La Fuerzas Armadas, claves en el futuro de Venezuela
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

La Fuerzas Armadas, claves en el futuro de Venezuela

Maduro y Cabello 655x436
|

(Especial Infolatam para Infodefensa)-. La crisis institucional a la que parece abocada Venezuela provoca que las Fuerzas Armadas vayan a tener, y ya tienen, un papel muy importante en el futuro del país. Chavismo y antichavismo buscan apoyo entre los militares que parecen divididos entre un ala institucional y una mucho más apegada y vinculada clientelarmente al régimen de Nicolás Maduro.

Este papel relevante de las FFAA ya era subrayado en un artículo de Mario Vargas Llosa en el diario El País: “La postura del Ejército venezolano será decisiva en los días que se avecinan. Si mantiene la neutralidad que ha tenido durante el proceso electoral y se niega a ser utilizado como fuerza de choque del régimen para clausurar la Asamblea Nacional o condenarla a la inoperancia, el desmontaje del chavismo puede ser gradual, pacífico y acelerar, mediante el apoyo internacional, la recuperación económica de Venezuela. En caso contrario, el espectro de una guerra civil y de una sanguinaria represión contra el pueblo que acaba de manifestar su repudio del régimen, son previsibles”.

De ser así, tal y como señala el Premio Nobel de Literatura, se convertiría en un nuevo capítulo en la larga historia de la presencia de las FFAA en la historia del país.

El ejército ha sido determinante en esa historia venezolana desde la independencia (1830): comenzando con J0sé Antonio Páez, el padre de la independencia y hombre fuerte hasta 1848, pasando por el caudillo liberal Antonio Guzmán Blanco (1870-1888) y los regímenes dictatoriales de Juan Vicente Gómez (1908-1935) o el de Marcos Pérez Jiménez (1948-58).

El último representante del caudillaje militar en Venezuela fue Hugo Chávez cuya sombra se extendió desde los golpes de Estado de 1992 a la muerte del propio caudillo en 2013, tras haber alcanzado el poder en 1998.

FFAA, chavismo y antichavismo

En la actual coyuntura, con el Estado al borde del colapso económico y de la crisis institucional, las dos fuerzas que polarizan al país, el chavismo del PUSV y el antichavismo de la Mesa de Unidad Democrática, persiguen ganarse el apoyo de las FFAA.

Maduro lo hace apelando al nacionalismo (el conflicto con Guyana), al antiimperialismo (EEUU) y apoyándose en los sectores que lidera Diosdado Cabello.

Ya ha anunciado que en el periodo que ahora se abre necesita al ejército a su lado frente al avance de lo que él califica como aliados del Imperio: Yo sólo les digo, mujeres y hombres, prepárense para defender la patria y que nadie vacile. No permitiremos que la derecha y la burguesía, desde las posiciones de poder que han conquistado, entreguen la soberanía, la independencia y la justicia que se han construido durante años de sacrificio.

La presidenta de la asociación civil Control Ciudadano, Rocío San Miguel, señala que el concepto de la “unión cívico-militar” que defiende el presidente Maduro “en estos momentos se funda en la lealtad de la Fuerza Armada Nacional al proyecto revolucionario y en el culto a la personalidad de Chávez… el concepto de la unión cívico-militar funciona muy bien para la revolución bolivariana. Es un brazo armado que precisa la revolución para apuntalar a una sociedad disciplinada, obediente, que debe estar sumida bajo los trazos de este proyecto, pero no habla de un mecanismo de equidad y de relaciones civiles y militares como democracia. Habla de un concepto en el cual lo militar se superpone claramente a lo civil, e inclusive, lo militar funciona ausente de controles democráticos”.

La oposición, por su parte, espera que el profesionalismo impere sobre la injerencia p0lítica de las FFAA.

Así, Julio Borges, diputado del partido opositor Primero Justicia, elevó en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) una carta a las Fuerzas Armadas para solicitar protección ante la amenaza de grupos violentos durante la toma de posesión en el Parlamento: “Colectivos en franca rebelión están convocando a tomar la Asamblea Nacional el 5 de enero y así impedir su instalación con los representantes impuestos constitucionalmente por el Pueblo Soberano”.

Institucionalistas vs chavistas

Si bien todo son conjeturas en torno a las diferentes facciones que dividen a la Fuerzas Armadas, todo indica también que habría, al menos, dos tendencias dentro de las mismas.

Una de carácter más institucional encabezada por el Ministro de Defensa, Vladimir Padrino quien se opuso a colaborar en un presunto fraude electoral el pasado 6 de diciembre.

Vladimir Padrino López sostiene que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una institución “cuyos pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación”: “No le corresponde a la FANB dilucidar y menos aún convertirse en árbitro de las decisiones o dictámenes del Tribunal Supremo de Justicia. Es menester excluir a la FANB de esta diatriba generada por sectores políticos que de manera tendenciosa y manipuladora pretenden inmiscuirla en lo que no le corresponde”.

Por eso defiende que la FANB no es un órgano para subvertir el orden constitucional, ni para desconocer la institucionalidad democrática, “mucho menos para dar un golpe de estado”.

“Si algo nos enseñó en comandante Hugo Chávez fue a respetar y defender nuestra Constitución: ‘Dentro de ella todo, fuera de ella nada’. La FANB es profundamente bolivariana, revolucionaria amante de la paz, de la Democracia, respetuosa de los DD HH y es garantía de independencia y soberanía nacional. Prudencia y más prudencia”, apunta Padrino.

El papel de Vladimir Padrino ha ido creciendo en los últimos meses hasta convertirse en un actor a tener muy en cuenta en las actuales circunstancias.

Como explicaMario Vargas Llosa en ese artículo en el diario El País : “Mi impresión es que el fraude estaba preparado y que, simplemente, no pudo llevarse a cabo por la abrumadora superioridad del voto opositor (cerca de ocho millones contra cinco) y por la actitud del Ejército, que impidió al Gobierno chavista ponerlo en práctica. La exasperación de Diosdado Cabello, exjefe de la Asamblea Nacional y segundo hombre del régimen —perseguido por la justicia internacional acusado de vinculaciones con el narcotráfico— contra el jefe del Ejército y ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino López, a quien quiere destituir, es bastante significativa. Como lo es que el general Padrino López se negara a propiciar un fraude que hubiera podido saldarse con una horrenda matanza de civiles exasperados porque quisieran arrebatarles con fusiles lo que habían ganado con sus votos en las urnas”.

Por su parte, la presidenta de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, subraya que el perfil de la Fuerza Armada Nacional fue institucional gracias a que influyó el liderazgo del ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López: “Es relevante como la mayoría de los comandantes de zonas y regiones estratégicas de defensa integral se limitaron a repetir en sus cuentas en Twitter los mensajes institucionales del Comandante del Ceofanb durante la jornada electoral, evidenciando unidad en el comando”.

La otra ala está vinculada a Diosdado Cabello y todo el aparat0 clientelar que él dirige y que ha llevado a que existan profundas grietas al interior de las FFAA entre los beneficiados en el reparto de prebendas y los que han quedado fuera.

La debilidad de Maduro provoca que las muestras de apoyo del presidente hacia el número dos sean constantes: “Quien se mete con Diosdado se mete con nosotros, se mete conmigo. ¡Vamos a defender a Diosdado como defendimos a nuestro país el mes de marzo del ataque de Estados Unidos!”.

La Justicia estadounidense lleva mucho tiempo investigando a altos funcionarios en Venezuela bajo la sospecha de que han convertido al país en un centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales, según publicó The Wall Street Journal.

“Hay grandes pruebas para justificar que [Cabello] no es solo uno de los jefes, sino el jefe del cártel”, aseguraron al diario fuentes del Departamento de Justicia, que añadieron que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana es “el principal objetivo” de la investigación.

La Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) y las fiscalías federales en Nueva York y Miami a partir de pruebas ofrecidas por ex narcotraficantes y desertores del Ejército venezolano, han llegado a colocar a Cabello como “uno de los principales polos de corrupción” en Venezuela y según el empresario venezolano Wallid Makled, líder del Cartel de los Soles.

Más allá de lo que haya de verdad en eso, para los sectores que se encuentran cerca de Cabello el predominio opositor representa un serio peligro para su hegemonía y su red corrupta y clientelar.

Ya el nuevo presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, ha advertido que “se puede y se debe revisar todo (…) y me temo que es tal el volumen de dinero público despilfarrado, apropiado o robado que esta va a ser una investigación de dimensiones verdaderamente colosales”.

Fotos: Infolatam

© INFOLATAM SL. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.



Recomendamos