menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Nuevo Programa Espacial Nacional de Chile

Airbus defiende el programa satelital chileno por su carácter "estratégico"

El sistema satelital integrado de Airbus. Imagen: Airbus

El sistema satelital integrado de Airbus. Imagen: Airbus

22/07/2019 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) acaba de presentar los lineamientos generales del nuevo Programa Espacial Nacional de Chile. En este contexto, Infodefensa.com ha querido hablar con Airbus Defence and Space, uno de los gigantes del sector y desarrollador del actual satélite chileno, el Fasat-Charlie. Airbus también es una de las empresas que han mostrado su interés en ir de la mano de Chile en cualquier nuevo proceso de desarrollo espacial.

El interlocutor en esta ocasión fue el vicepresidente senior de Airbus para América Latina, Christophe Roux, para quien "el programa satelital de Chile es un proyecto estratégico". Según Roux, un programa actualizado con las últimas tecnologías como pretende Chile será muy beneficioso para el país. "Han pasado 11 años desde la firma del contrato del Fasat-Charlie. Y un nuevo sistema para Chile implicará una mejora en las capacidades tecnológicas e innovación en relación al Fasat-Charlie. Los programas y las aplicaciones se han mejorado considerablemente".

Aparte del sistema en sí, desde Airbus también se insistió en las ventajas para la industria nacional, la economía y la generación de empleo cualificado de un desarrollo de este tipo. "Otro tema importante a considerar ha sido la capacitación: se han instruido a más de 600 ingenieros de 25 países, incluidos Chile, además de la capacitación académica...", enfatizó el ejecutivo senior de Airbus.

Airbus se posiciona

 

Airbus es la desarrolladora del actual sistema satelital chileno y quiere participar en el nuevo programa. Al ser preguntado sobre por qué su empresa debe ser tenida en cuenta en este proceso, Roux puso por delante el trabajo realizado. "En nuestra historia de 50 años, en que hemos puesto en órbita 280 satélites, ninguno ha tenido fallas en su tiempo de vida útil contractual, lo que ha ocurrido con el satélite chileno". De hecho, para Airbus, el Fasat-Charlie es un ejemplo de la confiabilidad de un sistema satelital SSOT: "Para nosotros no ha sido sorpresa que Fasat-Charlie siga funcionando y el cliente está conforme con este desempeño. Es una señal de confiabilidad y calidad... En el espacio, un país no quiere arriesgarse a poner su presupuesto, su reputación, su nombre en un sistema que pueda fallar. Con Airbus, las estadísticas indican que hay muchas más chances de que nuestros sistemas funcionen correctamente".

Más allá del Fasat-Charlie, Roux resumió en una frase una de las, para él, mayores virtudes de Airbus: "Tenemos el control de toda la cadena espacial". Roux matizó que se refiere a que su empresa es capaz de desarrollar todo el proceso, "desde el diseño del sistema satelital, abarcando la fabricación del satélite, pruebas, lanzamiento, desarrollo de todo tipo de satélites como los de comunicación, observación terretre, científico, incluyendo una parte muy importante que es el servicio, aplicaciones y plataformas digitales. Todo esto podemos ofrecer a la Fuerza Aérea de Chile".

Roux destacó que "además, creo que somos los únicos a nivel mundal que podemos entregar acceso a una constelación muy potente de satélites, lo que significa acceder a un sistema de satélites nuestros, radares ópticos de alta de resolución de todo tipo de órbita, lo que permite a cualquier socio nuevo entrar a un club en el cual no solamente tendrá su sistema independiente, sino que también puede optar a tener acceso a información según sus requerimientos".

El vicepresidente senior de Airbus para América Latina se explicó: "Tenemos una constelación de satélites en los cuales funcionan los de generación Pléiades, Spot, Terrasat (satélites-radares) y en poco tiempo la nueva generación de Pléiades Neo, que es un Sistema Satelital de Observación Terrestre (SSOT) de alta resolución".

