La OTAN escenifica en Bruselas la vuelta a la concordia de Europa y EEUU
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

La OTAN escenifica en Bruselas la vuelta a la concordia de Europa y EEUU

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la apertura de la cumbre de Bruselas. Foto: OTAN
|

La cumbre la OTAN que este lunes ha comenzado en Bruselas tiene entre sus objetivos disipar los desencuentros que en los últimos años, coincidiendo con la presidencia de Donald Trump en EEUU, se habían agudizado entre ambos lados del Atlántico. La llegada del nuevo inquilino de la Casa Blanca al encuentro con los demás mandatarios de los países miembros supone un nuevo clima en las relaciones entre los socios, que adolecían de ciertos desencuentros, protagonizados por Trump, que jugó con una posible salida estadounidense de la Alianza y llegó a dejar en un mero encuentro de ministros la celebración hace dos años del 70 aniversario de la organización.

Con estos precedentes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, inauguró ayer el evento OTAN 2030 en el Foro de Bruselas explicando que esta cumbre “abrirá un nuevo capítulo en nuestra relación transatlántica y demostrará la importancia de que Europa y América del Norte se unan”.

En unas declaraciones a la cadena Sky News que la propia organización ha incluido en un comunicado, el secretario general dijo que los líderes aliados acordarán en este encuentro “una ambiciosa agenda de la OTAN 2030 con visión de futuro, que trata exactamente de cómo seguir adaptando la OTAN”. Para Stoltenberg, “mientras estemos cambiando y adaptándonos, la OTAN seguirá siendo la alianza más exitosa de la historia”.

Este foro OTAN 2030 de Bruselas, coorganizado por la propia organización junto a la German Marshall Fund (GMF) (entidad conformada por un grupo de expertos en políticas públicas que promueven el entendimiento entre Norteamérica y Europa) incluye a lo largo de esta semana, hasta el día 18, una serie de “debates de alto nivel junto con la cumbre de la OTAN”.

El ambiente de esta cita difiere de la atmósfera enrarecida de los últimos años en el seno de la OTAN, en la que se vivieron momentos como el de las críticas del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que llegó a diagnosticar “la muerte cerebral de la OTAN”, por no reaccionar ante determinadas actuaciones militares que estaba protagonizando Turquía en Oriente Medio. Estas críticas fueron duramente respondidas por Trump en un clima en el que destacados miembros, como Francia y Alemania, emprendieron iniciativas de defensa conjuntas al margen de la Alianza. Sobre Alemania, Trump llegó a anunciar la retirada de 12.000 soldados estadounidenses del país por su escaso gasto militar.

El anterior presidente estadounidense se mostró especialmente crítico con los países europeos, a los que estuvo acusando durante todo su mandato de no comprometerse suficientemente con el gasto militar al que deberían hacer frente.

Malas relaciones con Rusia

El lunes, al presentar la agenda de la cumbre, el secretario general Jens Stoltenberg avanzó que este encuentro compondrá “un momento crucial para la Alianza y un momento para abrir un nuevo capítulo en nuestras relaciones transatlánticas". Las relaciones de la OTAN con Rusia son otro punto importante de la cita. De ellas Stoltenberg ha apuntado que están "en su punto más bajo desde la Guerra Fría debido al patrón de comportamiento agresivo de Rusia". También es clave China, que ofrece oportunidades pero "también plantea algunos desafíos a nuestra seguridad”, ha explicado.

En este contexto, el Secretario General dijo que los líderes acordarían en la cita una ambiciosa agenda de la OTAN 2030, que incluye reforzar la defensa colectiva, fortalecer la resiliencia, afinar la ventaja tecnológica y hacer del clima y la seguridad una tarea importante para la Alianza. También se espera que los líderes aliados acuerden mantener altos los gastos de defensa, dijo Stoltenberg, e "invertir más juntos para alcanzar nuestro mayor nivel de ambición".



Recomendamos