​Los F-16 MLU de la Fuerza Aérea de Chile completan 30.000 horas de vuelo
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

​Los F-16 MLU de la Fuerza Aérea de Chile completan 30.000 horas de vuelo

La ceremonia de conmemoración del hito se realizó en la base aérea Cerro Moreno en Antofagasta
2345
Tripulaciones de F-16 MLU de la FACh en la ceremonia de conmemoración de las 30.000 horas de vuelo. Foto: FACh
|
Redactor

Los aviones de combate Lockheed Martin F-16 AM/BM Block 15 Mid-Life Update (MLU) Fighting Falcon del Grupo de Aviación N° 7 y Grupo de Aviación N° 8 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) completaron 30.000 horas de vuelo al servicio de la institución.

Según la FACh, el 5 de agosto se realizó la ceremonia de conmemoración del hito cumplido por el material F-16 AM/BM MLU de dotación de la Vª Brigada Aérea, asentada en la base aérea Cerro Moreno en Antofagasta, al norte del país. La actividad fue presidida por el comandante en jefe de la unidad, general de brigada aérea Pedro Nadeau.

2346

Lockheed Martin F-16BM de la Fuerza Aérea de Chile. Foto: FACh.

En la ocasión, el general Nadeau felictitó "a todos los que trabajaron arduamente para lograr este hito de cumplir las 30.000 horas de vuelo del F-16 MLU. Han sido 16 años de este material aéreo y hago un reconocimiento a los aviadores militares por el esfuerzo, sacrificio y dedicación puestos en este avión de combate, porque como decimos, ‘somos un gran equipo’”.

Cabe señalar que el mantenimiento de estas aeronaves está a cargo del Grupo de Mantenimiento N° 51, y que su nivel operacional les ha permitido participar en diferentes ejercicios nacionales como ADEX-II e internacionales como Cruzex 2018 en Natal, Brasil, además de sus habituales presentaciones en la Gran Parada Militar y en demostraciones en la reciente Feria Internacional del Aire y del Espacio, Fidae 2022.

Pacer Amstel y un nuevo upgrade

Este sistema de armas, en sus versiones monoplaza (AM) y biplaza (BM), se incorporó a contar del año 2006 en dos lotes de 18 unidades usadas, provenientes de Países Bajos. Las aeronaves arribadas incluyeron las versiones M2 y M4, por lo que la Fuerza Aérea de Chile, por medio de la Empresa Nacional de Aeronáutica (Enaer), inició el reto de estandarizar la flota, y así iniciar el programa de modernización Pacer Amstel, el cual consistió en efectuar cambios estructurales y eléctricos en los diversos sistemas del avión, permitiéndole aumentar su capacidad operativa en otros 20 años.

Para lograr este avance en el mantenimiento, ingenieros, técnicos y mecánicos de aviación de la FACh y de Enaer fueron capacitados y se adquirieron nuevas herramientas y equipos especializados para efectuar esta operación. Los nuevos especialistas se formaron en Países Bajos para trabajar en distintas áreas del avión, tales como son los sistemas hidráulicos, combustible, oxígeno, y armamento, entre otros. Es así, como el 2009 este programa de modernización dio sus primeros frutos, fortaleciendo el conocimiento y aprendizaje adquirido por personal chileno en Europa.

Las primeras modificaciones del F-16 Block 15 MLU fueron realizadas por expertos neerlandeses en la Vª Brigada Aérea, realizando una serie de cambios, inspecciones y reparaciones a elementos específicos del F-16, dotándolo de más vida útil, mayor capacidad operativa y optimización de sus costos. El programa generó el “Provision For”, es decir, abrió las puertas para que nuevas modificaciones en aviónica pudieran ser aplicadas en el material y, de esta manera, hacerlo compatible a la tecnología que utiliza el F-16 Block 50 que recientemente cumplió 20.000 horas de vuelo en la institución.

2347

Aviones de combate F-16AM/BM de la Fuerza Aérea de Chile. Foto: FACh.

El programa contempló el trasladado de los aviones a las instalaciones de Enaer en Santiago, donde la línea de producción logró realizar los trabajos en el fuselaje y el sistema eléctrico de hasta tres F-16 en forma simultánea. Durante este periodo, según la FACh, el personal chileno inició las intervenciones estructurales, refuerzos de recableado, áreas de superficie y modernización requerida por la institución. Producto de ello, el 11 de junio del 2012 se realizó el vuelo de prueba del primer avión modificado 100 por ciento por chilenos, y el cuarto en el país desde que se implementó el programa.

Según Enaer, Pacer Amstel estuvo compuesta por tres fases: etapa de recepción, pruebas y desarme de la aeronave, donde el avión se somete a pruebas de diagnóstico para ver su condición inicial; luego, se desmontan todos los componentes principales para dejar libres las áreas a modificar, para esto la aeronave se divide en estaciones de trabajo a fin de permitir a los especialistas desempeñarse sin interferencia unos con otros. En la segunda, etapa de modificación estructural y eléctrica; las aeronaves son modificadas, cambiando y reforzando parte de su estructura principal y secundaria para extender el tiempo de operación y disminuir en mantenimiento. Y la tercera, etapa de arme y pruebas finales, donde se instalan todos los componentes y equipos del avión removidos en la primera etapa;se realizan ajustes y pruebas en tierra de cada uno de sus sistemas, entre ellos de motor, eléctricas, combustible y oxígeno.

En la actualidad, la flota de aviones de combate F-16 de la Fuerza Aérea de Chile está a la espera de iniciar un nuevo programa de modernización, que según el comandante en jefe de la institución, general del aire Arturo Merino, los mantedrá operativos hasta el año 2040, fecha en que probablemente sean reemplazados por un avión de combate de quinta generación. 



Recomendamos


Lo más visto