menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Aún no hay ningún acusado formal

La policía tiene tres sospechosos del siniestro de la fragata Helge Ingstad

El almirante de EEUU James G. Foggo en una visita al puente de mando de la Helge Ingstad días antes del siniestro. Foto: Armada noruega

El almirante de EEUU James G. Foggo en una visita al puente de mando de la Helge Ingstad días antes del siniestro. Foto: Armada noruega

06/04/2019 | Madrid

G. S. Forte

La policía noruega tiene en el punto de mira de sus pesquisas a tres sospechosos de ser responsables de los fallos que derivaron en el choque el pasado 8 de noviembre entre la fragata KNM Helge Ingstad y el petrolero Sola TS cerca de la localidad de Bergen, al suroeste del país, y que acabó con el hundimiento de la primera. Los investigados son un empleado del servicio de tráfico de buques local, uno de los oficiales del Helge Ingstad y el piloto que tenía la conexión en el Sola TS, que opera bajo bandera de Malta. De momento nadie ha sido formalmente acusado del accidente.

La noche del siniestro se encontraba en el puente de la fragata, de la clase Fridtjof Nansen, siete personas, incluido un miembro de la Armada de Estados Unidos, que estuvo entre los investigados, como informó Infodefensa.com. El informe preliminar de la Junta de Investigación de Accidentes noruega (AIBN, por sus siglas en inglés) recoge que el personal del puente de la fragata confundió las luces de la cubierta del Sola TS con las de un elemento fijo. De ahí que la fragata no tratase de corregir su rumbo hasta que la situación fue irreversible, según informa la revista de negocios especializada en tráfico marítimo The Marine Executive.

La existencia de tres sospechosos principales ha sido revelada la misma semana en la que la AIBN ha simulado el accidente en el mismo lugar del suceso con la colaboración del mismo petrolero implicado, el Sola TS, de 140.000 toneladas, y de otra de las fragatas de la misma clase de la Helge Ingstad, la Fridtjof Nansen, que fue construida por la compañía española Navantia en la pasada década. Las 5.300 toneladas de desplazamiento del buque militar apenas dejaron huella en el petrolero, sin embargo la colisión abrió un boquete de decenas de metros en el costado de estribor de la fragata, como se pudo comprobar durante las tareas de rescate de la Helge Ingstad, que fue extraída de las aguas hace un mes tras ocho días de trabajos.Tareas de rescate de la fragata KNM Helge Ingstad. Foto. Teknisk / Youtube

El accidente del KNM Helge Instad tuvo lugar el jueves 8 de noviembre en la costa oeste de Noruega cuando la nave regresaba de participar en los ejercicios de la OTAN Trident Juncture, que concluyeron el día anterior. El suceso se saldó con ocho heridos y obligó a evacuar a la mayor parte de la tripulación, mientras un pequeño contingente de una decena de personas se mantuvo en el barco en un primer momento para tratar de mantenerlo a flote, lo que finalmente no fue posible.

El buque acabó por hundirse casi al completo. Únicamente quedó  fuera del agua parte de la estructura donde se aloja el sistema Aegis SPY-1F de la nave y distintas antenas y sensores. El barco, que se encuentra ahora fuera del agua tras la señalada operación de rescate, está siendo evaluado para calibrar si es posible su restauración o al menos recuperar sus equipos.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje