Chile espera iniciar la construcción en grada del primer buque multipropósito en enero del 2023
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Chile espera iniciar la construcción en grada del primer buque multipropósito en enero del 2023

Diseño buque multiporpósito proyecto Escotillón IV Armada de Chile imagen Vard Marine 002
Diseño buque multipropósito del proyecto Escotillón IV de la Armada de Chile. Imagen: Vard Marine
|

La Armada de Chile espera iniciar el proceso de construcción en grada del primero de cuatro buques de transporte multipropósito del proyecto Escotillón IV en la planta Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) a contar de enero del 2023.

El proyecto Escotillón IV permitirá modernizar y mejorar las capacidades del Comando Anfibio de Transportes Navales (Comanfitran) con una nueva generación de unidades que reemplazarán a las barcazas LST-92 Rancagua y LST-95 Chacabuco, transporte AP-41 Aquiles y buque multipropósito LSDH- 91 Sargento Aldea tras más de 30 años de servicio.

El comandante en jefe de la institución, almirante Juan Andrés De La Maza, anunció en el programa Las Cartas sobre la Mesa del medio digital Infogate.cl el inicio de la construcción en grada de la primera unidad del proyecto Escotillón IV para enero del próximo año una vez realizada la botadura del rompehielos Almirante Óscar Viel.

De La Maza señaló que “quedando la grada desocupada, tenemos la posibilidad, a contar de enero del próximo año, de empezar a construir el nuevo Aquiles. El reemplazo de las barcazas se llama proyecto Escotillón, ya aprobado por el Gobierno. Nosotros cortamos el 27 de febrero, con la presencia del presidente de la República, el presidente Piñera antes que dejara el cargo, la primera plancha del proyecto y Escotillón ya empezó“.

Caracteristicas principales

La Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (Diprida) firmó en junio de 2020 con Asmar un contrato para elaborar un diseño básico para la construcción de buques de transporte anfibio denominado Escotillón IV el que fue adjudicado a la empresa canadiense Vard Marine.

Los roles principales que desarrollarán las nuevas unidades serán el transporte de personal y equipamiento militar para conducir operaciones anfibias y el transporte administrativo de tropas y vehículos militares. En cuanto a funciones secundarias, los buques proporcionarán ayuda humanitaria en operaciones de apoyo a desastres y el transporte administrativo de personal y carga en tiempo de paz para soporte logístico o conectividad de territorios aislados.

Los buques tendrán una eslora de 110 m, una manga de 21,8 m, un puntal de 13,8 m, un desplazamiento de 7.987 toneladas, propulsión diésel-eléctrica, potencia de propulsión de 11.200 kW y una potencia eléctrica de 6.000 kW. Alcanzarán una velocidad máxima de 17 nudos y económica de 12 nudos, una autonomía de 30 días, una distancia franqueable de 7.000 millas náuticas y tendrán una capacidad de operación de 187 días al año.

Estarán tripulados por 21 oficiales y 74 gente de mar, podrán transportar una fuerza embarcada integrada por un comandante, un staff de la Fuerza de Tarea Anfibia (FTA), un comandante de Batallón de Infantería de Marina (IM), 16 oficiales IM y 231 soldados IM.

Contarán con una cubierta para transporte de material rodado y de contenedores, una enfermería con capacidad de apoyo sanitario, podrán operar helicópteros Airbus Cougar, Dauphin o Sikorsky Black Hawk, y dispondrán de una embarcación orgánica que permitirá el desembarco de vehículos y carga en cualquier parte del territorio nacional.



Recomendamos


Lo más visto