Ucrania enseña en Twitter a utilizar el lanzagranadas contracarro español C90
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Ucrania enseña en Twitter a utilizar el lanzagranadas contracarro español C90

El objetivo es llegar a la población civil que forma parte de la resistencia contra el invasor ruso y que ya utiliza armamento ligero
|

Ucrania ha difundido a través de Twitter un vídeo en el que muestra cómo utilizar el lanzagranadas contracarro C90 entregado por España. En las imágenes, un soldado presenta el sistema y hace una breve descripción de su funcionamiento.

Este tipo de explicaciones en redes sociales tiene como objetivo llegar a la población civil que ha cogido las armas en los últimos días y hace frente a la invasión rusa junto con el Ejército regular ucraniano.

España facilitó a las autoridades de Kiev en un primer envío de armamento a principios de marzo un lote de 1.370 lanzagranadas C90, fabricado por la empresa Instalaza. El C90 está pensado para su empleo por la infantería a pie y puede utilizar diversas municiones (contracarro, doble propósito -antiblindaje más fragmentación-, antibunker o fumígena) integradas en su tubo lanzador desechable. 

La contracarro, que están utilizando en Ucrania, tiene una capacidad de penetración en acero de blindaje de 500 mm y de 1.000 mm en hormigón. El peso ronda los cinco kilos -con munición incluida-, lo que permite el transporte relativamente cómodo al hombro, colgado de una cinta o en una mochila. La granada de 90 mm está dentro del tubo dotado con un motor cohete que la impulsa, mientras que el alcance eficaz es de unos 400 metros.

Desechable y de fácil manejo

Se trata de un lanzacohetes desechable diseñado para entrenar en escena, actuar y salir rápidamente. Por ejemplo, un soldado podría atacar una columna de blindados, dejar el arma y salir de la zona sin cargar la necesidad de carga con armamento. Al ser desechable, tampoco necesita un mantenimiento o llevar munición extra. Además, evita tener que transportar el arma una vez que ya no hay munición.

Una ventaja del C90 es que su empleo es bastante simple. Prácticamente, solo hay que colocar el tubo en el hombro, mirar por el visor de puntería, quitar el seguro y apretar el botón de disparo. Su uso no requiere un entrenamiento específico. En apenas un minuto, cualquier persona puede aprender a utilizarlo.

En el vídeo, el soldado también explica el modo de empleo del RPG-75M checo y el Pansarskott 86/AT-4 sueco.




Recomendamos


Lo más visto