menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Sistema Trophy, principal candidato

El Ejército quisiera incorporar un sistema de protección activa en los nuevos VCR 8x8

Pruebas de un prototipo del VCR 8x8

Pruebas de un prototipo del VCR 8x8

17/06/2020 | Madrid

El Ejército de Tierra considera fundamental que los nuevos Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8 estén dotados de un sistema de protección activa para incrementar la seguridad de la plataforma y los ocupantes. 

La última edición de la revista Memorial de Artillería expone la necesidad de una solución de este tipo para los futuros vehículos Dragón. En un artículo firmado por el departamento de Técnica Militar de la Academia de Caballería apunta a que este aspecto no aparece recogido en el programa tecnológico titulado Incremento de la seguridad del VCR 8x8.

Los sistemas de protección activa tienen como principal objetivo evitar el impacto de armas contra el vehículo que lo porta mediante la detección temprana de las amenazas y la reducción de la efectividad del arma. Pueden clasificarse, según su método de funcionamiento, en dos: de respuesta blanda soft-kill y de respuesta dura hard-kill

En las fases iniciales del proyecto, detalla el artículo, los técnicos del programa VCR 8x8 estudiaron diferentes sistemas entre los que se encuentran el Galix francés -soft-kill- y el Trophy israelí -hard kill-. "Aunque el Trophy fue el sistema que parecía que tenía más posibilidades, parece que finalmente no se instalará". En todo caso, subraya, "creemos imprescindible que un vehículo moderno, que entrará en dotación en los próximos años, debe contar con alguno de estos sistemas". 

El artículo señala que lo ideal sería que el sistema de protección activa fuera instalado de serie en los vehículos. La otra opción, comenta, es instalar el equipo en una fase posterior con la plataforma ya en servicio. En este segundo caso, es necesario tener en cuenta la futura implantación en la etapa de desarrollo, con el objetivo de facilitar después todo el proceso de integración.  

"Si en esta fase no se tiene en cuenta, integrarlo en el futuro será problemático. Solo tenemos que recordar las dificultades encontradas con los inhibidores de frecuencia en las misiones en el exterior para ver lo difícil que es integrar un nuevo sistema en un vehículo de combate. Además, todos sabemos lo difícil que es introducir un nuevo componente en las ya abarrotadas torres de los vehículos de combate, llámese cámara térmica, BMS…", especifica.  

Sistema Trophy 

 

El texto hace un repaso por los diferentes sistemas de protección activa tanto soft-kill como hard-kill que existen en el mercado internacional (Galix de Nexter, Muss de Airbus DS, Trophy de Rafael, Iron Fist de IMI, Amp-Ads de Rheinmetall, Quick Kill de Raytheon y el Afghanit de fabricación rusa). 

El Ejército se decanta por el Trophy, el único sistema de protección activa Hard-Kill probado en combate durante los años 2011 y 2014 en los enfrentamientos en la Franja de Gaza. En la actualidad, está integrado en los carros de combate Merkava Mk3 y Mk4 y M1A2 SEPv2 Abrams y los vehículos blindados de combate Namer, Stryker y Piraña III (LAV III canadiense) 

Está basado en la detección, seguimiento y neutralización de la amenaza a través de un sistema radar. Puede hacer frente a diversas amenazas, como: misiles anticarro, municiones de artillería, granadas propulsadas por cohete o proyectiles disparados por cañones sin retroceso. Con un peso de unos 880 kg, dispone de cuatro radares y dos lanzadores de contramedidas.  

El sistema radar detecta una amenaza y envía una señal a la unidad central, que la analiza, estudia la probabilidad de impacto y calcula su velocidad y trayectoria. Acto seguido, se alerta a la tripulación, orienta los lanzadores hace la amenaza y lanza una contramedida por medio del equipo lanzador, interceptando el proyectil que se aproxima, antes de llegar a impactar con el vehículo. El proceso completo dura una fracción de segundo, es automático y sin participación humana. El artículo resalta que "si montáramos el Trophy en el VCR 8x8 quedaría distribuido exteriormente de una forma similar al LAV-III".  

Y detalla: "En la zona central se ubicarían los equipos lanzadores contramedida, uno a cada lado, atornillados sobre un bastidor al techo de la barcaza. Los cuatro equipos radar de detección de señal quedarían ubicados de manera que cubrieran los 360º. Además, el procesador central y la caja de mando deberían estar integrada en el interior de barcaza. También se debería añadir una unidad de potencia si el vehículo se ve afectado con la instalación de este nuevo sistema. Aunque lo ideal es desarrollar el vehículo desde las primeras fases del desarrollo para que no sea un sistema superpuesto sino integrado en él". 

Como publicó recientemente Infodefensa.com, las tripulaciones de Leopardo del Ejército de Tierra también son partidarias de la instalación de un sistema de protección activo tipo Trophy en los carros de combate. El informe del Arma de Caballería también recoge que estos sistemas tiene margen de mejora. 

"Un inconveniente que se está intentando minimizar en todos estos sistemas es la posibilidad de daños colaterales cuando actúa la contramedida, que podría herir o matar a personal a pie o civiles que se encuentren cerca del vehículo. Los israelíes reconocen que la introducción del Trophy ha obligado a cambiar ciertos procedimientos como que la infantería debe operar más lejos de los vehículos, lo que puede ser una desventaja en terreno urbano", concluye.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje