menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

El país deberá finalizar el retiro en 2020

Chile registra un 88,6 por ciento de avance en el desminado de su territorio

Demostración de desactivación de mina antipersona en isla Nueva. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

Demostración de desactivación de mina antipersona en isla Nueva. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

21/03/2019 | Valparaíso

Nicolás García

Las unidades de desminado del Ejército y la Armada de Chile despejaron en 2018 un total de siete áreas minadas y destruyeron 6.310 minas antipersona logrando el Plan Nacional de Desminado Humanitario un 88,66 por ciento de avance.

Chile suscribió la Convención de Ottawa que prohíbe el empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersona, y en virtud de este acuerdo, que entró en vigencia en marzo de 2002, el país deberá finalizar en 2020 el proceso de remoción y desactivación de los 194 campos minados sembrados en la década de 1970 en la fronteras de Argentina, Bolivia y Perú.

Según datos entregados a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados por el jefe del Estado Mayor Conjunto (Jemco), vicealmirante Rodrigo Álvarez, las operaciones de desminado alcanzaron el año pasado solo un 54 por ciento de cumplimiento debido a factores climáticos como intensas lluvias y nevadas que impidieron el despeje de la totalidad de las 13 áreas minadas consideradas para este período.

Operaciones de desminado en 2018

 

En la región de Arica y Parinacota, se desarrollaron actividades de desminado mecánico al interior de la Quebrada Escritos y desminado manual en las localidades altiplánicas de Caquena y Villa Industrial concluyendo el año con dos áreas despejadas de un total de cinco y la destrucción de 4.453 minas.

En la región de Antofagasta se realizó desminado mecánico en las áreas de peligro Seilao y Valle Chico Industrial ubicadas en las cercanías de San Pedro de Atacama y desminado manual en el Sector Paso Sico siendo limpiadas dos áreas de un total de tres y se destruyeron 1.381 minas.

En la región de Valparaíso se despejó una de las dos áreas minadas de peligro ubicadas en el interior de la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes del Ejército

En la región de Magallanes, la unidad de desminado Punta Arenas del Ejército despejó y certificó un área minada concluyendo las operaciones en el sector hito XVII. Por su parte la Partida de Operaciones de Minas Terrestres de la Armada (Pomta) despejó dos campos minados en isla Nueva siendo este proceso inspeccionado recientemente por el ministro de Defensa, Alberto Espina, tal como publicó Infodefensa.com. Las unidades de estas dos instituciones limpiaron en este período tres de un total de cinco áreas y destruyeron 476 minas.  

Un minucioso proceso

 

Chile instaló minas en las fronteras que comparte con Argentina, Perú y Bolivia a mediados de la década de 1970 por problemas diplomáticos y como una medida defensiva ante eventuales agresiones a su territorio. En 1997 firmó la Convención de Otttawa que prohíbe este tipo de artefactos militares y se comprometió a retirlas en un plazo de 10 años. Este acuerdo entró en vigencia en marzo de 2002 y los trabajos de limpieza comenzaron en 2004 en los 194 campos minados existentes.

El desminado es efectuado por unidades del Ejército y la Armada. Esta labor es coordinada por la Comisión Nacional de Desminado Humanitario del Estado Mayor Conjunto. Con el propósito de preparar y capacitar al personal de las Fuerzas Armadas en el proceso de desactivación de municiones sin explosar, en 2004 se creó el Centro de Entrenamiento de Desminado y Destrucción de Explosivos (Ceddex), unidad dependiente de la Escuela de Ingenieros del Ejército de Chile.

Pese al esfuerzo del país por cumplir este acuerdo, no pudo lograr esta misión en el plazo estipulado de 10 años y por este motivo, en marzo de 2011, solicitó una prórroga de 8 años al Comité de Estados Permanentes de la Convención de Ottawa para completar el trabajo de desminado. Esta petición fue aceptada en la XI Reunión del organismo celebrada en diciembre de 2011 en Phnom Penh, Camboya.

El Ejército ha dispuesto personal del Arma de Ingenieros en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso y Magallanes mientras que la Armada de Chile desarrolla esta misión en las islas del canal Beagle y cabo de Hornos en el extremo sur del país. En el caso de esta última institución, el proceso se realiza entre septiembre a marzo por las extremas condiciones climáticas.

Para desactivar las minas, Chile utiliza tanto el desminado manual como el mecánico. En 2008 compró dos máquinas MW 370 a la empresa MineWolf Systems (hoy parte de Pearson Engineering) y tres Bozena 5 a la compañía eslovaca Wey Industry que son empleados por el Ejército en las regiones del norte del país.

Al 31 de dciembre de 2018 el país había despejado 172 áreas quedando 22 campos minados por limpiar y alrededor de 15.000 minas terrestres por destruir. El país destinará en 2019 un presupuesto de 7,3 millones de dólares para lograr el 98 por ciento de la meta de desminado humanitario.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje