​La industria de defensa apuesta por una Ley de Programación y mira a Europa tras la guerra en Ucrania
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

​La industria de defensa apuesta por una Ley de Programación y mira a Europa tras la guerra en Ucrania

El sector ve en las inversiones anunciadas “una oportunidad”, después del bache por la pandemia de la Covid, y pide "financiación estable"
Cadena de montaje del MRTT de Airbus en Getafe
Línea de ensamblaje del MRTT en Getafe. Foto: Infodefensa
|

La guerra en Ucrania ha hecho que la mayoría de países europeos, incluidos España, den un giro de 180 grados a sus políticas de defensa y anuncien un aumento de la inversión en las Fuerzas Armadas. El mejor ejemplo quizás es Alemania que, además de gastar más el próximo año, creará un fondo especial de 100.000 millones de euros. En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado también un incremento del presupuesto de Defensa en los próximos años. La industria de defensa española, reunida en torno a dos grandes asociaciones, Tedae y Aesmide, sigue muy de cerca estos movimientos. El sector es consciente de que las inversiones anunciadas son “una oportunidad”, después de dos años muy difíciles por la pandemia de la Covid, si bien, pide “una financiación estable” y considera que es el momento en el plano nacional de sacar adelante de una vez la Ley de Programación de Defensa.

Desde Tedae, asociación que reúne a unas 90 empresas de aeronáutica, espacio, defensa y seguridad, ponen el foco en la necesidad de estabilidad. “El sector de Defensa tiene un carácter estratégico y, por ese motivo, las inversiones en innovación deben ser permanentes y la financiación estable en el tiempo”, subrayan.

Por su parte Aesmide, con más de 70 empresas contratistas del Ministerio de Defensa, tiene claro que hay que aprovechar el actual contexto. “Sin duda es una oportunidad para las industrias del sector defensa”, destaca, para hacer justo después hincapié en el nuevo escenario europeo. Las empresas de la asociación están “muy capacitadas para competir en cualquier licitación europea, sea esta lanzada por alguna de las agencias de la OTAN, la Unión europea o directamente por uno o varios países europeos asociados para la ocasión”.

Estabilidad y Ley de Programación

Tedae insiste en que el sector necesita inversiones estables, al tiempo que recuerda que más del 60% de la facturación de la industria de defensa procede de las exportaciones. “Sin esta continuidad, los esfuerzos realizados por las empresas pueden no ser suficientes ya que en un sector como este resulta imprescindible mantenerse en vanguardia tecnológica. No solo porque hace que nuestros productos sean constantemente competitivos, sino porque, además, nos permite disponer de producto propio que posteriormente podemos exportar y, a su vez, posicionarnos como referentes globales”, detalla.

La asociación que preside Ricardo Martí Fluxa también resalta que hay que aprobar ya una Ley de Programación de Defensa, “que disponga mayor previsibilidad a las inversiones y los programas a iniciar, fijando compromisos financieros de largo”. Recientemente, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderóntambién defendió la necesidad de impulsar esta ley.

“Nuestras Fuerzas Armadas son esenciales para garantizar la seguridad y la estabilidad. El uso dual de los desarrollos tecnológicos de la industria de Defensa es evidente y el sector es consciente de la necesidad de crecer unido al ámbito civil, fomentando la innovación y el carácter dual de la tecnología en beneficio del conjunto de los ciudadanos”, remarca asimismo Tedae.

Salto al mercado europeo

Ambas asociaciones coinciden además en que Europa es el mercado natural de crecimiento para la industria de defensa española, tras el renovado impulso a las inversiones de los países con motivo de la guerra en Ucrania y la puesta en marcha de iniciativas por parte de la Unión Europea.

Aesmide señala que buena parte de sus empresas asociadas están interesadas en suministrar sus productos en Alemania “especialmente en el campo del vestuario, equipo de combate, equipamiento NBQ, Infraestructuras, equipo e instalaciones o en soluciones de ingeniería para la defensa”. Y concreta: “De hecho, ha habido reuniones con el Ministerio de Defensa alemán para presentar y negociar la implantación del sistema de suministro personalizado del vestuario del Ejército de Tierra que existe en España”.

Mientras, Tedae defiende que el sector tiene que estar en Europa, pero en ningún caso hay que dejar de lado las inversiones nacionales. “La mejor manera de participar en las iniciativas europeas es desde el firme desarrollo de las iniciativas nacionales. Es decir, la financiación europea no puede sustituir a la financiación en España sino complementarla. Y cuanto más avanzada sea nuestro desarrollo industrial en España mayor será nuestra capacidad de retorno de la financiación europea”, argumenta.

En el caso alemán, Aesmide comenta que “hay estar muy atento a las oportunidades que se puedan presentar de acuerdo al modelo de contratación que determinen las autoridades alemanas con motivo del citado incremento” y defiende que todas sus empresas “tienen una excelente preparación en distintas áreas de suministro de calidad de vida a las Fuerzas Armadas, tanto en bienes de equipo, campamentos de vida, logística de campaña, ingeniería, alimentación etc, así como en sistemas y tecnologías para la Defensa. Así por ejemplo se están suministrando bienes de equipo a los ejércitos de Inglaterra, Francia y Alemania”. La asociación, dirigida por Gerardo Sánchez Revenga, además pone el acento en las oportunidades que ofrecen las nuevas iniciativas europeas como el Programa de Desarrollo Industrial en Defensa (Edidp).




Recomendamos


Lo más visto