menú responsive
ESPAÑA | Personas
-/5 | 0 votos

In Memoriam

Fallece el general de brigada del Ejército Antonio Sánchez-Moliní

general sanchezmonilí

04/03/2019 | Madrid

C.C.

El pasado 28 de febrero se nos ha ido 'como del rayo' el general de Intendencia del Ejército de Tierra Antonio Sánchez-Moliní, tras una dura enfermedad que afrontó con coraje, fuerza y fe. El general era el jefe de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército donde en el último ejercicio, y a pesar de la enfermedad, había realizado una labor que se pone de ejemplo para toda la Administración como forma de proceder, eficaz y eficiente, en la gestión de recursos económicos.

Sus cualidades humanas y profesionales le hicieron merecedor del aprecio de sus jefes, compañeros y subordinados. Así murió rodeado de todos ellos. Su ejemplo ha servido para conseguir algo que es muy difícil y que pocos militares consiguen: crear escuela entre los suyos. Este quizás sea su mejor legado manifestado por el cariño de "sus comandantes".

Decidido defensor del trabajo en equipo y de la necesidad de colaboración entre todos los componentes de las Fuerzas Armadas, el reconocimiento a su trabajo se ha manifestado por la presencia en su despedida, de multitud de componentes del Ejército de Tierra y también de amigos y compañeros de la Armada y el Ejército del Aire. Todos han reconocido así su dedicación y esfuerzo, teniendo siempre muy presente la necesidad de mantener la mirada puesta en las necesidades de las unidades operativas. Unas unidades que él conocía bien y de primera mano.

Pero quizás, desde esta privilegiada tribuna, lo que más interesa destacar sean las manifestaciones de aprecio sincero mostrado por los representantes de la industria de defensa. Buena parte de las empresas del sector con las que tuvo relaciones quisieron reconocerlo  públicamente ante sus amigos y compañeros de armas.

Cuando se habla de la necesidad de estrechar los lazos entre Fuerzas Armadas e industria no debemos dejar de mencionar este hecho. En el desempeño de sus responsabilidades el general Moliní ha sido un firme defensor de los intereses de la administración y de las Fuerzas Armadas. Pero sin olvidar la necesaria colaboración y alianza entre suministradores de sistemas de armas y los usuarios que las tienen que utilizar en combate. En palabras de alguno de los representantes industriales "era un duro negociador, pero siempre escuchaba y daba una salida para resolver los problemas". Siempre mirando al beneficio de las unidades pero sin olvidar la importancia de contar con una industria de defensa sólida y fiable.

Que su ejemplo en esta relación entre industria y Fuerzas Armadas pueda iluminar el camino hacia el futuro de los que nos quedamos de momento aquí.

Descanse en paz.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje