menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Anuncio previsto para mediados de mes en Air Tatoo

Suecia se suma al programa de caza de 6ª generación británico Tempest

Presentación de una maqueta del Tempest en una feria del sector. Foto: Ministerio Defensa Británico

Presentación de una maqueta del Tempest en una feria del sector. Foto: Ministerio Defensa Británico

09/07/2019 | Londres

Infodefensa.com

Menos de un mes después de que España se haya sumado oficialmente al proyecto de Futuro Avión de Combate Europeo (FCAS), del que ya formaban parte Francia y Alemania, al otro gran proyecto europeo de desarrollo de un caza de sexta generación, el Tempest británico, también le ha salido un nuevo socio. Suecia se va a sumar a esta última iniciativa oficialmente durante la exhibición aeronáutica Royal International Air Tatoo (RIAT), que tendrá lugar en la base aérea británica de Fairford, en el condado inglés de Goucestershire, a partir del 19 de julio.

La publicación Defense News recoge desde Londres que, si no hay contratiempos, se producirá este movimiento que implicará tanto a los gobiernos como a las industrias de ambos países. Suecia es la nación de la compañía Saab, desarrolladora y fabricante de los cazas Gripen. La publicación recuerda que el gobierno conservador de Reino Unido se comprometió a dotar con 2.000 millones de libras las primeras etapas de este proyecto que implica a las firmas BAE Systems, Rolls-Royce, MBDA y la filial británica de la firma italiana Leonardo.

La llegada sueca resulta vital para un programa del que sus artífices siempre han apuntado que sólo será posible con la participación de socios extranjeros que aporten dinero, tecnología y mercado. En este punto, la capacidad de Saab para “construir aviones de combate a un coste que un país como Suecia puede pagar” ha sido destacada por Doug Barrie, analista principal de aeronáutica internacional del comité de investigación del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres.

Amenaza rusa

 

Este especialista señala la amenaza Rusa como un acicate para que las autoridades suecas contemplen incrementar sus requisitos de capacidades para el año 2040 “y decidan que necesitan algo mucho más grande que el Gripen”. Además de Suecia, Reino Unido contempla a Japón, Turquía e Italia como socios potenciales de este proyecto que pretende poner en vuelo su primer avión en 2035. De hecho, el director del organismo británico de exportaciones de defensa y seguridad, Mark Goldsack, afirmó durante el pasado salón aeronáutico Paris Air Show, en junio, que ya han mantenido contacto con al menos una docena de países sobre la posibilidad de que entren a formar parte del Tempest.

Posible unión con el FCAS

 

El director de la división de electrónica de Leonardo, Norman Bone, reveló el pasado marzo las preferencias de la compañía por “una colaboración a largo plazo en el Tempest que incluyese a Italia”. El consejero delegado del grupo italiano, Alessandro Profumo, recordó también entonces que en su empresa ya se estaba “trabajando con los” en esta iniciativa, del que su filial en Reino Unido es socia del Ministerio de Defensa en el proyecto, como se ha señalado.

La estrategia de Leonardo revelada entonces pasa por confiar en que el programa británico acabe por converger con el desarrollo FCAS. Este planteamiento coincide con el del think tank (laboratorio de ideas) romano IAI, que aboga por sumar Italia al programa Tempest cuanto antes y que pueda presionar de este modo después desde dentro para que se combine con el FCAS.

La fusión de ambos proyectos es una idea que distintos expertos ya han estado vaticinando que acabará ocurriendo. De no ser así, Europa repetirá su fórmula actual de desarrollo de varios aviones de combate que compiten entre sí (Eurofighter, Rafale y Gripen), lo que dificulta su competitividad frente a otros modelos, principalmente norteamericanos, y desaprovecha las sinergias que una unión de mayor entidad podría brindar.

Hace ahora dos años, BAE Systems adelantó que ya contaba con un proyecto de un avión de combate de última generación en colaboración con Turquía, como recogió entonces Infodefensa.com. Aquella revelación llegó apenas unos días después de que los máximos mandatarios de Francia y Alemania, Emmanuel Macron y Angela Merkel anunciase el desarrollo conjunto de un avión de combate, en referencia al citado FCAS.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje