SBS reconfigura sus fábricas: Trubia se especializa en fabricación de blindados y Sevilla en el ciclo de vida
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

SBS reconfigura sus fábricas: Trubia se especializa en fabricación de blindados y Sevilla en el ciclo de vida

Este proceso no afectara a los programas de los vehículos VCR 8x8 y Dragón para el Ejército de Tierra español
|

La empresa Santa Bárbara Sistemas ha llevado a cabo una reconfiguración de sus fábricas de Trubia (Asturias) y Alcalá de Guadaíra (Sevilla) para ajustar sus actividades a los cambios experimentados en el mercado de la defensa terrestre a nivel global y nacional y reforzar su eficiencia y competitividad.

El centro asturiano unifica todo el proceso de fabricación e integración de blindados como sistemas de armas completos, mientras que la planta sevillana profundiza en su especialización en servicios y programas relacionados con el ciclo de vida de los vehículos, convirtiéndose en centro logístico y de tareas de mantenimiento 4.0, con taller eléctrico, banco de pruebas de motores…Además, la sede de Madrid se refuerza como centro de ingeniería y oficinas centrales.

El plan tiene como objetivo, según explican a Infodefensa.com fuentes bien informadas, potenciar las fortalezas de cada uno de sus centros de trabajo, especializándolos por actividad y consolidando las operaciones. Esta reconfiguración, añaden, no afectará a la ejecución de los programas para el Ejército de Tierra español en vigor como el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8 Dragón y el Vehículo de Combate de Zapadores (Vczap) Castor, que cumplirán sus hitos y compromisos. Los sindicatos fueron informados la semana pasada de esta reconfiguración.

Santa Bárbara Sistemas no contempla cerrar, ni trasladar, ni deslocalizar instalaciones o centros de trabajo. Todo lo contrario, explican las fuentes consultadas, profundizará en su especialización, unificando capacidades. En el caso de Alcalá de Guadaíra, la estimación de carga de trabajos se mantiene a día de hoy, conforme fue compartida en su momento con el comité intercentros.

El centro sevillano seguirá trabajando en el contrato de mantenimiento de los Piraña IIIC para Infantería de Marina y todos los de esta categoría que se obtengan. A lo largo de este año, esta planta llevará a cabo la integración de las unidades de los programas VCR 8x8 Dragón y Vczap Castor previstas para 2022, y también mantendrá las tareas y personal actualmente designado, asociadas con capacidades únicas como el talle eléctrico, el taller de motores y actividades que lleva a cabo como centro logístico (almacén…). Solo serán transferidos a Trubia los equipos y herramientas directamente relacionados con actividades de integración.

Por su parte, la planta asturiana asumirá las actividades de integración requeridas con la adecuación de algunas de sus instalaciones y talleres. El centro de Trubia, detalla las fuentes consultadas, cuenta con la capacidad para albergar las actividades de integración de vehículos de cadenas y ruedas requeridas en la actualidad.

Ajuste de personal

Al mismo tiempo, la dirección ha detectado el vaciamiento de contenido y la redundancia de perfiles, lo que requerirá un ajuste en personal de estructura y en las áreas transversales de la compañía, conforme a la nueva organización puesta en marcha en enero de 2020.

Este ajuste supondrá la salida de la compañía de una veintena de empleados de los departamentos de Calidad, Compras, Programas e Ingeniería de la planta de Alcalá de Guadaíra, según informó La Razón. El personal de planta no se verá afectado porque ambos centros de trabajo -Alcalá de Guadaíra y Trubia- se mantienen plenamente activos.

“Grandísima noticia para Asturias”

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, calificó este anuncio como una “grandísima noticia para Asturias y para nuestra industria porque refuerza las capacidades de la factoría de Trubia y consolida su futuro como centro de referencia en la fabricación de vehículos blindados, además de aportar más horas de trabajo, más actividad y más empleos”. Según el consejero, la decisión confirma el buen momento de la industria de defensa en Asturias, que se suma a la positiva evolución de otros subsectores productivos como la construcción naval, el agroalimentario, las inversiones anunciadas en el sector del acero, la construcción y en general las empresas metalúrgicas.

Fernández también trasladó el apoyo del Gobierno de Asturias a los planes de la compañía y ha agradecido a la empresa su apuesta por la consolidación de la fábrica de Trubia como centro de referencia nacional del grupo en la fabricación de blindados.




Recomendamos


Lo más visto