Perú planea invertir 39.000 millones de dólares en la actualización de su equipamiento militar
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >
Modernización

Perú planea invertir 39.000 millones de dólares en la actualización de su equipamiento militar

El Plan, previsto a concluir en 2050, requiere más de 1.400 millones de dólares anuales, lo cual plantea interrogantes
MinDefJoseGavidiaArrascue EntrevistaRadioExitosa ago2022 RadioExiota CapturaPantalla
A la izquierda, el ministro de Defensa, José Gavidia, durante la entrevista. Foto: Radio Exitosa (captura)
|

El ministro de Defensa, José Luis Gavidia, ha anunciado una serie de medidas para reanudar el programa de modernización de las Fuerzas Armadas del Perú, luego que se pusiera mayormente en suspenso desde 2018.

Asimismo, anunció la elaboración en curso de un plan estratégico para actualizar el equipamiento militar a un horizonte de muy largo plazo, hasta el 2050, un año hasta el cual se proyecta una inversión de 39 mil millones de dólares.

PBI: crecimiento

En entrevista con Radio Exitosa, el ministro Gavidia confirmó la próxima implementación de planes de equipamiento en los tres institutos armados pero no ha aterrizado la manera en que se hallará el presupuesto promedio de 1.400 millones de dólares anuales que se requiere según sus propias estimaciones con una economía nacional peruana a la baja.

El Ministerio de Economía y Finanzas ha reducido hace unos días la proyección de crecimiento del PBI desde 3,6% hasta 2,2% - y la principal fuente de ingresos tributarios para el Estado peruano que es la minería está bajo ataque desde el propio gobierno de Pedro Castillo, prácticamente desde el inicio de su gestión, a pesar de que contradictoriamente los altos precios internacionales de los metales han generado ingresos nunca antes vistos en el Perú.

Así, lamentablemente, porque es de interés para los peruanos tener a sus Fuerzas Armadas modernas y bien equipadas, los anuncios del ministro Gavidia, con algunas cifras que no cuadran, al menos por el momento, se estrellan con la realidad de un gobierno inundado por investigaciones de corrupción que el Ministerio Público ha abierto a ministros, ex secretario general y al propio presidente de la República. 

Equipos rusos

En tal contexto, el ministro Gavidia hizo referencia acertadamente al problema que actualmente representa la matriz rusa en los equipos militares del Ejército del Perú y la Fuerza Aérea del Perú, porque la Marina de Guerra del Perú tiene equipos principalmente de origen occidental (salvo un Mi-8T). Resaltó Gavidia que la guerra en Ucrania agrava sustancialmente la situación de la matriz de equipos rusos en el Perú. Reveló que todavía se tienen repuestos para aviones y helicópteros de procedencia rusa y anotó que en todo caso hay fábricas en otros lugares que se pueden necesitar como proveedores para evitar sanciones.

El sector Defensa, según Gavidia, está elaborando un plan estratégico real y sostenible de largo plazo que trabajan los comandantes generales de los tres institutos armados. Aparentemente, el sector maneja planes para alejarse de la matriz rusa y girar hacia productos occidentales.

Sobre la hora de vuelo de los helicópteros rusos, Gavidia sostuvo que la hora de vuelo cuesta aproximadamente 5.500 dólares la hora, y aceptó que helicópteros más modernos tienen probablemente un costo menor.

Las Fuerzas Armadas del 2050

Informó el ministro, que hace un mes se tuvo una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, donde se aprobó el Plan Estratégico al año 2050, las Fuerzas Armadas del 2050. Con el Ministerio de Economía y Finanzas se ha organizado un comité de trabajo para evaluar de dónde se obtendrán los recursos (los dineros) para financiar al 2050 las adquisiciones y contrataciones; y Gavidia reveló que a ese año se requieren unos 39 mil millones de dólares para invertir en "material nuevo, no usado", para las Fuerzas Armadas.

Hacemos acá un púnto aparte para indicar que la división simple de 39 mil millones entre 27 años resulta un promedio anual de 1.444 millones de dólares para invertir en equipos y materiales para las Fuerzas Armadas. Recursos que va a ser muy complicado obtener con un gobierno que ha fortalecido la entrega indiscriminada de bonos, continuando la dilapidación del presupuesto que se inició desde 2018, la cual se profundizó a niveles alarmantes durante la pandemia. El Perú, además, tiene ya una tasa de endeudamiento que ha superado la barrera recomendada del 30 % del Producto Bruto Interno (PBI), incluyendo una emisión de deuda a 100 años, y con pagos de intereses que representan cada vez más una parte importante de los gastos estatales y restringe la capacidad de endeudamiento a futuro si es que se piensa sostener un balance fiscal adecuado en los próximos años.

Cabe indicar que ya se han tenido anuncios similares en años pasados, incluso plasmados en el papel, en los proyectos de presupuesto público anual pero poco se ha hecho, desde 2016, para modernizar a las Fuerzas Armadas del Perú.

inversión sustentable

La inversión en materiales y equipos militares como bien afirma el ministro Gavidia debe ser sustentable, no es cuestión de solamente comprar por comprar sino asegurar los adecuados niveles de operatividad de dichos equipos, incorporando nuevas tecnologías que están probando su efectividad en el campo de combate moderno y ello sin afectar el bienestar del personal militar, comenzando por el "rancho", la alimentación diaria.

Gavidia agregó que se está trabajando en una ley para permitir la construcción de un submarino, porque la compra de sistemas de armas complejos como por ejemplo aviones de combate son programas de largo aliento, un avión demora cinco años en concretarse, señaló en líneas generales el ministro.

Cierre de la Oficina de Compras

Por otro lado, Gavidia realizó un anuncio muy preocupante al afirmar: "El Ministerio de Defensa y el ministro no compra nada. Nosotros, yo, estoy desactivando la Oficina de Compras, las compras las hace (...) por eso se hizo la Oficina de Compras, donde ahí se compraban desde fusiles hasta el satélite, hasta aviones. Entonces qué sucede, en este momento todas las compras las hacen las instituciones, ellos son los expertos. Estamos trabajando la ley que permita vía canon (contribución a las mineras, en un gobierno que promueve la inversión minera, por el contrario), no solamente minero sino inclusive ver si un porcentaje de las exportaciones (ojo que no se pueden exportar impuestos) para repotenciar y modernizar nuestras Fuerzas Armadas, más o menos el horizonte que estamos pensando son, más o menos al 2050, un monto de aproximadamente 39 mil millones".

Es decir, el Ministerio de Defensa está procediendo a cerrar la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (Acffaa), una agencia que se creó siguiendo las prácticas de países europeos como Francia (con la Dirección General de Armamento); España (con la Dirección General de Armamento y Material), Suecia (con la Administración Sueca de Materiales para la Defensa), Suiza (con Armasuisse) y otros países que tiene agencias que se hacen cargo de las compras - e incluso lideran el desarrollo y pruebas de sistemas de armas - para estandarizar, agilizar compras, generar compras corporativas y economías de escala, reducir las probabilidades de actos de corrupción, entre otros. La Acffaa ha tenido críticas en su desempeño pero la solución no es cerrarla para devolverle a los institutos armados el íntegro de las compras sino más bien acercarles aún más la Acffa e integrar efectivamente, no solo en el papel, a la Contraloría General de la República para realizar controles concurrentes.

Compras previstas

El ministro Gavidia reveló, además, que los comandantes generales trabajan el Escudo 2 del Fondo de Defensa, al 2034, ese monto también fue aprobado en el Consejo de Seguridad para que se ejecute ya no al 2034 sino en el 2023 y 2024, uno mil millones de dólares, que Gavidia afirma que "de todas maneras se va a hacer", monto que ya está destinado.

Asimismo, este año se ha programado, reveló el ministro en la entrevista con Radio Exitosa, el inicio del proyecto de construcción de un Buque de Patrulla Oceánica, una OPV para la Marina, citando 100 millones de dólares como costo, un monto elevado para tratarse de una OPV, y que este año esperan invertir una partida inicial de 33 millones de dólares, de lo que será un proyecto de tres años.

Para la Fueza Aérea del Perú, Gavidia anunció la compra de dos aviones de transporte nuevos, probablemente dos C-27J Spartan para darle continuidad a ese programa aeronáutico, y seis helicópteros, unos 200 millones de dólares en total y para este año el sector está solicitando una parte de ese presupuesto.

También avanza el programa de adquisición de vehículos blindados 8x8 para el Ejército del Perú, un instituto armado tanta veces postergado en materia de equipamiento militar.

El ministro Gavidia ha sido reiterativo para descartar la compra de material de segunda mano. Tiene que ser nuevo, señaló.

Asimismo se refirió a la compra y entrega de los helicópteros de guerra antisubmarina SH-2G Seasprite + de la Marina de Guerra del Perú, afirmando que "hay un programa de helicópteros que todavía no llegan, hace ocho años se compraron los helicópteros, deberían haber estado hace cinco años y todavía no llegan, indudablemente, hay una investigación al respecto, que se compraron a Canadá (en realidad la CCC - Canadian Commercial Corporation - fueron los intermediarios) y son programas que estoy sustancialmente mortificado. La política del sector que toma la decisión con los altos mandos, porque en el sector existe el Consejo Superior que está formado por el ministro, el jefe del Comando Conjunto y los comandantes generales, donde ahí se toman las decisiones, no se comprará más material de segunda (los SH-2G se compraron de segunda a Nueva Zelanda)". Afirmó que un submarino vale 700 millones de dólares (caro el submarino) y demora de siete a ocho años hacerlo, una fragata o unidad multirol, en la que estamos también embarcados, más o menos cuesta 300 á 350 millones de dólares y demora de cuatro a cinco años, su construcción. Entonces, tenemos que embarcarnos en proyectos de largo plazo" y para eso afirma que está trabajando una ley (no obstante, ya existe desde 2012 una ley marco para la modernización de las FFAA) para lo cual también se está analizando alternativas para encontrar la manera de financiamiento de los anunciados 39 mil millones de dólares que se requieren para la compra de nuevos equipos al 2050.

Cabe señalar que la gran demora en la entrega de los helicópteros SH-2G se debió a la adjudicación del transporte de los helicópteros desde a Estados Unidos al Perú a una empresa que no tenía las certificaciones necesarias, impidiendo el embarque de las aeronaves hacia el Callao, y habiendo ya tenido un incidente en el arribo al Puerto del Callao con el primero de los helicópteros, se dañó su sección de cola, el sector no quería más incidentes. Sin embargo, han arribado recientemente al Callao otros dos SH-2G.

Nuevo satélite

En cuanto a la compra del nuevo satélite de comunicaciones, Gavidia afirmó que Perú lo tendrá en los proximos dos o tres años, a través de convenios regionales con Chile, Brasil, Colombia, Argentina al que afirma, con razon, que tiene buen desarrollo en este segmento de las comunicaciones, para poder tener el primer satélite de comunicaciones. Sin embargo, existe pluralidad de proveedores en el mercado internacional con capacidad para suministrar un satélite de comunicaciones muy moderno.

Gavidia reiteró que están desactivando la Agencia de Compras, porque las compras - sostiene - la deben hacer los institutos. Es sin duda un anuncio muy preocupante, que debe ser analizado sin apresuramientos para evitar el retorno a algunas malas prácticas del pasado en los institutos armados.

Gavidia reveló además que le ha sugerido al Ministerio del Interior hacer lo propio, y que las compras las haga la Policía Nacional del Perú, cuando en el sector, en la práctica, se dividen las responsabilidades entre Ministerio y Policía, lo que se puede constatar en el portal de contrataciones del Estado. En realidad, el objetivo debiera ser potenciar a la Acffa, que tiene personal militar en su estructura, e incluso incorporar a la Policia y sus especialistas, para extender la estandarización de equipos a la Policía. Aquí el ministro tiene las cosas, al revés. El objetivo es modernizar, sí, pero evitando o por lo menos reduciendo espacios para la corrupción, y eso es en beneficio de los propios militares y policías, y del Perú.

Aporte en la modernización de equipos

Aseveró Gavidia que para fin de año esperan tener lista la ley para que las Fuerzas Armadas tengan un aporte permanente para la modernización de equipos y en los próximos años se va a tener en forma concreta los 1.000 millones de dólares ya indicados líneas arriba. De lo contrario, comentó el ministro de Defensa, se va a tener que comprar material de segunda, de manera muy apresurada, "a la vuelta de la esquina donde te venden cualquier cosa", dijo de manera particular pero acertada.

Tomó como comparación la compra de los submarinos Scorpene de la Armada de Chile, que indicó demoró ocho años de la contratación hasta su incorporación. Cuando se encargue el proyecto de nuevos aviones de combate, afirmó Gavidia, tienen que ser proyectos sustentables en el tiempo, porque no demoran uno, dos o tres meses, porque en el caso de aviones demora no menos de cuatro o cinco años, agregó. Un avión de combate no baja de 120 millones de dólares, sostuvo Gavidia. Los buques multirol, las nuevas fragatas a construir, que no valen menos de 350 millones de dólares.

Gavidia sostiene que en cuanto a adquisiciones, la Fuerza Aérea tendrá que encargarse de los aviones, el Ejército de tanques y armas antitanque, y la Marina de buques y submarinos.

Industria militar y naval

Enfatiza el ministro la importancia de SIMA Perú, la proyección de FAME S.A.C. y anuncia un plan para recuperar Indumil (Industrias Militares), a la que tendrán que cambiarle el nombre porque en Colombia ya tomaron esa denominación. Indumil era un gran consumidor de productos de curtiembre en el Perú, hacía miles de zapatos, y luego se les reemplazó por productos importados. Recordó que en SIMA se ensamblaron las últimas dos fragatas Lupo del primer lote de cuatro unidades, se construían naves de alto bordo, construcción que se ha retomado, dicho sea de paso, con los Buques Multipropósito Clase Pisco.

El ministro también afirmó que buscan mejorar la asignación económica mensual que se da a los soldados que es muy baja, pero no mencionó el rancho (alimentación diaria), que son múltiples las quejas al respecto y desde hace tiempo, aunque sí hizo referencia al bienestar general de la tropa y la asignación mensual que reciben, que debe ser mayor.



Recomendamos


Lo más visto