​La Armada busca baterías para los torpedos de ejercicio DM2A4 de los submarinos S-80
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Contratación >

​La Armada busca baterías para los torpedos de ejercicio DM2A4 de los submarinos S-80

Este contrato ha sido abierto tras informar Atlas Elektronic, fabricante del arma, que no puede proporcionar las baterías
|

La Armada española ha puesto en marcha una licitación por un importe superior al medio millón de euros para la adquisición de baterías de torpedos de ejercicio de los nuevos submarinos S-80 que Navantia construye en el astillero de Cartagena.

La Armada en concreto necesita tres baterías de ejercicio para los torpedos, compuestas por 552 elementos, “para cubrir todas las necesidades de pruebas y adiestramiento de la serie S-80”. El presupuesto exacto, impuestos incluidos, es de 670.000 euros. La compañía adjudicataria deberá entregar el material en un plazo de dos meses.

Las pruebas y ejercicios de adiestramiento de los submarinos S-80, que entrarán en servicio entre 2023 y 2028, incluyen el lanzamiento de torpedos DM2A4 en la configuración de ejercicio. Sin las correspondientes baterías de ejercicio los ensayos con los torpedos no podrían efectuarse.

Contrato fallido con Atlas

Por ello, la Armada inició el proceso de contratación para el suministro de baterías de ejercicio de los torpedos con Atlas Elektronic, fabricante del arma, como recogió Infodefensa.com, sin embargo, la compañía alemana en la última fase de tramitación informó de que no podía proveer las baterías por problemas con el suministrador.

El contrato puesto en marcha ahora busca solventar este contratiempo. “A la vista de esta situación se procede a investigar otros posibles suministradores que puedan ser válidos para proveer de estas baterías. Se recibe información de al menos un suministrador de estas baterías que provee a otras armadas que poseen ese tipo de torpedos”, explica la memoria justificativa de la licitación.

La adquisición de este material, insiste la Armada, es necesaria para “garantizar la operatividad de los futuros submarinos S-80 y permitirá llevar a cabo las pruebas y ejercicios de lanzamientos de torpedos previstos a partir del año 2023”.

Torpedo de ejercicio y de combate

La conversión de un torpedo de combate a uno de ejercicio y viceversa es sencilla y rápida, llevándose a cabo en el taller de torpedos de la propia Armada. Consiste en sustituir la sección de combate por la de ejercicio y la batería primaria por la batería de ejercicio.

El torpedo de ejercicio es una variante del de combate que se emplea para adiestramiento de las dotaciones y posee capacidad de registro para realizar una evaluación y análisis posteriores al lanzamiento. Está diseñado para que tenga flotabilidad positiva, con el fin de ser recuperable.

Torpedos DM2A4

La Armada cerró hace 17 años, en 2005, con Atlas un contrato, ya finalizado, para el suministro de torpedos DM2A4 para los submarinos de la clase S-80 por un importe de 75,2 millones de euros. Estos sumergibles disponen seis tubos lanzatorpedos de 533 mm desde los que pueden lanzar los citados torpedos filoguiados DM2A4, pero también las minas inteligentes Minea, misiles antibuque Harpoon con capacidad de atacar objetivos terrestres. Los submarinos también cuentan con las preinstalaciones para el lanzamiento de misiles de crucero Tomahawk, aunque por el momento no tendrán esta capacidad.



Recomendamos


Lo más visto