menú responsive
ESPAÑA | Contratación
-/5 | 0 votos

El contrato tiene una duración de cuatro años

El Ejército español compra a Instalaza lanzagranadas C-90 por 22 millones

Lanzagranadas C90. Foto: Instalaza

Lanzagranadas C90. Foto: Instalaza

30/04/2021 | Madrid

El Ejército de Tierra español ha adjudicado a la empresa zaragozana Instalaza un contrato con un presupuesto de 22,4 millones de euros -impuestos incluidos- para la adquisición de sistemas lanzagranadas de la familia C-90 en diferentes versiones a lo largo de los próximos cuatros años.

El contrato incluye la compra de seis modelos diferentes, además munición especial para el entrenador del sistema TR90. La compañía suministrará tres versiones de su C90-CR y otras tres más del sistema C90-CS -capaz de disparar desde espacios cerrado y pequeños-.

Entrando en el detalle, la compañía suministrará la versión C-90-CR-AM (antimaterial) de doble propósito, antiblindaje más fragmentación, con un peso de 5,2 kg, un alcance eficaz de 350 metros a blanco puntual y 700 metros a blanco de aérea y capacidad de penetración de 220 mm en acero de blindaje y 0,6 metros en hormigón. El presupuesto en este caso es de casi cinco millones (4.939.704 euros).

Instalaza también proporcionará un lote de C-90-CR-RB (contracarro) valorado en 840.000 euros. Este sistema tiene el mismo peso y alcance que el anterior, aunque mayor capacidad de penetración (480 mm en acero de blindaje y 1,2 metros en hormigón). Además, el Ejército de Tierra ha invertido 2,7 millones en la variante C-90-CR-BK (antibunker) con un peso de 5,4 kg, alcance eficaz de 350 metros en blanco puntual y penetración de 140 mm en acero de blindaje y de 0,3 metros en hormigón (Ø> 50 mm, para paso de la segunda cabeza)

C-90-CS para espacios cerrados

 

Por otra parte, la compañía proveerá también las tres versiones (doble propósito antiblindaje más fragmentación, contracarro y antibunker) de este lanzagranadas preparadas para el disparo desde recintos cerrados y pequeños (C-90-CS). En la variante doble propósito el presupuesto asciende a 4,5 millones; en contracarro, es de 3,5 millones y en antibunker, de 3,6 millones. Todas tienen el mismo alcance y penetración que las versiones C-90-CR. La principal diferencia se encuentra en el peso (entre 6,5 y 7,1 kg).

Tanto el C90-CR como C-90-CS incluyen visor de puntería óptico de dos aumentos y mecanismo de disparo, ambos desechables e integrados en el tubo lanzador. Se puede utilizar el visor nocturno VN38-C, que no requiere homogeneización y se ensambla y desensambla en el campo de batalla en segundos. Este visor cuenta con ópticas intercambiables que le permiten ser usado también para vigilancia con 3,3 aumentos.

El contrato también incluye una partida de 1,9 millones para la compra de C-90 smoke fim (fumígeno). El Ejército recibirá además unidades de munición para el entrenador subcalibre de la familia C90. Tiene el mismo manejo que los sistemas C90 de guerra y dispara una flecha de aleación ligera que permite al tirador seguir su trayectoria hasta el blanco. Se dispara con un cartucho especial y el retroceso se compensa automáticamente. El importe de este último lote supera el medio millón de euros.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje