​Los recursos, el eterno soporte del poder
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

​Los recursos, el eterno soporte del poder

|

Desde el origen de los tiempos, las especies se apoyan sobre el acceso a los recursos. Tenemos evidencias científicas suficientes de que la competencia por los recursos es un factor decisivo en la distribución actual de animales y plantas, y que juega un papel esencial en la evolución de la selección natural [1].

La especie humana no es una excepción, sino la confirmación de la ley natural. El poder se asienta sobre el control, el aprovechamiento y el empleo de los recursos, empezando por los naturales y energéticos, con el medio ambiente como un recurso más, como demuestra la dramática disminución de las poblaciones de abejas por el uso de pesticidas, comprometiendo con ello la conservación de la flora y fauna, y por ende la producción agrícola y ganadera. Incluso los recursos sanitarios, en condiciones especiales, como las vacunas en la actual pandemia, pueden alcanzar la condición de estratégicos.

En una categoría diferente se pueden considerar los intangibles, entre los que figuran los culturales (religiosos, ideológicos), los tecnológicos, y en suma los económicos. Todos en mayor o menor medida están relacionados con la geografía y, por tanto, amparados bajo el paraguas geoestratégico; pero solo algunos, por su concentración en pocas manos, tienen el potencial de convertirse en cuellos de botella, y su control, y especialmente su empleo, en fuente de disputas y conflictos, larvados o armados.

No obstante, y a pesar de la inquietante profecía de una posible Tercera Guerra Mundial para 2034 publicada por el almirante (USN) James Stavridis [2]; es de esperar que la disuasión que se alcanzó con la Destrucción Mutua Garantizada[3] siga siendo efectiva por muchos años [4]. La confrontación entre las tres grandes potencias: presente, desafiante y emergente, una vez más se plantea en los eternos términos del control de los recursos; aunque salvo los financieros, tecnológicos y culturales, el choque todavía no se produzca directamente, sino a través del cortejo, la amenaza, el desafío y la ocupación de terceros y afines.

No sin razón, la comunidad 'occidental' de países que compartimos cultura, valores y en general modo de vida, viene identificando como causas de posibles líneas rojas, o cuando menos puntos calientes que requieren especial vigilancia:


  • la reivindicación y progresivo ejercicio del dominio sobre el Mar de la China Meridional y el Estrecho de Formosa, en base a pretendidos derechos milenarios identificados como "las nueve líneas". Las islas Paracelso, Spratly, Zhongsha, y Pratas en disputa, son conjuntos de islotes y arrecifes cuyas aguas son ricas en pesca, gas y petróleo. Además, un tercio del transporte mundial pasa por esa zona [5],
  • los limitados recursos hídricos del Himalaya que están en el origen del enfrentamiento con la India. Aproximadamente el 46% de la población mundial depende de los ríos que nacen en el Tíbet [6],
  • aunque inmerso en la reclamación para la reunificación de China, de nuevo aparecen los recursos en el caso de Taiwán, por la importancia del comercio de semiconductores que afecta decisivamente a la industria automovilística [7],
  • la Ruta del Ártico que permite acortar en hasta 20 días el tránsito marítimo entre Extremo Oriente y Europa Occidental [8], 
  • la utilización operativa de los Mares Báltico [9] [10] y Negro [11], derecho adquirido del imperio de los zares, como vías de salida para los gasoductos y oleoductos, y acceso al Mediterráneo y a los recursos africanos [12],
  • la utilización de actores estatales y no estatales para atacar los sistemas informáticos, como las redes de distribución de los recursos energéticos [13], e incluso los sanitarios.
  • después de la toma del poder por los talibanes, China mira con avidez los yacimientos de tierras raras de Afganistán [14].

Estos son algunos de los puntos principales en los que se está dirimiendo la implantación de un nuevo modelo de evolución hacia la soberanía, a partir de la simple ocupación, y pasando o no por la etapa intermedia de la jurisdicción, con su trasfondo de motivación en los recursos. En esta confrontación, las grandes potencias presionan para conseguir el posicionamiento de los aliados, que ocupan espacios variables, desde la equidistancia, pasando por la simple adhesión, hasta el alineamiento.

Los movimientos de las grandes potencias no excluyen el desarrollo de las ambiciones de los cuasi-actores emergentes en su respectivo entorno estratégico, para conseguir dar salida a los recursos propios y en tránsito, o para ganar el acceso a nuevas fuentes. El reparto de aspiraciones de dominio ligadas a los recursos potenciales y a las redes de distribución de recursos energéticos en el Mediterráneo Oriental, es un buen ejemplo de ello.

Si, como se ha mencionado, en el pasado el acceso y la obtención de los recursos críticos siempre han sido objeto de confrontación entre los actores estratégicos, en la actualidad ciertos elementos como las tierras raras o determinados minerales y recursos ligados a las nuevas tecnologías, se están convirtiendo en motores de la geopolítica.

La existencia de algunos de esos recursos en nuestro ámbito de seguridad [15] requiere para la defensa de nuestros derechos de una aportación especial al refuerzo de nuestras capacidades para garantizar la disuasión; pero no solo militares, sino también políticas, económicas, e incluso medioambientales.

Según la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, la política de defensa tiene por finalidad la garantía, independencia e integridad territorial de España; y en ellas se han de incluir las Aguas Territoriales y Zonas de Interés Económico Exclusivo y posibles ampliaciones legítimas, sus recursos, las actividades económicas, y la protección del medio ambiente.

Los medios y formas de acción de la Defensa constituyen la respuesta del Estado a los retos y amenazas que puedan disputar el control, la utilización y la explotación de los recursos en los espacios de interés, mediante la disuasión, y en su caso la neutralización de las amenazas. La falta de una política decidida de respuesta con el refuerzo de capacidades, corre el riesgo de ser interpretada como debilidad o abandono [16].

Cualquier cambio en el equilibrio estratégico en nuestra zona de interés llevaría aparejado un componente importante de incertidumbre, que podría evolucionar desde los simples riesgos hasta las amenazas a nuestra seguridad. No obstante, es preciso asumir que el cambio de estatus en la distribución de la soberanía no necesariamente significaría una mejora de la situación reivindicativa respecto a nuestros intereses. En la actualidad se podría hablar de una competencia conocida y teóricamente manejable, siempre que se adopten las medidas adecuadas para reequilibrar los retos; mientras que cualquier nuevo escenario, al menos inicialmente, llevaría aparejado un componente de mayor incertidumbre y de evolución hacia situaciones de difícil predicción.

Haciendo uso de la creciente permeabilidad de conceptos, entre los ámbitos civil y de defensa, el profesor De Miguel afirma respecto a las empresas que: "la inteligencia es en sí misma proactiva y reconoce que la ausencia de acontecimientos dramáticos [17] no asegura la ausencia de amenazas competitivas" [18].

No se puede negar que el proceso en curso para la potenciación en medios de Defensa por parte de Marruecos pueda ir dirigido a compensar el equivalente de Argelia [19]; pero también es imposible afirmar que los citados medios no puedan redirigirse en caso de necesidad; por lo que resulta imprescindible que se reequilibre la situación por nuestra parte con la disposición en la zona de los medios al menos equivalentes, en sustitución de los que acaban su vida en servicio, sin dejar por ello desatendidas el resto de nuestras obligaciones.

Como han demostrado suficientemente los países del Golfo productores de petróleo con su evolución hacia la transformación de productos en el terreno, en el aprovechamiento de los recursos naturales estratégicos, el modelo inclusivo de la cadena de valor supera con creces al meramente extractivo y exportador, como el de los fosfatos. Y la aplicación de este principio no significa necesariamente apelar a la confrontación, sino más bien a la colaboración. La estabilidad es un negocio de todos, en el que las inversiones producen réditos generales [20].



[1] https://globalchange.umich.edu/globalchange1/current/lectures/competition/competition.html 10/26/2008

[2] Tercera Guerra Mundial. El Correo por Bernhardzan Zand jueves, 5 agosto 2021. La inquietante profecía de una almirante de los Estados Unidos. La trampa de Tucídides. Almirante James Stavridis, antiguo Comandante Supremo de la OTAN en Europa.

[3] Deterrence Today Roles, Challenges and ResponsesIn collaboration with the Atomic Energy Commission (CEA), Lewis A. Dunn, Summer 2007.

[4] El Libro Blanco de la República Popular de China sobre la Defensa Nacional en la nueva era, 2019: Gobierno de España; Gabinete de la Presidencia del Gobierno; Departamento de Seguridad Nacional. "En este sentido (China) reafirma su doctrina nuclear de no primer uso en cualquier situación y circunstancia, no utilización contra Estados sin armas nucleares, además de apoyar su completa eliminación"

[5] What Does the Nine-Dash Line Actually Mean? The Diplomat. June 02, 2016

[6] GIS. Regional hegemony and control of the Tibetan plateau. 30 sep 2020.

[7] Global chip shortage: Taiwan promises to keep the world supplied with chips as wait times approach the ‘danger zone’ South China Morning Post. 19 May, 2021.

[8] La Ruta Marítima Bajo el Hielo del Ártico. EOM. National Oceanic and Atmosferic Administration 2019.

[9] Nord Stream 2; A new export gas pipeline running from Russia to Europe across the Baltic Sea. Gazprom

[10] GIS Reports online. Nord Stream; tags=5860. 2021.

[11] GIS Reports online. Turkey maneuvers to become a regional energy baron. tags. Professor Stefan Hedlund. 19 January 2021.

[12] The Geopolitical Link Between the Baltic and Black Seas: Belarus and the Strategic E40 Waterway. The Jamestown Foundation. Alexandra St John Murphy. September 25, 2020. 

[13] Colonial pipeline hack explained: everything you need to know. TechTarget. Whatls.com. Sean Michael Kerner. 07 Jul 2021.

[14] China mira con avidez los yacimientos de tierras raras de Afganistán. La Razón 24 agosto 2021.

[15]Mount Tropic Volcán submarino rico en telurio y cobalto, fundamentales para la fabricación de coches eléctricos o paneles solares. El País 23 enero 2020.

[16] El jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos afirma en Marruecos que “creo en la paz por la fuerza” J.M. Zuloaga, La Razón. 03-08-2021.

[17] Marruecos representa una amenaza para el 74% . Sondeo El Español-SocioMétrica (V).- Sólo los votantes de Podemos no perciben la amenaza de Rabat. 8 agosto, 2021

[18] Guía de seguridad e inteligencia estratégica para pymes. Jesús de Miguel, et al. Dic. 2020.

[19] Algérie: Des Su-34 contre le Maroc? Yannick Genty-Boudry. 23/03/2021

La rumeur portant sur l'acquisition d'une nouvelle capacité disruptive pour Alger, est à nouveau relayée par certains sites Internet, mais aussi reprise par une partie de la presse russe. Les nouvelles acquisitions militaires du Maroc dans le domaine de la guerre électronique et de la défense sol-air pourraient justifier une telle acquisition, si Moscou y consent. Air & Cosmos fait le point.

[20] Como en el famoso dicho sobre la visita al dentista: "no nos vamos a hacer daño, ¿verdad?





Recomendamos