El sustituto del Black Hawk no será un helicóptero, será un convertiplano: el V-280
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Plataformas >

El sustituto del Black Hawk no será un helicóptero, será un convertiplano: el V-280

El modelo de Bell, dotado de rotores basculantes como los V-22 Osprey, es el ganador del programa FLRAA de EEUU, que reemplazará 2.000 aparatos
Convertiplano modelo V 280 Valor. Foto Bell
Convertiplano V-280 Valor. Foto Bell
|

La aeronave con la que las fuerzas estadounidenses reemplazarán a 2.000 veteranos Black Hawk no será un helicóptero. El modelo elegido en la competición de Futura Aeronave de Asalto de Largo Alcance (FLRAA, por sus siglas en inglés) es un convertiplano; es decir, un aparato capaz de despegar y aterrizar verticalmente como un helicóptero y de volar a una mayor velocidad, como un avión. Hacía más de 40 años que Estados Unidos no elegía un nuevo helicóptero de entidad, y, en este caso, de hecho, no es en rigor un ingenio de ala rotatoria, sino que también lo es de ala fija.

El V-280 Valor que ha resultado ganador es capaz de operar de ambos modos gracias a sus rotores basculantes, similares a los de los ya en servicio V-22 Osprey; aunque con una configuración mucho más avanzada en la relación de sus hélices y motores. Indudablemente, el aparato desarrollado por Bell, que alzó el vuelo por primera vez hace ahora cinco años, se sirve de la experiencia adquirida con el V-22 Osprey, que en los años ochenta desarrolló el mismo fabricante junto a Boeing, pero a diferencia de los Osprey, las hélices con las que el V-280 Valor cuenta en los extremos de sus alas pivotan –para operar como un helicóptero durante los despegues y aterrizajes o como un avión de ala fija cuando necesite mayor velocidad– independientemente del propulsor. De esta forma se ha logrado que cada motor sea capaz de suministrar energía a los dos rotores del aparato en caso de que uno sufra una avería.

La nueva aeronave, de menor tamaño que el V-22, ha sido diseñada para poder transportar 5.400 kilos peso, incluidos 14 soldados y cuatro tripulantes, y alcanzar un radio de combate de casi 1.500 kilómetros. Su velocidad de crucero estimada llega a los 280 nudos (cerca de 520 kilómetros por hora), más que el Osprey, que no alcanza los 450 kilómetros por hora de velocidad de crucero, aunque la capacidad de carga de este último es muy superior (más de 9.000 kilos).

Convertiplano V 280 Valor. Foto Bell

Bell prevé que el Valor pueda comenzar a operar en 2024. En los siguientes años el modelo irá sustituyendo las flotas militares estadounidenses de helicópteros UH60 Black Hawk, al tiempo que se irá previsiblemente tomando posiciones en el mercado de exportación.

En su desarrollo, además de Bell, también trabajan las compañías Lockheed Martin, General Electric, Moog, IAI, TRU Simulation & Training, Astronics, Eaton, GKN Aerospace, Lord, Meggitt y Spirit AeroSystems.

Un reemplazo para los AH-64E Apache

El FLRAA forma parte del programa FVL (siglas en inglés de elevación vertical futura –Future Vertical Lift–), con el que EEUU pretende sustituir a modelos actuales de helicópteros como el citado UH60 Black Hawk, el helicóptero de ataque AH-64E Apache, el modelo de transporte CH-47 Chinook y el OH-58 Kiowa a través de varios procedimientos de elección. Otro de ellos es el denominado FARA (Future Attack Reconnaissance Aircraft), lanzado para buscar un aparato de reconocimiento de ataque capaz de moverse también a velocidades de 500 kilómetros por hora y operar a grandes alturas, además de, lógicamente, despegar y aterrizar verticalmente. El elegido reemplazará a la actual flota estadounidense de unos 1.200 Apache.

NRGC, la respuesta europea

La elección del V-280 Valor como futuro helicóptero medio estadounidense llega el mismo año en el que Europa ha optado por sumar fuerzas para desarrollar su propio modelo en el marco del proyecto NGRC (capacidad de helicópteros de próxima generación) de la OTAN. Se trata de una iniciativa, de la que forman parte seis países (Francia, Alemania, Grecia, Italia, Reino Unido y Países Bajos), que desarrollará un producto que deberá competir con el ganador del estadounidense FLRAA que se acaba de conocer. 



Recomendamos


Lo más visto