El Ejército de Tierra adquirirá seis mini UAV y un UAV Searcher
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Tierra >

El Ejército de Tierra adquirirá seis mini UAV y un UAV Searcher

EjercitoTierra
|

11/03/2009 (Infodefensa.com) - El Ejército de Tierra adquirirá seis mini nuevos aviones no tripulados (UAV) y un nuevo Searcher para completar su dotación de este tipo de plataformas de observación y seguimiento, que se han demostrado muy necesarias en ambientes hostiles, informó el Ministerio de Defensa, según el texto de una respuesta parlamentaria al que ha tenido acceso Infodefensa.com.

El departamento que dirige Carme Chacón afirma que, además, el Ejército de Tierra "sigue trabajando en otros proyectos a medio y largo plazo" que no especifica y que se unen a los UAV tipo Raven y Searcher que se adquirieron el año pasado y que están desplegados en Afganistán. Previsiblemente, el nuevo Searcher será para sustituir uno de los modelos que se accidentó el año pasado en zona.

"Los UAV´s son uno de los principales instrumentos para obtener información, sea táctica o estratégica. Para aumentar la seguridad de las tropas en misiones en el exterior el uso de UAV´s tácticos es importante", afirma el Ministerio de Defensa en respuesta a una pregunta al respecto presentada por la parlamentaria María del Carmen Álvarez Arenas-Cisneros, del Partido Popular.

"La voluntad del Ministerio de Defensa -agrega en la respuesta- es ir incrementando estos vehículos de forma progresiva y según permitan las disponibilidades presupuestarias, sin olvidar la importancia de disponer de vehículos operacionales y estratégicos (MALE y HALE).

Aire y Armada

En este sentido, Defensa reconoce que el Ejército del Aire está interesado en aumentar la capacidad de vigilancia, reconocimiento e inteligencia (ISR) con UAV´s estratégicos-operacionales de media altitud y largo alcance (MALE). "Por ello, sigue trabajando en posibles opciones para su adquisición", agrega sin adelantar datos sobre que modelos está estudiando.

La Armada, por su parte, está presente en un grupo de trabajo de la Agencia Europea de Defensa (EDA, siglas en inglés) para el desarrollo de un Sistema Táctico de UAV, para operar desde buques (MTUAS) en misiones de vigilancia y reconocimiento marítimos.

"En el ámbito de I+D -concluye el Ministerio de Defensa-, se está llevando a cabo actualmente la fase de reducción de riesgos del programa Advanced UAV en cooperación con Alemania y Francia, aunque siga abierto a otros países interesados".

En Afganistán

En abril del año pasado tuvo lugar el primer vuelo del primero UAV españoles Searcher MKII-J en la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat. Esta plataforma aérea esta diseñada para acciones de vigilancia, obtención de información y reconocimiento en profundidad. En operaciones de mantenimiento de paz, se utiliza principalmente para la vigilancia de zonas, el control de desplazamientos de personal militar y civil, la verificación de acuerdos y la comprobación de infraestructuras.

Los Searcher MKII-J adquiridos por España han sido fabricado por la empresa israelí IAI asociada para este proyecto con una UTE formada por Indra y EADS. El importe del contrato ascendió a 14,37 millones de euros.

Por otra parte, Defensa adquirió también en 2008 un total de 27 mini UAV estadounidenses del modelo RQ-11Ba a través de la empresa española Aerlyper por cerca de tres millones de euros.

Los mini-UAV son similares a los aparatos de aeromodelismo (miden 1,5 metros y pesan 2,5 kilos) con un alcance de unos 10 kilómetros y van dotados de cámaras de vídeo, tanto ópticas como infrarrojas, de alta resolución que les permiten operar de día y de noche.

Con una autonomía aproximada de hora y media de vuelo, una velocidad media 30 kilómetros por hora y una altura de entre 30 y 170 metros sobre el suelo, su función consiste en explorar rutas peligrosas y adelantarse al paso de convoyes o patrullas, para evitar ataques por sorpresa.

El lanzamiento se realiza a mano (en vez de necesitar una especie de catapulta, como modelos anteriores), el aparato se rompe al aterrizar (aunque puede rearmarse), y puede volar con ruta programada o dirigirse por control remoto. El operador dispone de un ordenador portátil, que recibe imágenes de alta resolución en tiempo real.



Recomendamos