menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Es el tercer C130J del pedido de cuatro a EEUU

Francia recibe su primer Super Hercules de suministro en vuelo

Avión KC-130J francés. Foto: Fuerza Aérea de Francia

Avión KC-130J francés. Foto: Fuerza Aérea de Francia

25/09/2019 | Madrid

G. S. Forte

La Fuerza Aérea de Francia ya cuenta con su primer avión de suministro en vuelo KC-130 J Super Hercules. La ministra de Defensa, Florence Parly, fue la encargada de recibir la semana pasada en la base de Orleáns-Bricy, en el centro del país, esta aeronave fabricada por la compañía norteamericana Lockheed Martin, y que permitirá por primera vez al arma aérea del gala reabastecer de combustible en vuelo a helicópteros. La adquisición de este aparato, la de otra unidad con las mismas características que está pendiente de entrega y otras dos del modelo, aunque sin capacidad de abastecer en vuelo, se enmarca en la necesidad de cubrir capacidades mientras los nuevos A400M de Airbus alcanzan las capacidades previstas.

Se da la circunstancia de que Airbus acaba de anunciar que su modelo ha completado sus primeros contactos en seco en el proceso de certificación para el reabastecimiento en vuelo de helicópteros. En estas pruebas se ha empleado un helicóptero H225M, el misto aparato que se verá especialmente beneficiado para recibir combustible en el aire por la adquisición de los KC-130J.

El segundo KC-130J francés será entregado a lo largo del próximo año, mientras que las dos unidades anteriores, que no están preparadas para el suministro de combustible en vuelo, ya fueron suministradas, el primero de ellos a principios del año pasado.

El Gobierno francés solicitó en 2015 a Estados Unidos la compra de cuatro aviones de transporte C-130J, fabricados por Lockheed Martin. El vendedor estimó entonces el coste de estas unidades más el del equipo asociado, piezas y apoyo logístico en 650 millones de dólares. Francia anunció previamente su intención de hacerse con cuatro C-130 para dar apoyo a sus fuerzas de operaciones nacionales mientras que los nuevos A400M , fabricados por Airbus Defence and Space, no cuentan aún con las capacidades de repostar helicópteros en vuelo ni de lanzar paracaidistas desde sus puertas laterales. Se trata de unas carencias en las que el fabricante europeo trabaja desde hace tiempo para solventarlas definitivamente.

El encargo francés inicial de C-130 J Super Hercules incluyó dos aeronaves con capacidad de suministrar combustible a helicópteros en vuelo, variante conocida como KC-130J, dotadas de motores turbohélices Rolls Royce AE-2100D, otras dos de la variante C-130J, también equipadas con propulsores del mismo tipo, más otros cuatro Rolls Royce AE-2100D para repuestos.

Según la información facilitada en su momento por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA, por sus siglas en inglés) la adquisición solicitada incluyó seis sistemas de contramedidas AN/ALE 47; seis sistemas de alerta de misiles AN/AAR-47A(V)2; seis receptores de alerta radar AN/ALR-56; diez equipos integrados GPS/INS; veinte radios, diez de ellas AN/ARC-210 y diez AN/ARC-164 UHF/VF, más otras dos HF; diez terminales de voz seguras KY-100, y diez equipos de voz segura KYV-5.

En 2017 Francia suscribió la creación junto a Alemania de una flota conjunta de doce aviones militares de transporte C-130J. El acuerdo contemplaba la compra por parte de París de otras dos unidades más y de otra media docena de aparatos por parte de Berlín.

Tanto París como Berlín anunciaron estos planes de adquisiciones con un mismo argumento: mantener capacidades mientras la flota de aviones A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de este modelo desarrollado por Airbus Defence and Space.

El C-130J es un aparato de 40 metros de envergadura, puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje