menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Proyecto Antártica I

Asmar presenta al Senado la construcción de su primer buque rompehielos

La nueva grúa pórtico Konecranes facilita el traslado y el montaje preciso de los bloques en la grada de Asmar-T. Foto: Armada de Chile

La nueva grúa pórtico Konecranes facilita el traslado y el montaje preciso de los bloques en la grada de Asmar-T. Foto: Armada de Chile

29/07/2019 | Valparaíso

Nicolás García

Las comisiones de Defensa y Hacienda del Senado de Chile realizaron el 25 de junio una visita a la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) para conocer sus capacidades y el estado de avance de la construcción del rompehielos del proyecto Antáttica I.

La presencia de los senadores en Asmar tiene una especial relevancia ya que la planta, tal como publicó Infodefensa.com, inició el 16 de agosto de 2018 el proyecto más complejo de su historia y la puesta en marcha ha implicado la renovación y adquisición de nuevas tecnologías que permitirán afrontar nuevos desafíos como el Plan Nacional Continuo de Construcción Naval que la Armada de Chile ha propuesto para reemplazar sus buques una vez cumplida la vida útil.

Los congresistas fueron acompañados en su recorrido por el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva, el director general de los Servicios de la Armada, vicealmirante Cristián Ramos; el jefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante Guillermo Lüttges; y el director de Asmar, contraalmirante Luis Kohler, entre otras autoridades navales.

Los integrantes de las comisiones de Defensa y Hacienda del Senado recibieron en la jornada una presentación de la orgánica, administración, estructura, capacidades y áreas de trabajo de la planta tanto en el ámbito de la reparación, construcción y mantenimento de unidades navales como también los diversos servicios que entrega el astillero a mercantes y pesqueros.

Nuevas capacidades productivas

 

El administrador de Asmar Talcahuano, capitán de navío Mauricio Linderman, detalló a los asistentes las características del proyecto Antártica I que es el primer rompehielos que se construye en el Pacífico Sur Occidental y que permitirá mejorar la conectividad y reforzar la presencia del país en en el continente blanco.

Linderman expresó que la planta ha realizado una importante inversión en el mejoramiento de las instalaciones como talleres y patios para almacenaje, adquisición de nueva maquinaria, mejoramiento de las condiciones labores y capacitación del personal, tanto en Chile como en el extranjero, para mejorar la eficiencia e  incrementar las capacidades productivas.

El plan de inversiones, que como publicó Infodefensa.com alcanza un monto superior a los 20 millones de dólares, consideró la incorporación de una línea semiautomática de paneles, una curvadora de perfiles, un carro de transporte de 210 toneladas para levantar y llevar los bloques a la grada y una grúa pórtico Konecranes de 150 toneladas que arribó a la planta en enero y su montaje se realizó en mayo.

Los senadores y sus anfitriones observaron el proceso de construcción del rompehielo y la renovación de las instalaciones productivas de la planta industrial. Las autoridades recorrieron el taller de acero, el taller de armado de bloques y paneles además del taller de cañerías y estructuras menores. Asimismo visitaron la grada de construcción, lugar en el que se realizó el 18 de julio una ceremonia privada para la colocación del primer bloque del buque.

Un rompehielos multimisión


La Armada de Chile otorgó en marzo de 2015 un contrato a Asmar para la definición conceptual y la selección de un diseño de ingeniería básica para la construcción de un rompehielos tras descartar la compra de una unidad usada de 6.000 toneladas por no existir en el mercado buques que tuvieran una vida útil de 20 años.

La empresa seleccionó en enero de 2016 el diseño Vard 9 203 de la firma canadiense Vard Marine del grupo italiano Fincantieri. El acuerdo comenzó a regir en febrero de 2016 y consideró cinco hitos de entrega de información técnica además de pruebas, ensayos y predicciones de canal para verificar las performances del buque.

El rompehielos que construye Asmar tendrá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Posee clasificación Ice Class (PC5) y podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos.

El buque tendrá una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos. Dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Entre sus equipos destacan ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión que facilitarán los estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica.  

El rompehielos podrá ejecutar además misiones de búsqueda y rsscate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica empleando para ello helicópteros embarcados, botes de rescate y una enfermería con capacidad quirúrgica. Asimismo, estará habilitado para realizar fiscalización pesquera como buque inspector en embarcaciones que extraigan recursos marinos en el área antártica.

Asmar firmó el contrato de construcción del buque el 23 de noviembre de 2017 por un monto cercano a los 216 millones de dólares. La empresa espera realizar la botadura al mar del buque en agosto de 2022 y efectuar la entrega a la Armada de Chile para finales de 2023.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje