Ambu, pero luego se trabajó en dos nuevas líneas: una en base a fuelle y otra en base a un pistón. En apenas 36 días se construyó el modelo Neyün F, basado en fuelle. El 17 de junio se realizaron las pruebas preclínicas y un mes despues, el 17 de julio, se recibió la aprobación de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi) y el Consejo Multidisciplinario de Facilitación de Gestión Crisis Covid-19 (Cmfcc). Para el escalamiento, se considera la fabricación del ventilador basado en fuelle. La capacidad de producción es de 45 equipos mensuales, durante los primeros dos meses, posteriormente se puede disponer de una capacidad de producción de 60 mensuales.

El director ejecutivo de Enaer de la Fuerza Aérea de Chile, Henry Cleveland, mencionó que “Neyün es un ventilador muy estable. Es verdad que está disminuyendo la demanda de camas UCI, pero tenemos que estar preparados. Ya hemos visto en otros países que ha llegado una segunda ola, ojalá que eso no ocurra en Chile”.

El proyecto Aparato de Asistencia Ventilatoria

 

Desarrollado por Asmar, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción y el Departamento de Anestesiología del Hospital Naval de Talcahuano, el prototipo de Aparato de Asistencia Ventilatoria se basa en el modelo liberado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT), adaptado y mejorado por cerca de 30 profesionales y técnicos.

Se ocupa como terapia de puente para dar una asistencia a pacientes cuando no se disponga de ventiladores convencionales de alta gama. El principio básico de la arquitectura del prototipo se basa en el accionamiento mecánico de un resucitador de rescate tipo Ambu, que provee aire u oxígeno filtrado hacia la vía de inhalación de un paciente. En la fase de escalamiento, la capacidad de construcción que se proyecta alcanzaría entre 20 a 25 respiradores semanales.

El director de Asmar, contraalmirante Luis Kohler, manifestó que “de la misma forma que lo hicimos en el pasado, al construir la cápsula Fénix, que permitió el rescate de los 33 mineros en 2010, hoy en un trabajo colaborativo con la Universidad de Concepción y el Hospital Naval de Talcahuano en representación de la Armada, generamos una solución conjunta que provee asistencia ventilatoria a pacientes críticos por Covid-19, primer prototipo de ventilador mecánico nacional validado para su uso en Chile”.

Fase de escalamiento


Para avanzar en el proceso de fabricación y escalamiento, estos proyectos han sido apoyados por el Fondo SiEmpre y Corfo que apoyarán ambos desarrollos. Además, el ventilador desarrollado por Asmar y la Universidad de Concepción también recibe apoyo de las filiales del Grupo ISA en Chile.

Respecto al financiamiento otorgado en esta etapa, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, explicó que “desde Corfo, de forma temprana, lanzamos esta convocatoria para incentivar la producción local de ventiladores mecánicos ante la emergencia sanitaria que estamos viviendo, fomentando con ello la innovación y emprendimiento nacional. Hemos logrado articular un esfuerzo público-privado que ha sido clave para enfrentar esta crisis, y que hoy financiará el escalamiento de estas iniciativas que son una demostración de que podemos generar soluciones de alto nivel desde Chile”.

Fotos 1 y 2: Ministerio de Ciencia. Fotos 3, 4 y 5: Ministerio de Defensa.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje