El submarino Carrera de la Armada de Chile entrena con helicópteros MH-60R de EEUU
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

El submarino Carrera de la Armada de Chile entrena con helicópteros MH-60R de EEUU

Helicóptero MH-60R sobrevolando el submarino chileno. Foto: Armada de Estados Unidos
|

El submarino SS-22 General Carrera de la Armada de Chile y dos Sikorsky MH-60R del Escuadrón de Helicópteros de Ataque Marítimo (HSM) 41 Seahawks de la Armada de Estados Unidos realizaron el 16 de agosto un ejercicio de elevación (Hoistex) en el área de San Diego, California.

La actividad de entrenamiento forma parte de un ejercicio programado de guerra antisubmarina y se desarrolló en el marco de la participación del submarino de la clase Scorpéne en el programa de cooperación DESI (Diesel Electric Submarine Initiative) organizado por la Marina de Estados Unidos.

DESI fue establecido por la Armada de Estados Unidos en 2001 con el propósito de mejorar las capacidades y técnicas de lucha de las unidades navales y aéreas de ese país norteamericano frente a submarinos de propulsión convencional. La Marina de Chile se integró a este programa de cooperación en 2007 y a la fecha ha efectuado un total de ocho despliegues.

El SS-22 General Carrera, como publicó Infodefensa.com, arribó a la base naval Point Loma de San Diego el jueves 2 de julio para efectuar una serie de ejercicios en los que pondrá a prueba las capacidades de detección y lucha antisubmarina de buques y aeronaves del país anfitrión, a través del empleo de diversas tácticas y tecnología avanzada.

El submarino chileno interoperará por más de cinco meses con la Armada de Estados Unidos y participará además en el ejercicio de búsqueda y rescate submarino Chilemar que permitirá comprobar el nivel de respuesta y la capacidad para enfrentar situaciones de emergencias bajo el mar.

SS-22 General Carrera


El SS-22 General Carrera es uno de los dos submarinos diesel-eléctricos de la clase Scorpéne de la Armada de Chile. Estas unidades, diseñadas y construidas por Naval Group de Francia, desarrollan misiones de guerra antisubmarina, antisuperficie y operaciones especiales y se caracterizan por su furtividad, persistencia en operaciones y potencia de fuego.

El contrato de construcción del SS-22 General Carrera y su gemelo, SS-23 General O´Higgins, fue suscrito el 17 de diciembre de 1997. La compra permitió a la institución reemplazar a los submarinos del tipo Oberon SS-22 O´Brien y SS-23 Hyatt que prestaron servicios por más de dos décadas.

Las unidades de la clase Scorpène tienen 66,4 metros de eslora, 8 metros de manga total incluyendo hidroplanos, 16,4 metros de puntal total y 5,4 metros de calado medio. Desplazan 1.711 toneladas sumergidos, una velocidad de 21 nudos bajo el mar y una autonomía de 6.500 millas náuticas a 8 nudos en superficie.

Poseen seis tubos lanzatorpedos de 533 mm capaces de disparar torpedos pesados, misiles o sembrar minas. Pueden transportar un máximo de 18 torpedos o misiles o bien 30 minas. Disponen de torpedos Black Shark Advanced de Leonardo, SUT Mod 1 de Atlas Elektronic y misiles antibuque Exocet SM-39 de MBDA.

El SS-23 General O´Higgins recibió en las instalaciones de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) en Talcahuano el primer programa mundial de recuperación integral de submarinos de la clase Scorpène. La unidad incorporó, además, un novedoso disipador de calor en la vela para reducir la firma térmica generada por los gases de escape dificultando de esta manera las tareas de detección de sensores térmicos embarcados en aeronaves.



Recomendamos