menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Encargado un nuevo J-Music DIRCM para el noveno aparato

Elbit suministra sistemas de protección a los aviones A330 MRTT de la OTAN

210414 j music dircim contramedidas infrarrojo mrtt a330 otan mmf (nspa)

15/04/2021 | Tel Aviv

Infodefensa.com

La flota multinacional de aviones de transporte y suministro de combustible en vuelo A330 MRTT de la OTAN, conocida como MMF, ha encargado un sistema adicional de autoprotección J-Music DIRCM (contramedidas de infrarrojos directos) a la compañía israelí Elbit Systems. Con esta solución equipará la novena y última aeronave prevista dentro de este programa en el que, de momento, participan Luxemburgo, Países Bajos, Alemania, Noruega, Bélgica y República Checa.

Los sistemas que Elbit Systems está entregando a la Agencia de Adquisiciones y Soporte de la OTAN (NSPA) para estos aviones están diseñados con arquitectura abierta, integran avanzada tecnología láser junto con una cámara térmica de alta velocidad de fotogramas y están dotados de una pequeña torreta dinámica de espejo sellado de alta velocidad que ofrece una defensa de alto rendimiento contra las amenazas de misiles infrarrojos, de acuerdo con el fabricante. La solución integra los sistemas de alerta pasiva aerotransportados basados en infrarrojos del mismo fabricante, PAWS-IR.

Los sistemas DIRCM de Elbit Systems acumulan más de 300.000 horas de vuelo operativos y han sido probados bajo fuero real, según el fabricante. Entre otros, están siendo empleados en aeronaves fabricadas por Boeing (B747, B737, B757, B767, B777), Airbus (A320, A330, A340, A400), Lockheed Martin (C130J); Alenia (C27J), Leonardo (CSAR AW101), Embraer (KC-390) y Gulfstream (650), entre otros.

Programa multinacional

 

El programa conjunto MMF arrancó a mediados de 2016 con el acuerdo inicial de Ámsterdam y Luxemburgo para la adquisición de sus dos primeras aeronaves y con la expectativa de que más países se unirían a la iniciativa. Así fue: en 2017 se sumaron Berlín y Oslo con el encargo de cinco aparatos más y Bruselas acordó en 2018 la compra del octavo avión por 258 millones. En octubre de 2019 se sumó la República Checa, aunque sin que se contemplase entonces encargar un nuevo avión. Los países participantes contarán finalmente con la adquisición de una novena unidad para poder atender el incremento de horas de operación que Luxemburgo ha ampliado recientemente de 200 a 1.200 al año. De este modo estarán dotados de una mayor disponibilidad para cubrir necesidades de reabastecimiento de combustible en vuelo, de transporte estratégico y de evacuación médica, El proyecto está además abierto a la entrada de más socios y a la adquisición prevista por contrato de otras tres aeronaves más. Se trata de una flota cuya propiedad es de la OTAN, mientras que los costes y el personal para operarla serán asignados en función de las horas de vuelo necesarias para cada país.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje