Valmte. Martínez: "Los ingenieros estamos considerados un recurso crítico en la Armada" (1)
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Valmte. Martínez: "Los ingenieros estamos considerados un recurso crítico en la Armada" (1)

|

El vicealmirante Manuel Martínez Ruiz es el director de Ingeniería y Construcciones Navales de la Armada. Con motivo del 250 aniversario del Cuerpo de Ingenieros de la Armada, Infodefensa.com ha tenido la oportunidad de charlar con él para profundizar en la historia de este cuerpo, el trabajo que realiza y los retos que tiene por delante. 

El cuerpo de Ingenieros de la Armada está de aniversario, acaba de cumplir 250 años

El Cuerpo de Ingenieros de la Armada, denominado Cuerpo de Ingenieros de Marina en sus orígenes, se creó en un momento de transformación, en el Siglo XVIII, también denominado siglo de Oro de la Construcción Naval y dentro del movimiento de la Ilustración. En los buques se pasó de una construcción artesanal, basada en el conocimiento de maestros y artesanos en astilleros y talleres, a aplicar el método científico y avanzar en la industrialización de la construcción naval. La creación del Cuerpo de Ingenieros supuso una revolución en la construcción naval, y, sobre todo, sirvió para cambiar el modelo, pasando a emplear una metodología basada en la ciencia, las matemáticas, la física y demás disciplinas afines. La ordenanza de Carlos III por la que se crea el Cuerpo en 1770, establece que los ingenieros “se distribuirán en los departamentos y astilleros de Europa y América según las urgencias y el número de bajeles que hubiera que carenar y construir, edificios hidráulicos y civiles que fabricar, y reconocimiento de montes que convenga hacer”. En este siglo XVIII cabe destacar también el papel de Jorge Juan, científico ilustrado donde los haya, que trajo a España arquitectos navales y maestros de Inglaterra para enriquecer el conocimiento en el campo de la construcción naval.

¿Cómo es hoy este cuerpo?

Inicialmente, el Cuerpo eran unos 30 oficiales o cadetes, y ahora somos cerca de 300 oficiales ingenieros de distintas especialidades y escalas. Estamos considerados un recurso crítico en la Armada. Hemos hecho análisis internos y para cubrir las necesidades en los complejos sistemas de armas de una Armada tan tecnificada como la actual, y, sobre todo, la futura, debido a la entrada en servicio de nuevos sistemas de armas, deberíamos ser unos 350 ingenieros, aunque en el escenario actual entiendo las limitaciones de personal en todos los ámbitos y lo que haremos será intentar optimizar el recurso de personal al máximo. Ahora están incorporándose a la Armada ingenieros jóvenes y muy bien preparados, provenientes del Cuerpo General de la Armada después de superar un máster en ingeniería o directamente de la universidad, por lo que podemos decir que hay una muy buena cantera. Los miembros del Cuerpo de Ingenieros de la Armada también ocupamos destinos fuera de su estructura, en otros organismos del Ministerio de Defensa, como la Dirección General de Armamento y Material, la Dirección General de Infraestructura, organismos de Aseguramiento de la Calidad, Estado Mayor Armada, CESTIC y en diferentes organismos internacionales.

¿Qué funciones desempeña el Cuerpo de Ingenieros de la Armada?

El Cuerpo de Ingenieros realiza funciones de distinta índole, todos asociados a los sistemas complejos que tiene la Armada. Por ejemplo, asesora en la identificación de requisitos para las nuevas construcciones o adquisiciones, es responsable de la ingeniería y el ciclo de vida de los sistemas que están en servicio y actúa en otros aspectos como ingeniería de sistemas, certificación de estos sistemas, etc... También tenemos responsabilidades en infraestructura, algo extremadamente importante para los sistemas de armas e instalaciones de la Armada. El de Ingenieros es un cuerpo multidisciplinar donde hay ingenieros navales, telecomunicación, aeronáuticos, de armas navales, industriales, caminos, arquitectos, etc…

¿Qué retos tiene por delante el cuerpo?

En una sociedad compleja y con unas nuevas tecnologías desbordantes en todos los aspectos existen retos como la digitalización, la gestión de tecnologías disruptivas, la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente o los objetivos 2030. En este sentido, la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada está haciendo un esfuerzo notable, especialmente para hacer más sostenibles las infraestructuras. En general, los retos están relacionados con ser capaces de adaptarse a las necesidades de unas fuerzas armadas modernas y muy tecnificadas, manteniendo el espíritu de rigor e innovación de nuestros antecesores. Para ello, les sugiero leer mi artículo publicado en la RGM en el número Monográfico de verano de 2020 donde expreso mi visión del Cuerpo.

¿Cómo las nuevas tecnologías están cambiando el diseño y la construcción naval?

Esta es una pregunta más dirigida a la industria que tiene que aprovechar esas tecnologías posibilitadoras para ser más competitiva. En todo caso, en la Armada creemos en la necesidad de una modernización de la industria a través de iniciativas para ser más eficiente, por ejemplo, en términos de producción. Creo que es un paso muy importante la modernización de los astilleros, avanzando hacia el astillero 4.0, y que la industria auxiliar también lo haga. El gemelo digital, por ejemplo, es un tema muy importante. El contrato de la fragata F110 incluye un gemelo digital que permitirá optimizar el sostenimiento y operación de las unidades, y utilizar tecnologías como la inteligencia artificial en la toma de decisiones. Esto a la industria le puede servir para mejorar sus productos y ser más competitiva de cara a la exportación. Uno de nuestros objetivos es que haya una industria de defensa potente que permita la autonomía tecnológica y proporcione a las FFAA una ventaja operacional, y que también sea capaz de autosostenerse y ser competitiva en mercados internacionales. Creemos que eso redundará en una mejora de las capacidades tanto de la Armada como de la industria nacional.

¿Qué aportarán las nuevas tecnologías al sostenimiento de la Armada?

La Armada ha elaborado un plan de Transformación Digital, firmado por el AJEMA y alineado con el Ministerio de Defensa, para mejorar la productividad y ser más eficientes. En el caso de los ingenieros, el gemelo digital generará una serie de datos de operación en tiempo real que tras un análisis pormenorizado, ayudará a realizar un mantenimiento predictivo preciso y fiable, es decir, tendremos conocimiento de los posibles fallos en los equipos y sistemas de las unidades, antes de que éstas tengan los problemas. Ya hay dos programas de la Dirección de Sostenimiento que van por este camino, Atavia y Soprene. El objetivo es optimizar los algoritmos de análisis de datos y evaluar la información realmente necesaria. El mantenimiento predictivo será fundamental para ahorrar costes y evitar fallos catastróficos. En el gemelo digital hablamos de modelos funcionales que se realimentan del uso operativo y van enriqueciéndose con situaciones reales. Al final hacemos que aprendan mediante el 'machine learning' o la inteligencia artificial. El camino es largo y este futuro lo estamos construyendo con el apoyo de la industria. Otro ejemplo es utilizar el 'blockchain' para garantizar el aprovisionamiento de los sistemas de armas (suministros de repuestos y material). Relacionado con la digitalización está la cuestión de la propiedad del dato. Hay iniciativas muy importantes en el Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC) para proporcionar un modelo de referencia. Es decir, las tecnologías facilitan la logística y en este sentido el AJEMA firmó el concepto del Apoyo Logístico, que define el denominado Apoyo Logístico 4.0.

En el siglo XVIII se produjo un cambio de paradigma en la construcción naval, ¿la digitalización implicará otro cambio similar?

En el siglo XVIII, el cambio de paradigma implicó que la construcción se trasladó a los arsenales, con toda la industrialización que ello suponía. Además, se generalizó la aplicación del método científico en la construcción y ello en un contexto de creación de un Cuerpo facultativo. En el siglo XXI, el nuevo cambio de paradigma pasa por la digitalización de la industria naval, la aplicación de la ingeniería de sistemas basada en modelos y la persecución de una mayor eficiencia energética y sostenibilidad. Por ello, estamos en un paralelismo histórico muy interesante. Podemos decir que el 'Montañés' o el 'Santísima Trinidad', que fueron unos de los mejores navíos de línea del siglo XVIII, serán en el siglo XXI las fragatas F-110 o el submarino S-80. Ambos casos tienen en común la transformación impuesta por las tecnologías de cada época.

Acaba de hablar del Astillero 4.0, pero la Armada también avanzan al Arsenal 4.0

Es un concepto todavía muy preliminar. Estamos viendo qué aspectos del Astillero 4.0 son aplicables a los Arsenales o la propia Armada. Estamos analizando con Navantia cómo podemos ser interoperables con las nuevas herramientas de gestión logística e industrial del diseño y producción industrial, para utilizarlo en las funciones propias del Cuerpo de Ingenieros y en general de la actividad logística.

Continúa en: 'Valmte. Martínez: "La F-110 tendrá una tecnología en el sistema de combate que hay que aprovechar para las F-100" (y2)'




Recomendamos

Lo más visto