menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Desarrollo de una unidad adicional a los pods subalares

Airbus certifica el repostaje en vuelo desde la bodega del A400M

Repostaje de un F-18 desde el CHT de un A400M. Foto: Airbus

Repostaje de un F-18 desde el CHT de un A400M. Foto: Airbus

22/02/2019 | Madrid

Infodefensa.com

El avión de transporte militar A400M ya tiene certificada su capacidad de suministrar combustible en vuelo desde un tercer punto, adicional a los dos pods subalares. Su fabricante, Airbus, ha completado las pruebas de certificación de los tanques de carga CHT (siglas de la expresión en inglés Cargo Hold Tanks), unas unidades que se emplazan en la bodega del aparato para incrementar su capacidad de repostaje, tanto por volumen de combustible como por el emplazamiento de un tercer punto de toma.

Con este avance, el A400M da “un nuevo paso hacia la certificación completa de la aeronave para operaciones de repostaje aire-aire como tanquero”, informa el fabricante.

La campaña de ensayos para este hito, realizada junto con el Centro de Pruebas de la Fuerza Aérea Española (CLAEX), incluyó nueve vuelos en los que se dispensaron 90 toneladas de combustible a los aviones receptores, en este caso cazas F-18 de la Fuerza Aérea Española y a otro prototipo del A400M, que cumplió el papel de receptor pesado.

La campaña de prueba incluyó el desarrollo y la certificación de los CHT con el software más reciente del denominado sistema de gestión de cantidad de combustible, que se certificará en 2019. También contempló la mejora del sistema de visión nocturna para el reabastecimiento de combustible y pruebas preliminares de las capacidades de reabastecimiento aéreo de helicópteros, que es uno de los desarrollos más valiosos que el A400M está pendiente de incluir.

Más de 10.000 horas de ensayos en el aire

 

A lo largo de las más de 10.000 horas de ensayo en el aire que ya acumula, el A400M ha demostrado capacidades como las de despegar y aterrizar en pistas o franjas de arena, hierba y grava; el lanzamiento de diferentes contenedores empleados habitualmente en operaciones militares y humanitarias; el lanzamiento de paracaidistas a través de sus puertas laterales y desde la rampa de carga trasera, y el repostaje en vuelo simultáneo de dos cazas o un avión de gran tamaño, como otro A400M.

En reabastecimiento en vuelo también destacan entre los hitos del avión las pruebas con las que se validaron la capacidad de repostar seis cazas F-18 durante una misión de despliegue típica, en la que se transfirieron 11.4 toneladas de combustible en total a aviones del Ejército del Aire español.

En su interior dispone de una bodega de 18 metros de largo, cuatro metros de ancho y cuatro metros de altura, en la que es capaz de transportar hasta 37 toneladas de carga. Este espacio le permite trasladar material como un helicóptero NH90 o un CH-47 Chinook, o bien dos vehículos blindados, o una lancha de rescate, o un contingente de 116 soldados, incluidos paracaidistas, totalmente equipados.

El A400M es el resultado de un programa multinacional iniciado hace dieciséis años por Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia (retirada del proyecto posteriormente), Luxemburgo, Reino Unido y Turquía con el propósito de satisfacer sus necesidades de transporte aéreo y de reabastecimiento de combustible con un avión de transporte militar de largo alcance.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje