El submarino Carrera de la Armada de Chile arriba a Valparaíso tras participar en DESI
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

El submarino Carrera de la Armada de Chile arriba a Valparaíso tras participar en DESI

Recalada 3
El almirante De la Maza junto a la tripulación del submarino en el molo de abrigo de Valparaíso. Foto: Armada de Chile
|

El 14 de octubre recaló en el molo de abrigo de Valparaíso el submarino SS-22 General Carrera de la Armada de Chile tras concluir su participación en el programa de cooperación DESI (Diesel Electric Submarine Initiative) de la Armada de Estados Unidos.

Recalada 4


La unidad de la clase Scorpene, como publicó Infodefensa.com, inició en el mes de junio en la base naval de Point Loma en San Diego, California, una serie de ejercicios con el propósito de mejorar las capacidades y técnicas de lucha de las unidades navales y aéreas de la Marina de Estados Unidos frente a submarinos de propulsión convencional.

La dotación del submarino SS-22 General Carrera, al mando del capitán de fragata Sergio Carter, fue recibida en la ciudad puerto por el comandante en jefe de la Armada, almirante Juan Andrés De La Maza; y el comandante de Operaciones Navales (Comoper), vicealmirante Alberto Soto.

Recalada 5


El almirante De La Maza manifestó, en el arribo de la unidad, que “la Armada de Estados Unidos, es una de las más modernas del mundo, ellos no cuentan con submarinos eléctricos o convencionales como se les conoce, tienen solo submarinos nucleares, por eso es importante para ambos países poder entrenarse con submarinos de este tipo".

El comandante en jefe de la Armada de Chile destacó la importancia de poder participar en este ejercicio. "Para nosotros es de relevancia entrenar con los medios más modernos del mundo, con aviones P-8, sonoboyas, sonares de casco y sonares remolcados que comprueban la eficiencia de nuestros medios”, sostuvo.

Un desafío operacional


El submarino realizó en marzo de 2020 su cuarto ciclo de mantenimiento programado en la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) antes de su segundo despliegue a DESI. La unidad efectuó una travesía de 132 días, permaneció más de 1.700 horas sumergida y navegó alrededor de 24.000 kilómetros.

IMG 20211013 WA0019


DESI fue creado en 2001 por la Armada de Estados Unidos con el objetivo de proveer un entrenamiento antisubmarino avanzado y realista a sus unidades de superficie, submarinas y aeronavales, considerando la participación de submarinos de tipo diésel eléctricos o convencionales de países amigos. La Marina de Chile se integró a este programa de cooperación en 2007 y a la fecha ha efectuado un total de ocho despliegues.

La asistencia del SS-22 General Carrera a este ejercicio de guerra antisubmarina resultó óptima para la realización de distintos tipos de actividades, tanto en puerto como en la mar, ya que el país anfitrión de DESI no posee submarinos diésel-eléctricos en su flota.

La tripulación del submarino participó en el ejercicio de certificación Composite Training Unit Exercise (Comptuex) del portaaviones USS Carl Vinson (CVN-70) ejecutando con éxito dos ataques simulados contra unidades del grupo de portaaviones y en el adiestramiento de escuadrones de helicópteros de ataque marítimo Sikorsky Sea Hawk. Todas estas acciones estuvieron orientadas a fortalecer y desarrollar tácticas de detección, clasificación y ataque.

Un entrenamiento complejo


El comandante Carter, quien efectuó su cuarta participación en DESI y la primera al mando de un submarino, manifestó que "la dotación tuvo un excelente desempeño, pudimos cumplir todas las tareas que nos designaron y lo más relevante fue la interacción con la marina norteamericana en una serie de ejercicios de distintos niveles contribuyendo a las áreas de misión de la Armada de Chile".

IMG 20211013 WA0020


Respecto a la importancia de DESI, el oficial indicó que "este ejercicio genera un complemento en nuestra operación ya que Estados Unidos no posee este tipo de submarino para poder generar una amenaza real y a su vez nos sirve a nosotros para poder entrenar con los medios más modernos del mundo que son los que posee la marina norteamericana, eso en tiempo en la mar, la duración del ejercicio y las unidades involucradas genera un nivel de entrenamiento muy difícil de alcanzar para cualquier país de nuestro hemisferio”.

La presencia del submarino dejó de manifiesto la capacidad de sostenimiento y conducción de la Armada de Chile para materializar operaciones submarinas en un área distante, de manera prolongada y colaborativa junto a la Marina más moderna del mundo, en medio de la pandemia del Covid-19, contribuyendo su participación al Área de Misión de Cooperación Internacional y Apoyo a la Política Exterior del país.



Recomendamos

Lo más visto