Rusia controla el 20% de Ucrania al coste de 4.200 vehículos en 100 días
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Rusia controla el 20% de Ucrania al coste de 4.200 vehículos en 100 días

Reino Unido calcula que las tropas de Moscú ya suman 15.000 muertos en unos combates en los que ha crecido el protagonismo de la artillería
Carros de combate rusos en Ucrania. Foto Ministerio de Defensa de Rusia
Carros de combate rusos en Ucrania. Foto Ministerio de Defensa de Rusia
|

Ya han pasado más de cien días desde que Rusia saltó de las supuestas maniobras militares a gran escala, que llevaba semanas realizando junto a las fronteras de Ucrania, a invadir directamente el país, el 24 de febrero. El resultado de la operación hasta el momento resulta ambivalente. Por una parte se tiene evidencia de la pérdida de más de 4.200 vehículos rusos en la guerra, lo que equivale a más de 42 unidades cada día, pero por otro este alto coste tiene un resultado concreto: el Kremlin ya controla el 20% de todo el país.

En estos primeros cien días, Moscú se ha quedado sin 4.212 de los vehículos que ha desplazado a Ucrania para esta invasión (incluidos sistemas aéreos y también embarcaciones), de los que 2.458 han resultado destruidos, 72 dañados, 316 abandonados y 1.365 capturados. De todos ellos se han obtenido imágenes, recopiladas por los analistas del portal neerlandés Oryxpioenkop, y que evidencian la pérdida rusa de al menos 749 carros de combate, otros 413 vehículos de combate blindados, 825 vehículos de combate de infantería, 112 transportes blindado de personal, 110 vehículos de movilidad de infantería, 79 puestos de mando y estaciones de comunicaciones, 164 de ingeniería de vehículos y equipos, 61 piezas de artillería remolcada, 121 sistemas de artillería autopropulsada, 69 lanzacohetes múltiples, 63 sistemas de misiles tierra-aire, 30 aviones, 43 helicópteros, 80 vehículos aéreos no tripulados y nueve y 1.185 camiones y todoterrenos, entre otros.

Es el precio que Rusia ha pagado por tratar de hacerse en las primeras semanas del conflicto con objetivos como Kiev, que no ha conseguido, Járkov, recuperada por Ucrania hace unos días, y Mariúpol, finalmente conquistada por Moscú, lo que le sirve como punto de unión entre el territorio de Crimea que se anexionó en 2014 y la región del Donbás, al sur del país, por la que combate ahora. Esta última zona, el Donbás, con las provincias de Lugansk y Donetsk que lo componen, concentra los esfuerzos militares del Kremlin, y componen buena parte del 20% del territorio oficial ucraniano con el que ya se ha hecho Moscú, según ha reconocido el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

En las últimas semanas, en las que los combates se han concentrado principalmente en el este del país, el uso de material pesado, particularmente de artillería de largo alcance, ha crecido en intensidad, mientras distintos países continúan anunciando nuevos suministros de este tipo de armamento a Kiev.

Tantas bajas como en diez años de guerra en Afganistán

Junto al enorme coste en material militar que le ha supuesto esta conquista, el irreparable coste en vidas resulta más complicado de cuantificar. Ucrania afirma que ha acabado con la vida de 31.000 soldados rusos, lo que equivale al 20% de las tropas que Rusia comprometió en la operación al inicio de la invasión, pero Kiev puede estar hinchando el dato en su beneficio. Rusia por su parte se limita a reconocer únicamente 1.300 muertos entre sus tropas en esta guerra, mientras que fuentes como la inteligencia británica hablan de al menos 15.000 soldados fallecidos, lo que equivale a las pérdidas soviéticas durante los diez años que duró la guerra en Afganistán (entre 1979 y 1989). 



Recomendamos


Lo más visto