menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Una filial de Leonardo ya forma parte del programa

Italia valora entrar en el caza británico Tempest y unirlo después al FCAS

El Secretario de Estado de Defensa británico, Gavin Williamson, ante una maqueta del Tempest. Foto: @GavinWilliamso/Twitter

El Secretario de Estado de Defensa británico, Gavin Williamson, ante una maqueta del Tempest. Foto: @GavinWilliamso/Twitter

27/03/2019 | Roma

Infodefensa.com

Europa ha iniciado dos programas para desarrollar sus futuros aviones de combate: el FCAS franco-alemán, al que se acaba de sumar España, y el Tempest británico. Italia se está moviendo para acabar, en dos pasos clave, formando parte de ambos. El director de la división de electrónica de Leonardo, Norman Bone, reveló a mediados de mes, durante la presentación de los resultados de la empresa, las preferencias de la compañía por “una colaboración a largo plazo en el Tempest que incluyese a Italia”. El consejero delegado del grupo italiano, Alessandro Profumo, recordó también entonces que en su empresa ya “estamos trabajando con los británicos en el programa Tempest”, del que su filial en Reino Unido es socia del Ministerio de Defensa de ese país en el proyecto. El programa, añadió, “se abrirá a la participación de otros países. Espero que converja con Francia y Alemania”, que desarrollan el FCAS, al que España se asoció el pasado febrero en igualdad de condiciones.

En este planeamiento el responsable de Leonardo coincide con el think tank (laboratorio de ideas) romano IAI, que aboga por sumar Italia al programa Tempest cuanto antes y presionar después desde dentro para que se combine con el FCAS. La fusión de ambos proyectos es una idea que distintos expertos ya han estado vaticinando que acabará ocurriendo. De no ser así, Europa repetirá su fórmula actual de desarrollo de varios aviones de combate que compiten entre sí (Eurofighter, Rafale y Gripen), lo que dificulta su competitividad frente a otros modelos, principalmente norteamericanos, y desaprovecha las sinergias que una unión de mayor entidad podría brindar.

De momento las autoridades italianas no han respondido a las expectativas puestas sobre la mesa por Leonardo y el laboratorio de ideas IAI. Otros potenciales socios del esfuerzo británico por obtener un nuevo avión de combate, que previsiblemente podría comenzar a operar a mediado de la década de 2030, son Suecia y Países Bajos, según recoge Defense News.

Roma debe elegir pronto

 

De momento, de acuerdo con los expertos de IAI, “Italia tendrá que elegir pronto una de las dos partes, y una decisión a tiempo es clave para que Roma pueda influir en los pasos iniciales cruciales de un proyecto cooperativo con el FCAS”.

La alianza inicial con el programa Tempest, señalada en esta estrategia, se debe en gran medida a que Italia ya se ha asociado con Reino Unido en los programas de cazas Tornado, Eurofighter y F-35, de los que también forman parte otros países. De este modo, el papel de Roma en el Tempest podría ser del calado suficiente como para que lograse una posición clave si se acaba fusionando con el FCAS.El think tank transalpino no cree que algo similar pudiera darse si su país inicia su estrategia adhiriéndose al programa iniciado por Francia y Alemania, porque en ese caso sería el socio más débil y, en una posible posterior unión con el proyecto británico debería sacrificar parte de sus intereses para dejar paso a Londres.

Otro laboratorio de ideas italiano, el denominado Centro de Estudios Internacionales, también aboga por sumar a su país al programa de avión de combate Tempest.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje