Rafael instala a su bomba Spice 250 un motor turborreactor
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Rafael instala a su bomba Spice 250 un motor turborreactor

Spice 250 ER. Foto: Rafael
|

La compañía israelí Rafael Advanced Defense Systems ha desarrollado una variante de su bomba aire-tierra Spice 250 dotada con un motor turborreactor. La empresa lo ha presentado esta semana en el feria sectorial internacional Aero India 2021, que ha acabado este viernes tras tres días de exhibición en Bangalore, al sur del país.

La nueva variante se denomina Spice 250 ER (siglas de rango extendido en inglés), y se basa en la munición más pequeña de la familia Spice, que incluye los desarrollos Spice 250, Spice 1000 y Spice 2000.

El fabricante define al Spice como un arma aire-superficie autónomo que ataca objetivos con precisión milimétrica y con altos volúmenes de ataque, independientemente de la navegación GPS y basado en sus algoritmos de inteligencia artificial electroópticos autónomos.

Lo más destacado del Spice 250 ER es la incorporación de un motor turborreactor en miniatura con un sistema de combustible interno JP-8/10, lo que proporciona al arma un alcance de al menos 150 kilómetros.

Su reducido tamaño y peso permite el montaje de hasta cuatro Spice 250 ER mediante los conocidos como soportes SQR (Smart Quad Rack), emplazados en las alas o el fuselaje del avión. Está dotado de las mismas capacidades que la versión de planeo, incluida la capacidad ATR (reconocimiento automático de objetivos), los modos de búsqueda automática de objetivos (ATA) y la detección de objetivos móviles.

La función ATR es una capacidad recientemente presentada que permite al Spice 250 ER conocer las características específicas del objetivo antes del ataque, mediante el uso de inteligencia artificial avanzada y tecnologías de aprendizaje profundo.

El tipo de objetivo, la ubicación y las características del ataque se definen para cada arma antes del vuelo o durante el mismo, ya sea por la planificación automática de la misión o por el piloto. Una vez soltadas, estas bombas vuelan hacia los objetivos utilizando inicialmente un sistema de navegación inercial (INS). Al acercarse al objetivo, las armas usan entonces sus modos ATA y ATR para detectar y reconocer los objetivos y apuntar a él con precisión. Cada arma apunta a su objetivo predefinido, ya sea de forma autónoma o con intervención humana en el proceso, y con la ayuda del algoritmo ATR.

De acuerdo con el desarrollador, “la combinación del aumento de carga de las variantes Spice 250, los métodos de búsqueda únicos para varios escenarios y el rango extendido permiten una capacidad de ataque de precisión, autónoma y de alto volumen contra múltiples tipos de objetivos, con daños colaterales muy bajos garantizados y a buen coste”.



Recomendamos