Una plataforma consolidada

 

Según Roux, un punto fundamental podría ser la estación terrestre que permite la operación del satélite y recibir los datos del sistema satelital. Y en este ámbito Airbus acaba de ganar alguna de las licitaciones abiertas más importantes a nivel mundial: "En Tailandia con el Theos-2, de similares características al PeruSat-1; en Francia con la constelación de cuatro satélites CO3D para cartografía planetaria 3D; y un nuevo contrato, que todavía no podemos oficializar porque es confidencial, en otro continente, con similares capacidades al tailandés. Lo anterior nos permite estar en una buena posición para ofrecer a Chile lo que necesite desarrollar para su programa satelital".

Todos los sistemas que describe Roux tienen una doble vertiente civil y militar, aunque las aportaciones a cada ámbito son un secreto estratégico. "Honestamente es imposible responder sobre la pregunta de cuál es el porcentaje destinado al uso militar y el uso civil ya que depende mucho del país y de las circunstancias, incluso en el mismo país puede cambiar a lo largo del tiempo, dependiendo, por ejemplo, de un eventual conflicto, combate al narcotráfico o anticipación de desastres naturales. Es un sistema extremadamente flexible que se puede adaptar a la prioridad asignada por el país tanto en asuntos civiles como en Defensa y seguridad nacional", explicó.

El programa chileno

 

La presentación de los lineamientos generales del nuevo Programa Espacial Nacional lo realizó el pasado 11 de julio el subdirector de Asuntos Espaciales de la Dirección de Operaciones de la Fuerza Aérea, coronel de aviación Luis Sáez quien entregó las directrices del proyecto anunciado por el presidente de la República, Sebastián Piñera, el 1 de junio y que permitirá avanzar de manera relevante en el uso y explotación del espacio para beneficio de todos los habitantes del país.

El coronel Sáez informó que el programa está inserto en el desarrollo nacional y, que por tratarse de un gran desafío, debe contar con la participación de varias instituciones, entre ellas las públicas como los ministerios de Transporte y Telecomunicaciones, Obras Públicas, Ciencia, y Defensa. "Tenemos 31 millones de km2 que vigilar"... La idea es sumar las capacidades individuales que cada organismo tiene para que a través de este nuevo sistema se logre obtener, procesar la información y generar conocimiento.

"Las funciones que este sistema espacial tiene están centradas, primero, en la vigilancia y el control del aire y del espacio, como parte del ámbito de nuestra soberanía y nuestra defensa. También aportar con la creación de activos que es el poderío aeroespacial nacional", explicó el coronel. Referente a este último punto, se plantea desarrollar la industria, infraestructura, medios aéreos y las políticas del ámbito aeroespacial.        

Nueva infraestructura


El Programa Espacial Nacional se focaliza en el incremento de las capacidades del sistema aeroespacial nacional. "Lo que hace, en términos simples, es crear un sistema integrado para la observación y las comunicaciones, y que esté disponible para el sector público y privado". La estrategia es contribuir, de manera coloborativa entre los distintos actores, a fortalecer este nuevo sistema. Respaldar el marco tecnológico, como los activos (satélites, estaciones, sistemas de telecomunicaciones), el marco normativo, la institucionalidad y el marco presupuestario.     

Las líneas de acción están orientadas a fortalecer la industria nacional; apoyar las actividades de investigación, innovación, desarrollo y conocimiento; generar masa crítica para explorar nuevas capacidades; y centrar la colaboración y cooperación nacional e internacional.

Se planea contar con más estaciones terrestres a lo largo del país (en Santiago, Punta Arenas o la Antártica, y una transportable que estará desplegada en el norte); así como la fabricación nacional de nanosatélites (entre cuatro a siete) en un laboratorio local, que se califica como estratégico para el proyecto; y la implementación de geoportales para la obtención de información por parte de organismos públicos y privados, de Seguridad y Defensa, e instituciones educacionales.

"Necesitamos que Chile no solamente entre en la era espacial, si no que se mantenga y se desarrolle. Que esta odisea espacial sea a la chilena, sea de la manera que nosotros pensamos que es más idónea en función de nuestra realidad. Y que esta carrera sea contra nosotros mismos, contra el desarrollo", declaró el subdirector de Asuntos Espaciales.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje