El INTA lanza OPTOS, un nanosatélite con experimentos magnéticos, ópticos y de radiación
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
España >

El INTA lanza OPTOS, un nanosatélite con experimentos magnéticos, ópticos y de radiación

INTA1
|

(Infodefensa.com) Madrid – El nanosatélite OPTOS, desarrollado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), será lanzado al espacio el próximo 21 de noviembre, como parte de los 23 satélites que pondrá en órbita el lanzador ruso DNEPR y que se configuran como el conjunto más grande enviado hasta ahora.

OPTOS, uno de los nanosatélites más avanzados a nivel mundial que se ha realizado hasta el momento, es un proyecto de I+D que abre una nueva línea de desarrollo de nanosatélites dentro del programa de Pequeños Satélites del INTA. En su desarrollo también han participado SENER, Thales Alenia Espacio, TTI Norte, el CNRS francés y la Universidad Politécnica de Valencia.

Los objetivos de esta primera misión, cuya duración será de un año, son calificar el demostrador tecnológico y realizar experimentos en tres campos: magnetismo, óptica y radiación.

En concreto, probará magnetorresistencias gigantes (GMR) para medir el campo magnético terrestre, una tecnología que no ha sido probada previamente en vuelo, basada en la miniaturización de multicapas formadas por materiales magnéticos y no magnéticos. Las GMR presentan una mayor estabilidad en temperatura, tienen menor consumo de potencia y un menor coste que, por ejemplo, las magnetorresistencias anisotrópicas, más habituales.

Los experimentos ópticos tienen que ver con el estudio de la degradación en ambiente espacial de las lentes de una cámara óptica de baja resolución y con el diseño de dispositivos de medición de temperatura basados en redes de Bragg sobre fibra óptica.

En el campo de la radiación, OPTOS procederá a la medición sistemática de la radiación recibida a lo largo de la misión para, posteriormente, comparar los valores medidos con los datos esperados de acuerdo a los modelos y simulaciones realizados en el laboratorio.

Además de los cuatro experimentos mencionados, el satélite se sustenta en un alto contenido tecnológico, que comprende seis tecnologías adicionales: sensor de presencia solar; magnetómetro de tres ejes; computador distribuido; comunicaciones internas ópticas inalámbricas; subsistema de control de actitud de tres ejes y mecanismo de despliegue de paneles solares. Estos desarrollos convierten a OPTOS en uno de los sistemas más complejos creados en el INTA, ya que embarca un total de 10 tecnologías en un reducido espacio físico.

Más barato, menos tiempo, mejor acceso

El objetivo del Proyecto OPTOS es diseñar, fabricar, poner en servicio y explotar un sistema de pequeños satélites (de 100 x 100 x 300 mm. y 3 kg. de peso) que permita un acceso fácil al espacio, en el sentido de constituir un proyecto de bajo coste y reducido tiempo de desarrollo.

Este objetivo coincide con el creciente interés, tanto de empresas del sector privado como de entidades públicas, en el uso del espacio como entorno de desarrollo de iniciativas científicas y tecnológicas. “Debido al elevado coste y a la complejidad de acometer grandes proyectos en este ámbito, se hace necesario buscar soluciones que permitan dinamizar el sector, abaratando costes y, en definitiva, permitiendo un uso más racional, dinámico y flexible del Espacio para ese tipo de iniciativas”, señalan desde el INTA.

El proyecto está siendo financiado con fondos INTA, cuyo personal ha llevado a cabo la gestión, ingeniería, diseño, desarrollo y ensayos del satélite. Asimismo, la mayor parte de los subsistemas son desarrollos del INTA, excepto los realizados por SENER, Thales Alenia Espacio y TTI Norte. En cuanto a los experimentos, son todos desarrollos propios con colaboraciones de diversas entidades, en concreto el CNRS francés y la Universidad Politécnica de Valencia.

Durante todo el ciclo de vida del Proyecto se ha usado como referencia la normativa de la Agencia Espacial Europea (ESA) y las normas ISO, adaptándolas a la especificidad del mismo.

La calificación de la plataforma es uno de los principales objetivos, ya que permitirá dotar al INTA de una valiosa herramienta para futuras misiones, ya sean propias, en colaboración con otras entidades o en un ámbito puramente comercial.

Un equipo de técnicos del INTA acaba de volver de la Base de Lanzamientos de Yasny, en Rusia –desde donde saldrá DNEPR el próximo día 21- donde han llevado a cabo las últimas comprobaciones y pruebas antes de la integración definitiva de OPTOS en el vehículo lanzador, comprobaciones que han sido totalmente satisfactorias.



Recomendamos