menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Fase de pruebas de aceptación

El Ejército define el Castor como un vehículo ergonómico, cómodo y seguro


A prueba el vehículo de combate de zapadores Pizarro, el 'Castor'


22/07/2019 | Madrid

B. Carrasco

La primera toma de contacto del Ejército de Tierra con el nuevo vehículo de combate de zapadores Castor ha sido muy positiva. El sargento González Roldán destaca que "el vehículo es increíble en ergonomía y comodidad, y también en seguridad".  

El sargento está al frente del equipo de apoyo del Batallón Zapadores X de la Brigada Guzmán el Bueno, que participa en las pruebas de aceptación del vehículo en las instalaciones de Santa Bárbara Sistemas en Alcalá de Guadaira en Sevilla.  

Tras la presentación del prototipo en Feindef, el Ejército evalúa ahora que el diseño esté ajustado a sus necesidades. Para ello, dos tripulaciones completadas, con conductores duplicados, se han desplazado hasta esta sede de la compañía, según recoge la publicación digital Tierra en su edición de julio.  

castor-vehiculo-combate-ejercitoDurante los próximos meses, el equipo analizará en diferentes fases aspectos formales como el plan de carga del vehículo, es decir, donde estará el material propio de zapadores, los equipos de protección individual o el armamento, y, los requisitos operativos como atestiguar que los diferentes implementos cumplen con las condiciones técnicas fijadas.  

El Castor cuenta con un sistema flexible automatizado para instalar los distintos materiales requeridos por cada misión específica (pala, arado antiminas o rodillo antiminas) y está dotado con una torre remota Mini Samson de 12,70 mm de Rafael. El sargento explica que “si se supone que la pala puede derribar bloques de hormigón de tanto peso, tenemos que coger un bloque con esas características y conseguirlo”. 

Los zapadores del Ejército pasarán en unos años del Transporte Oruga Acorazado (TOA) al Castor. Este salto implica una actualización de procedimiento, sobre todo, para los jefes de vehículo, que asumirán nuevas responsabilidades. “Empezaremos a repasar los procedimientos y ver cómo los aplicamos en el Castor, modificando lo que sea necesario sobre la base de lo ya existente", añade González Roldán. 

Las novedades serán menores en otros puestos. Los conductores de las pruebas proceden de unidades con experiencia en el manejo de los Pizarro Fase I y Fase II, y los tiradores ya conocen la torre Mini Samson del TOA, aunque en la versión tripulada.  

Galería de imágenes

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje