Asmar comienza la modernización de la fragata chilena 'Cochrane'
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Asmar comienza la modernización de la fragata chilena 'Cochrane'

Fragata FF-05 Almirante Cochrane ingresando a Pearl Harbor durante ejercicio Rimpac 2016. Foto: US Pacific Command
|

La fragata FF-05 Almirante Cochrane de la Armada de Chile arribó a Talcahuano el 10 de marzo para recibir una extensa modernización a cargo de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).

El buque especialista en guerra antisubmarina será la primera de las tres unidades type 23 en servicio en la Escuadra Nacional que incorporará el sistema de gestión de combate CMS 330 de Lockheed Martin Canada, el misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA y el radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt.

La Armada de Chile seleccionó estos avanzados sistemas para dotar con nuevas capacidades y tecnologías para permitir que las tripulaciones de las fragatas FF-05 Cochrane, FF-06 Condell y FF-07 Lynch desarrollen su máximo potencial y aseguren su vigencia operativa durante el ciclo de vida proyectado.

El inicio del programa de modernización de la fragata FF-05 Almirante Cochrane sufrió un retraso de dos meses producto de la gran carga de trabajo que acumuló en el último tiempo la planta industrial de Asmar Talcahuano. Algunos de los buques que se encuentran en el astillero son la fragata antiaérea de la clase L FFG-11 Capitán Prat y el petrolero AO-53 Araucano. Respecto a este último, se espera que su carena concluya en los próximos días, tal como reportó Infodefensa.com en una nota publicada en noviembre de 2017.

La implementación de los nuevos sistemas en la FF-05 Almirante Cochrane demandará un refit que se extenderá por un plazo aproximado de 18 meses. Los trabajos contemplan, además, la remodelación de la cubierta de vuelo para estandarizarla con el diseño que poseen las unidades gemelas y la adecuación del buque para incorporar el sonar remolcado de búsqueda activa/pasiva de baja frecuencia S2087 de Thales Underwater Systems que es empleado por la FF-06 Condell y la FF-07 Lynch.

Sistemas a la vanguardia regional

Las fragatas antisubmarinas type 23 de la Armada de Chile son las plataformas navales de combate más sofisticadas y mejor equipadas de Sudamérica. El país adquirió estos buques de segunda mano al Reino Unido en 2005 por 134 millones de libras esterlinas como parte del proyecto Puente, programa que permitió reemplazar a los destructores de la clase County y fragatas de la clase Leander de la Escuadra Nacional que habían cumplido su vida útil al iniciarse el nuevo siglo.

La institución determinó en 2015 modernizar las tres fragatas antisubmarinas type 23 ya que este tipo de proceso forma parte de la política de actualización continua de las capacidades de los buques de combate de primera línea. Para ello, solicitó en una primera etapa información técnica de radares tácticos, sistemas de gestión de combate (CMS) y misiles antiaéreos de guía activa/semiactiva a las empresas más grandes y prestigiosas del mundo y estableció como plazo el mes de julio de 2016 para recibir las propuestas de las firmas interesadas en adjudicarse el concurso.

La Armada de Chile seleccionó en diciembre de 2016 la oferta de Lockheed Martin Canada como primera alternativa y descartó los productos presentados por BAE Systems/QinetiQ e IAI ya que consideró que la alternativa canadiense era la más económica, flexible en integrar equipos de proveedores diversos y por la gran experiencia lograda en la modernización de las fragatas de la clase Halifax de la Royal Canadian Navy (RCN).

Lockheed Martin Canada anunció que era la empresa ganadora del proceso en mayo de 2017 y antes que concluyera ese mes confirmó en la feria Canada´s Global Defence and Security Trade Show (Cansec) que las fragatas chilenas dispondrán de su sistema de gestión de combate CMS 330, el radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt y el misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA.

La modernización de estos buques será el programa más complejo que desarrolle un astillero sudamericano en los próximos años. La incorporación de nuevas tecnologías que no existen en Latinoamérica permitirá al personal técnico de Asmar adquirir nuevos conocimientos para desarrollar procesos de integración de equipos que podrán ser replicados en otros proyectos. Esto adquiere especial relevancia ya el país requerirá reemplazar la Escuadra Nacional en un horizonte de 20 años y una de las opciones que se evalúa es la construcción de unidades en Chile.



Recomendamos

Lo más visto