El Ejército alemán prueba una cocina modular en Zaragoza con el apoyo del Ejército español
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Tierra >

El Ejército alemán prueba una cocina modular en Zaragoza con el apoyo del Ejército español

Los dos contenedores que forman la cocina modular de campaña en San Gregorio. Foto: Ejército alemán
|

Especialistas en alimentación de la Agrupación de Apoyo Logístico (Aalog) nº 41 del Ejército de Tierra español han participado en una campaña de pruebas de la Bundeswehr (Fuerzas Armadas Alemanas) con un prototipo de cocina modular de campaña conocida como MFK (Mobile Fedküche, en sus siglas en alemán) efectuada en el centro nacional de adiestramiento San Gregorio en Zaragoza durante este mes de agosto.

Ambos ejércitos aprovecharon estos ensayos para intercambiar conocimientos sobre alimentación. Los miembros del Ejército de Tierra conocieron diferente detalles sobre las raciones colectivas de previsión que emplean en el Ejército germano, así como su composición, almacenaje, uso y preparación.

El personal de la Aalog 41 aportó sus capacidades de abastecimiento en alimentación, combustible y agua. También se ocupó de la eliminación de residuos de cocina y envases, así como del suministro de electricidad; contribuyó con un contenedor frigorífico para almacenar alimentos; y estuvo preparado para un posible apoyo médico de urgencia, debido a las altas temperaturas en la zona.

En estas jornadas participaron una docena de personas, entre civiles y militares, de los cuales tres son cocineros. El desarrollo de esta actividad, entre el 4 y el 18 de agosto, fue posible debido "a la buena relación entre ambos ejércitos", destaca el Ejército español.

Pruebas a altas temperaturas

En los ensayos de la MFK se evaluaron su manejo táctico con condiciones climáticas extremas -por ejemplo, con temperaturas de hasta 49º C- y la funcionalidad del sistema para el almacenamiento, uso y preparación de alimentos para 250 soldados, sin apoyos externos. También se comprobó si los valores de temperatura en el interior de los dos contenedores que la conforman se mantenían dentro de los rangos previstos y se verificaron los posibles trabajos de mantenimiento y manejabilidad en condiciones de pleno funcionamiento.

Antes de esta prueba en San Gregorio, el Ejército alemán llevó a cabo las mismas comprobaciones en Noruega para observar la respuesta de la cocina al frío. Superadas estas experiencias, la Bundeswehr podría desplegar esta cocina de campaña en cualquier escenario de forma autosuficiente. De hecho, con estas experiencias se pretende formar formadores (el conocido como train the trainers).

"Este apoyo ha sido posible gracias a la colaboración de la Brigada Logística, mediante la Aalog 41, y dadas las características del Cenada San Gregorio”, magnífico banco de pruebas para unidades españolas y extranjeras", concluye el Ejército español.



Recomendamos