menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Una modernización de Seman Perú y Rosoboronexport

La Fuerza Aérea de Perú incorpora el primer Su-25 recuperado

Avión de soporte aéreo cercano Su-25 de la FAP en exposición estática en Sitdef 2017. Foto: Carlos Hernández

Avión de soporte aéreo cercano Su-25 de la FAP en exposición estática en Sitdef 2017. Foto: Carlos Hernández

14/09/2018 | Lima

Peter Watson

La base aérea El Pato de la Fuerza Aérea del Perú  (FAP) ha recibido recientemente el primero de diez aviones de soporte aéreo cercano Sukhoi Su-25 tras haber completado el programa de recuperación y modernización parcial al que fue sometido. Los trabajos son el resultado de la cooperación técnica entre Seman Perú y Rosoboronexport.

La base aérea El Pato está ubicada en la ciudad de Talara, en la costa norte del Perú y cerca de una importante refinería de petróleo que lleva el mismo nombre de la ciudad.

Con un presupuesto asignado de 96,4 millones de soles ( 29 millones de dólares), el programa de recuperación se ha venido aplicando en diez de los 18 aviones Su-25 que tiene en inventario la Fuerza Aérea del Perú. No se ha recibido información alguna sobre el destino de las ocho aeronaves que han quedado fuera del programa.

Proceso de modernización

 

Tras una serie de altibajos, incluyendo la visita de una delegación FAP de alto nivel a la Planta de Reparación de Aeronaves 558, en Belarús, para, entre otros, analizar la posibilidad de recibir asistencia técnica para completar los trabajos de overhaul de los Su-25, lo que de acuerdo a información no oficial no llegó a buen puerto, la FAP, Seman Perú y Rosoboronexport limaron asperezas para proseguir con los trabajos en los diez Su-25 designados para tal fin.

Si bien es cierto, la modernización se considera de alcance parcial, incluyendo el uso de componentes COTS (Commercial Off-The-Shelf), lo que puede incluso considerarse positivo (dependiendo del equipamiento integrado), se puede afirmar que la FAP ha tenido finalmente éxito en viabilizar el regreso operacional de parte de su escuadrón Su-25, aeronave única en la región por sus características técnicas.

Apresto operacional a la baja

 

Lo que sí habría que anotar, nuevamente, es la degradación paulatina del aprestamiento operacional del parque aeronáutico de combate de la FAP. De 19 cazas MiG-29, únicamente ocho unidades han recibido overhaul y modernización, los 12 cazas Mirage 2000 recibieron overhaul y alguna mejora electrónica puntual, de los 20 KT-1P, ninguno puede ser utilizado en misiones de interdicción contra el narcotráfico por la incomprensible intervención del gobierno de Estados Unidos, la cual ha sido confirmada por congresistas, por ejemplo Carlos Tubino, y otros funcionarios públicos peruanos, como Carmen Masías, expresidenta ejecutiva de Devida, la agencia estatal peruana a cargo de liderar la campaña de lucha contra las drogas.

Pronto se habrán de ir a la baja los remanentes de los aviones de soporte aéreo A-37B Dragonfly, de brillante y prolongada carrera en la FAP, por cierto, y curiosamente, aeronaves de origen estadounidense en las que más de un piloto FAP ha ofrendado su vida en servicio al Perú. Además, la FAP tiene años esperando por radares terrestres de vigilancia y sistemas AEW&C, una capacidad en la que está claramente a la zaga en la región.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje