Buzos Tácticos, los guerreros de las botas mojadas de la Armada de Chile
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Buzos Tácticos, los guerreros de las botas mojadas de la Armada de Chile

Los BT son rigurosamente entrenados y acondicionados en Operaciones Especiales Marítimas. Foto: Armada de Chile
|

Los Buzos Tácticos (BT) de la Armada de Chile son los operadores de Fuerzas Especiales más antiguos del país y son reconocidos a nivel local e internacional por su alta preparación de combate con una orientación marítima, anfibia y terrestre.

Este grupo de élite es formado por oficiales y gente de mar voluntarios, rigurosamente entrenados y acondicionados en Operaciones Especiales Marítimas empleando tácticas, técnicas y procedimientos que les permiten cumplir las misiones más complejas en tierra y mar.

Los BT son las únicas Fuerzas Especiales del país que utilizan esencialmente medios navales y el empleo de técnicas acuáticas para cumplir misiones sobre objetivos estratégicos desde el océano.

Estos efectivos posen grandes habilidades en natación, buceo, desplazamiento en kayak, patrullaje terrestre, paracaidismo, cruce de ríos y tiro con diferentes tipo de armamento, estando listos y preparados para actuar en las condiciones climáticas más adversas.

Entre las operaciones que desarrollan los BT de la Armada de Chile destacan el buceo de combate, reconocimientos detallados de fondo y playa, buceo profundo, abordaje a naves y contraminado, entre otras

Óptimos Bajo y Sobre el Agua


La subespecialidad de Buzos Tácticos nació el 5 de agosto de 1959, fecha en la que el comandante en jefe de la época, vicealmirante Leopoldo Fontaine, firma el decreto que crea la especialidad de Buceo Táctico de la Armada.

En sus inicios los buceadores de combate recibieron instrucción y entrenamiento en Estados Unidos. Este vínculo, específicamente con los Navy Seal´s y las unidades Explosive Ordenance Disposal (EOD) de la Armada de Estados Unidos, se ha mantenido en el tiempo y los Buzos Tácticos mantienen un estrecho programa de intercambio y perfeccionamiento con sus pares norteamericanos.

El 28 de agosto de 1963 se realizó el primer curso de Buceo Táctico impartido por oficiales chilenos que habían realizado cursos en el extranjero. La instrucción inicial duraba cerca de dos meses y el personal quedaba capacitado en planificación y ejecución de operaciones nocturnas de buceadores contra buques, trabajos con explosivos terrestres y submarinos para demolición de obstáculos en playas de desembarco y empleo de equipo de buceo de circuito cerrado.

En 1967 se creó el Grupo de Buzos Tácticos quedando al mando del director de la Escuela de Grumetes y emplazado en la isla Quiriquina. Tres años después se trasladó a la Primera Zona Naval (Prizona) pasando a depender del Sub Departamento de Municiones. En 1976 se estableció la Agrupación de Buzos Tácticos al mando del Comando de Submarinos y en 1981 se creó el Comando de Buzos Tácticos (Combutac) dependiente de la Prizona.

Solo los mejores


El curso de Buzo Táctico es el más largo y exigente de las Fuerzas Armadas de Chile. Dictado por la Escuela de Fuerzas Especiales (Esfues) de la Armada, dura 48 semanas y menos del 10% de los alumnos lo finalizan con éxito.

La misión del curso es formar oficiales y gente de mar en la especialidad complementada de Buceo Táctico y la aptitud calificada de Paracaidismo Libre Militar, capacitándolos y perfeccionándolos técnica, profesional, militar, física y moralmente, con el propósito de contribuir a un eficaz desempeño profesional en la institución

Los buzos tácticos de la institución complementan su formación con cursos de Paracaidismo Militar y Libre Militar, Medicina de Sumersión, Basic Underwater Demolition/ Seal Training Course en Estados Unidos, Francotirador Explorador, Contraminado, Buceo Profundo, Enfermero de Combate, entre otros.

Desde enero de 2006, los Buzos Tácticos junto a los Comandos de Infantería de Marina integran el Comando de Fuerzas Especiales (Comfues) de la Armada de Chile, dependiente del Comando de Operaciones Navales (Comoper).

Esta nueva estructura permitió agrupar bajo un solo mando operativo a ambas Fuerzas, lo que potencia las tradicionales capacidades de ambas unidades en la materialización de operaciones especiales en beneficio de la Estrategia Naval y en el cumplimiento de los roles asignados dentro de los ámbitos Conjunto, Institucional y Combinado.



Recomendamos