menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Visita del Shoa a organismos técnicos nipones

Chile analiza las tecnologías de alerta de tsunami usadas por Japón

La agenda de trabajo permitió a los representantes chilenos conocer la experiencia y capacidades de Japón en gestión de tsunamis. Foto: SHOA

La agenda de trabajo permitió a los representantes chilenos conocer la experiencia y capacidades de Japón en gestión de tsunamis. Foto: SHOA

01/10/2018 | Valparaíso

Nicolás García

Representantes del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) sostuvieron un encuentro técnico con funcionarios del Instituto Nacional de Investigación de Ciencias de la Tierra y Prevención de Desastres (NIED) de Japón para analizar la experiencia que tiene este centro en cables submarinos detectores de tsunamis.

Esta novedosa tecnología consta de instrumentos sísmicos y sensores de presión en la columna de agua que transmiten en tiempo real la información recopilada y permiten determinar el origen de un maremoto en caso de un gran sismo. Chile mira con interés esta solución y planea instalar uno frente a la costa para mejorar la detección, caracterización y monitoreo de sismos y tsunamis además de optimizar los tiempos de respuesta para enfrentarlos.

Esta actividad fue parte de la agenda de trabajo que realizaron en el país nipón el director del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile, contraalmirante Patricio Carrasco, y el jefe del Departamento de Oceanografía del SHOA, capitán de corbeta Carlos Zúñiga, para conocer la experiencia y nuevas tecnologías implementadas por la nación asiática en gestión de tsunamis. Ambos países son los más sísmicos del mundo y han puesto en marcha una intensa agenda de cooperación para la reducción del peligro ante desastres naturales. 

La gira oficial, que se efectuó entre el 10 y el 14 de septiembre, se inició en la Agencia de Cooperación de Japón (JICA), donde los representantes nacionales analizaron con sus contrapartes niponas el estado del Programa de Capacitación de Recursos Humanos para Latinoamérica y el Caribe en Reducción de Riesgo de Desastres. Esta iniciativa, conocida como proyecto Kizuna, fue implementada por los dos países en 2015 con el fin de reforzar las capacidades técnicas de los profesionales de la región, mejorar la preparación de la población, los tiempos de respuesta  y procesos de reconstrucción en caso de desastres naturales.

Las autoridades chilenas recorrieron posteriormente la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) para conocer las capacidades tecnológicas del Centro de Operaciones e interiorizarse de los protocolos empleados por el organismo frente a un sismo y posterior amenaza de tsunami.

Los oficiales de la Armada de Chile visitaron además el Instituto de Investigación Portuaria y Aeroportuaria (PARI) donde recibieron antecedentes de los procesos de investigación llevados a cabo para mejorar los procesos de edificación de estructuras portuarias que permitan resistir de mejor manera maremotos como también los estudios de materiales de construcción que buscan reducir los daños de inmuebles ante catástrofes naturales.

Detección de tsunamis

 

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile es un organismo técnico, permanente y oficial del Estado que tiene entre una de sus responsabilidades el funcionamiento, operación y mantenimiento del Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM). Creado en 1966, el SNAM implementó una serie de mejoras en infraestructura, tecnologías y capacidades como parte de las leccones aprendidas tras el terremoto y tsunami que sacudió a Chile el 27 de febrero de 2010.

El SNAM cuenta con 40 mareógrafos o estaciones digitales marca VAISALA modelo MAWS 110 que miden en tiempo real las variaciones del nivel del mar. La información, obtenida cada un minuto en modo GPRS y cada cinco vía satélite, es proporcionada no sólo al SNAM sino a toda la red del Océano Pacífico, siendo sus datos recopilados, procesados y monitoreados por cuatro estaciones terrestres.

El SHOA dispone también de boyas DART II (Deep Ocean Assesment and Reporting Tsunamis) que poseen un registrador de presión de fondo que mide permanentemente el nivel del mar y detecta las variaciones generadas por el paso de un maremoto. Esto es posible al analizar la longitud de onda, emitiendo una alarma al activarse el sensor a través de un sistema satelital. El organismo dispone de cinco de estas boyas situadas en la costa de Iquique, Caldera, Mejillones, Constitución y Pichidangui.

Por su parte, la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) estableció en 2012 la Red Marítima de Coordinacion y Emergencias Datamar Tsunami, que permite generar alertas y mantener las comunicaciones operativas de la Autoridad Marítima antes, durante y después de producirse una catástrofe.

Datamar opera a partir de una interconexión entre 88 estaciones fijas para comunicaciones satelitales compatibles con redes marítimas, terrestres y de radioaficionados, 101 módulos transportables que permiten al personal naval trasladarse desde su unidad y mantener el contacto a través de un terminal satelital, telefonía, radio VHF y de un computador, alimentados por la energía de un vehículo, y de 184 estaciones de alerta que generan una alarma sonora y visual ante una emergencia.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje