menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Profesionalización de la Guardia Nacional

El gobierno de México promulga su nueva estrategia de seguridad

Soldados mexicanos. Foto: Mariano García.

Soldados mexicanos. Foto: Mariano García.

17/05/2019 | Ciudad de México

Carlos Heras

El gobierno de México publicó el jueves en el Diario Oficial de la Federación el decreto que fija la nueva Estrategia Nacional de Seguridad Pública para el sexenio 2018-2024, el tiempo que durará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. La nueva estrategia oficial otroga un papel central a las Fuerzas Armadas, a través de su participación en la formación y profesionalización de la nueva Guardia Nacional.

Los pilares de este plan, como se viene anunciando desde antes de que el presidente tomara posesión el 1 de diciembre del año pasado, serán la creación de la Guardia Nacional como nuevo cuerpo de seguridad con elementos del Ejército, la Marina, la Policía Federal y nuevos reclutas y, en segundo lugar, el incentivo del desarrollo y el empleo para atacar "las causas profundas del auge delictivo".

El texto, de más de 30 páginas, reconoce la situación límite de inseguriad que vive México, con más de 240.000 homicidios y 40.000 desapariciones en los últimos doce años. El diagnóstico del decreto destaca los altos índices de impunidad del delito que registra el Instituto Nacional de Estadística y Geografía: de 31 millones de delitos que se cometen cada año, cerca del 99% quedan impunes. El documento expone una visión compleja de la violencia y la inseguridad en el país y constata que "la dimensión del problema no puede reducirse al fenómeno del narcotráfico, porque éste sólo representa una de las actividades del crimen organizado" y destaca los factores socioeconómicos que confluyen en el contexto.

Además, llama la atención sobre la relación entre los delitos violentos y los llamados "de cuello blanco", los delitos económicos y la corrupción de los funcionarios públicos. "Entre unos y otros existen, sin embargo, vasos comunicantes y redes de complicidad evidentes o discretos pero en todo caso insoslayables: por definición, la delincuencia organizada no puede existir sin un grado de involucramiento de funcionarios públicos que le ofrezca un margen de protección e impunidad", se lee en el decreto.

Objetivos de la estrategia nacional

 

La estrategia sexenal establece ocho objetivos específicos: erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia; garantizar empleo, educación, salud y bienestar; respetar y promover los Derechos Humanos; promover la regeneración ética de la sociedad; reformular el combate a las drogas; avanzar hacia un proceso de construcción de paz; dignificar las prisiones y redefinir la doctrina de seguridad pública y seguridad nacional.

Respecto a la redifiición de la doctrina de seguridad pública y el papel de las fuerzas armadas, el documento propone utilizar las fortalezas de las Fuerzas Armadas para apuntalar la Guardia Nacional, que tendrán "un papel protagónico en la formación, estructuración y capacitación" del nuevo cuerpo de seguridad. "Debe admitirse con toda franqueza que, dada la descomposición y la ineficacia de las corporaciones policiales de los tres niveles de gobierno, es necesario trabajar a través de las leyes secundarias en la arquitectura de la Guardia Nacional, aprovechando al máximo los recursos humanos, materiales y financieros de los miembros del ejército, de marina y de la Policía Federal", señala el decreto.

El documento, elaborado por la Secretaría de Seguridad Pública, da también una gran importancia a la coordinación de las fuerzas federales, especialmente la Guardia Nacional, con los niveles de gobierno de los 32 estados de la República y los municipios en 266 regiones establecidas como ámbitos operativos en todo el país.

En cuanto a la política de drogas, la nueva estrategia implicaría un importante giro respecto a gobiernos anteriores, ya que propone un enfoque de salud pública respecto a las adicciones. El Estado se plantará levantar la prohibición de algunas sustancias hoy consideradas ilícitas, aunque el documento rector no especifica cuáles. Las más altas autoridades de México han propuesto públicamente de legalizar el consumo recreativo de marihuana (y regular su producción) y también legalizar el cultivo de amapola (precursora de la heroína) para abastecer a la industria farmacéutica, que usa opiaceos con diversos fines médicos.

Estrategias específicas y desarrollo legislativo pendiente

 

La estrategia desarrolla varias líneas específicas, como el desarrollo de un nuevo modelo policial, donde las policías municipales deberán ser claves por su proximidad social y conocimiento del territorio. "Dicho modelo debe ser integral y transversal en sus componentes y considerar un enfoque de derechos humanos, proximidad y participación ciudadana", se lee en el decreto. Además, las policías municipales y estatales deberán regirse por estándares nacionales comunes con capacitación y responsabilidades homologadas. No obstante, no está claro qué pasos dará el Ejecutivo para avanzar en la profesionalización de las fuerzas policiales subnacionales, algo que ha valido buena parte de las críticas a la nueva estrategia securitaria de López Obrador.

Otro importante eje de la nueva política de seguridad será la prevención del delito a través del desarrollo económico, el mejoramiento de la justicia y la atención a las víctimas y la disuasión focalizada, entre otras. Asimismo, el decreto apenas publicado establece estrategias específicas para combatir el robo de combustible (un área que ha implicado un fuerte despliegue de soldados y marinos desde que el nuevo gobierno tomó posesión) y contra el lavado de dinero y el fraude fiscal, a través entre otras cosas de la creación de una Unidad de Inteligencia Financiera.

La nueva estrategia de seguridad pública ya implicó cambios de calado en la Constitución, que se sancionaron en marzo de este año, y tiene pendiente cambios legislativos en los próximos meses: leyes secundarias que regulen el funcionamiento de la Guardia Nacional, la ley nacional sobre el uso de la fuerza y la ley nacional del registro de detenciones.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje