​¿Cómo funciona el lanzagranadas C90 que España entregará a Ucrania?
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

​¿Cómo funciona el lanzagranadas C90 que España entregará a Ucrania?

Un total de 1.370 unidades serán transportadas en aviones A400M del Ejército del Aire a Polonia
|

Entre el armamento que España facilitará a Ucrania destaca el lanzagranadas C90, un sistema muy eficaz contra blindados y vehículos, en servicio en el Ejército de Tierra español en diferentes versiones, fabricado por la empresa Instalaza, con sede en Zaragoza.

El Ministerio de Defensa enviará este viernes y sábado a bordo de cuatro aviones del Ejército del Aire un total de 1.370 unidades, que han salido del stock que tiene el Ejército de Tierra, junto con ametralladoras y munición. El C90 está pensado para su empleo por la infantería a pie y puede utilizar diversas municiones (contracarro, doble propósito -antiblindaje más fragmentación-, antibunker o fumígena) integradas en su tubo lanzador desechable. El peso ronda los cinco kilos -con munición incluida-, lo que permite el transporte relativamente cómodo al hombro, colgado de una cinta o en una mochila.

La granada está dentro del tubo dotado con un motor cohete que la impulsa, mientras que el alcance eficaz es de unos 400 metros. Por el momento, no ha trascendido que modelo de munición llevarán los C90 entregados. La contracarro tiene una capacidad de penetración en acero de blindaje de 500 mm y de 1.000 mm en hormigón. Mientras que la de doble propósito permite inutilizar un blindado y además provoca daños a su alrededor, donde habitualmente hay soldados.

También hay una versión CS90 que permite el lanzamiento desde el interior de edificios y espacio confinados, al incorporar un cañón de contramasa que frena los gases de salida. El Ejército dispone desde hace poco de esta última versión, así que, si es la elegida, España estaría enviado armamento puntero y moderno.

El C90 es un lanzacohetes desechable ideado para entrenar en escena, actuar y salir rápidamente. Por ejemplo, un soldado podría atacar una columna de blindados, dejar el arma y salir de la zona sin cargar la necesidad de carga con armamento. Al ser desechable, tampoco necesita un mantenimiento o llevar munición extra. Además, evita tener que transportar el arma una vez que ya no hay munición.

Con este envío, España sigue la línea de otros países europeos que también han facilitado lanzagranadas y misiles anticarro, un arma que está siendo muy solicitada por el Gobierno de Ucrania, puesto que es de lo más efectivo y útil para frenar el avance de las columnas de vehículos y blindados que está movilizando en los últimos días el Ejército ruso.

Fácil manejo

Una ventaja del C90 es que su empleo es bastante simple. Prácticamente, solo hay que colocar el tubo en el hombro, mirar por el visor de puntería, quitar el seguro y apretar el botón de disparo. Esta característica es importante. La ministra de Defensa, Margarita Robles, cuando anunció el envío de este armamento el pasado miércoles, resaltó que España entregará material de fácil manejo que puede ser utilizado incluso por personas que no tiene experiencia en el uso de armas. No hay que olvidar que la resistencia ucraniana está formada por militares, pero también por civiles que han decidido tomar las armas y defender a su país ante la invasión.

En el caso del C90 se cumple esta premisa. Su uso no requiere un entrenamiento específico. En apenas un minuto, cualquier persona puede aprender a utilizarlo. El sistema está cargado durante el transporte. Para esta fase cuenta con un seguro especial que evita cualquier accidente. Además, la espoleta de la granada no se activa hasta la munición ha salido del tubo, a unos diez metros aproximadamente del soldado.

El lanzacohetes está diseñado por Instalaza, empresa zaragozana referente internacional en este tipo de armamento con más de 80 años de historia. Solo otras dos compañías -una sueca y otra alemana- producen este tipo de armamento. El Ejército español firmó un contrato con Instalaza en 2021 para el suministro de C90 en diferentes versiones por más de 22 millones. La compañía además acaba de suscribir otro acuerdo con Estonia que contempla la entrega de casi 6.000 unidades de la versión contracarro a sus fuerzas de defensa. 



Recomendamos


Lo más visto