menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Producción de fusiles AK-103/AK-104 y munición

La pandemia retrasa la construcción de la fábrica de Kalashnikov en Venezuela

Efectivos del Ejército portando fusiles AK-103. Foto: Agencia Venezolana de Noticias

Efectivos del Ejército portando fusiles AK-103. Foto: Agencia Venezolana de Noticias

04/03/2021 | Caracas

Carlos E. Hernández

El proceso de construcción de la planta para la producción de fusiles de asalto Kalashnikov en Venezuela se ha desacelerado como consecuencia de la pandemia del Covid-19. “El proyecto se está implementando, pero el coronavirus lo ha afectado todo: personal, entrega de materiales y dotación del proyecto con la infraestructura necesaria”, dijo a la agencia rusa Interfax una "fuente en Caracas".

Sin embargo, la fuente consultada por el medio ruso no pudo indicar una nueva fecha para la finalización de la construcción, la cual se lleva a cabo en las instalaciones de la estatal Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), en Maracay, estado Aragua. La puesta en producción de la planta estaba prevista a más tardar para este año, de acuerdo a lo anunciado por una autoridad rusa.

El proyecto

 

En 2006, el Gobierno venezolano, a través de Cavim, suscribió con Rosoboronexport los contratos para la construcción de una planta para la fabricación de fusiles de asalto Kalashnikov AK-103/AK-104 y otra para la producción de las municiones calibre 7,62×39 mm.

Inicialmente, se dijo que las fábricas serían inauguradas entre 2009 y 2011. A partir de entonces, como ha venido informando Infodefensa.com, se han anunciado nuevas fechas, comenzando por 2012, que por distintas circunstancias tampoco se han cumplido. En diciembre de 2014, Moscú admitió que las obras se paralizaron a raíz de irregularidades cometidas por el contratista ruso que luego fue procesado y condenado por estafa. Las construcciones se reanudaron en abril de 2016.

Finalmente, entre mayo y julio de 2019, directivos de la industria militar rusa señalaron que, conforme a lo previsto, la planta debería estar lista para finales de ese año, pero un mes después, el director del Servicio Federal para la Cooperación Técnica Militar (Fsvts) de Rusia, Dmitry Shugaev dijo, en declaraciones recogidas por Interfax, que “se pondría en marcha en 2020-2021, tomando en cuenta la situación en este país”.

El AK-103 en Venezuela

 

En 2005 la Fuerza Armada Nacional adoptó el Kalashnikov AK-103/AK-104 de 7,62×39 mm como el fusil de asalto de uso normalizado de sus cuatro componentes militares (Ejército, Armada, Aviación Militar y Guardia Nacional), en reemplazo del Fabrique Nationale d'Herstal (FN) FAL de 7,62×51 mm.

En ese mismo año concretó la compra de 100.000 fusiles AK-103/AK-104, además de los accesorios (cargadores, bayonetas), 74 millones de cartuchos calibre 7,62×39 mm, entre otros accesorios. Se ha especulado que, ante el retraso de la construcción de las plantas en Maracay, se ha producido una segunda orden por cantidades no especificadas para atender los requerimientos de la Fuerza Armada, pero esto no ha sido confirmado.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje