menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Lockheed, Eurofighter, Dassault y Boeing

El miércoles acaba el plazo para mejorar las ofertas al futuro caza suizo

Aviones Eurofighter austríacos sobrevolando Suiza. Foto: Geoffrey Lee / Planefocus

Aviones Eurofighter austríacos sobrevolando Suiza. Foto: Geoffrey Lee / Planefocus

13/11/2020 | Berna

Infodefensa.com

La pandemia atrasó tres meses el periodo máximo para que los fabricantes que optan al programa suizo de defensa aérea Air2030 puedan presentar sus ofertas finales, lo que inicialmente estaba previsto para el pasado agosto. El próximo miércoles, día 18 de noviembre, concluye definitivamente este periodo para que los contendientes traten de mejorar sus opciones en un programa valorado en 9.000 millones de francos suizos. De esa cantidad, 6.000 millones van destinados a la adquisición de un nuevo avión de combate. Los restantes 3.000 millones se emplearán en una nueva red de defensa aérea.

Las ofertas mejoradas que se reciban en los próximos días se sumarán a las conclusiones alcanzadas por las autoridades de compra suizas tras la evaluación que el año pasado realizaron a los cuatro aviones de combate que continúan con opciones. Se trata del F-35A de Lockheed Martin; el avión de combate F/A-18 Super Hornet, de Boeing; la aeronave de factura alemana, británica, italiana y española Eurofighter, construido por Airbus, BAE Systems y Leonardo a través de la empresa conjunta Eurofighter, y el caza Rafale, de la francesa Dassault Aviation.

Aprobado en referéndum

 

En 2014 los ciudadanos suizos rechazaron en un referéndum la compra prevista entonces de 22 aeronaves Gripen de la sueca Saab por cerca de 3.500 millones de dólares. Como consecuencia, a mediados de 2016 se encargó a un grupo de expertos la evaluación de una nueva solución para la defensa aérea del país a través de un informe de recomendaciones. El trabajo recogió cuatro opciones, cada una de ellas basada en un distinto grado de desarrollo de los sistemas de protección del espacio aéreo, y describía sus ventajas y desventajas. La segunda opción, que fue la finalmente elegida, es la que planteaba la compra de 40 cazas y la adquisición de una nueva red de defensa aérea por un total de 9.000 millones en total.

Un nuevo referéndum, celebrado el pasado septiembre, aprobó finalmente la compra de nuevos aviones de combate. De este modo, los ciudadanos del país dieron luz verde definitiva al futuro contrato, cuyo ganador aún está por desvelarse.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje