menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Comunicado conjunto

Dassault y Airbus advierten de que el programa FCAS no avanza como debería

maqueta fcas

10/10/2019 | Madrid

G. S. Forte

Las compañías Dassault Aviation y Airbus han emitido un comunicado exhortando a Francia y Alemania para que aceleren el programa Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS), que ambas lideran. “Si Europa no avanza, y no lo hace rápidamente, en este programa, será imposible mantener las capacidades de desarrollo y producción necesarias para una industria de defensa soberana”. El texto apunta que ahora, dos años después de que la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron acordasen este desarrollo conjunto, al que el pasado junio se sumó España, “debería avanzar rápidamente lanzando la fase de demostración del programa”.

La etapa de demostración del FCAS supone “comenzar la primera fase de desarrollo de este proyecto de defensa europeo del siglo XXI”. Esta iniciativa, “en el contexto geopolítico actual, garantiza que Europa pueda mantener su soberanía industrial y operativa y hacer frente a las amenazas del mañana”. En este punto, la nota insiste en la necesidad de que Europa avance “rápidamente en este programa” o “será imposible mantener las capacidades de desarrollo y producción necesarias para una industria de defensa soberana”.

Los responsables de Dassault y Airbus reconocen que el FCAS “es una empresa altamente compleja y ambiciosa, desde un punto de vista tecnológico, estratégico y político”, y que afectará “la totalidad de nuestros activos aéreos y su capacidad de operar juntos en condiciones óptimas”.

En este contexto, advierten, “lo que está en juego es nada menos que nuestra capacidad para garantizar nuestra defensa y nuestra autonomía en el aire en la segunda mitad del siglo XXI”. El objetivo, recuerdan, “es que el FCAS entre en servicio operativo en 2040 como muy tarde. Es un plazo que puede parecer largo, pero la planificación debe comenzar con mucha anticipación”.

Los fabricantes reconocen que los primeros pasos importantes del programa ya se han dado, como la definición de los requisitos del sistema que ya han expresado conjuntamente las naciones asociadas, la definición de una organización industrial franco-alemana bajo el respectivo liderazgo nacional de Dassault y Airbus (España ha optado por Indra para que lidere su participación), y el lanzamiento el pasado enero de un estudio de concepto conjunto (JCS, por las siglas de este concepto en inglés) franco alemán para definir las principales características del sistema.

Las empresas sí han hecho los deberes

 

En el comunicado, Dassault y Airbus subrayan que ellas sí han hecho sus deberes y han logrado cerrar acuerdos conjuntos y preparase para avanzar a tiempo. “Sin embargo”, añade, “las tecnologías futuras deben desarrollarse ahora para las posteriores pruebas de vuelo y calificación”. Se trata, añade, de “una fase de maduración esencial para eliminar riesgos y anticipar desarrollos de tal complejidad”. Por eso, los gobiernos y la industria “acordaron lanzar una fase de desarrollo de demostradores lo antes posible, para lo cual la industria francesa y alemana, coordinada por Dassault Aviation y Airbus, presentaron propuestas durante el Salón Aeronáutico de París en junio de 2019”.

“Lo importante ahora es alcanzar un progreso concreto en el FCAS”. De ahí que, insisten, “la próxima reunión del consejo ministerial franco-alemán debería servir como catalizador de este deseo conjunto de avanzar lanzando rápidamente esta fase de demostración y comprometiendo a las naciones asociadas a un plan de financiación confiable para confirmar la naturaleza sostenible y coherente de este programa de desarrollo europeo”.

“Dassault Aviation y Airbus están listos para asumir el desafío y ahora están ansiosos por lanzar el trabajo necesario para garantizar la viabilidad de este programa a largo plazo. Ahora depende de nuestros líderes políticos tener el coraje de aprovechar este impulso y tomar las decisiones necesarias para abrir el próximo capítulo. No perdamos más tiempo. La industria está lista, motivada y unida para que este programa sea un éxito”, apunta el comunicado.

En sus párrafos finales el texto pone directamente en boca de los consejeros delegados de ambas compañías, Eric Trappier por Dassault y Dirk Hoke por Airbus Defence and Space, esta petición: “Hacemos un llamado a nuestros líderes políticos para que hagan todo lo posible por lanzar estos demostradores lo antes que se pueda en lo que será un paso clave para hacer avanzar este ambicioso proyecto”.

Diferencias en exportaciones

 

Fuentes del sector indican que el retraso en los contratos de demostradores, a priori uno para el caza de nueva generación que incluye el programa y otro para su motor, está relacionado con las diferencias entre Francia y Alemania a cuenta de la política de exportaciones de armamento y sobre el reparto de participación en el futuro proyecto de carro de combate que pretenden desarrollar en paralelo.

El FCAS es un sistema de sistemas, que incluye aviones tripulados y aparatos remotamente pilotados (RPA) coordinados entre sí, en el que ya se han comprometido Francia, Alemania y España. El componente tripulado del FCAS es conocido por las siglas en inglés de la expresión de Caza de Nueva Generación, NGF (New Generation Fighter).

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje