El Ejército español iniciará este año los trámites para sustituir sus vehículos Aníbal y Nissan
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

El Ejército español iniciará este año los trámites para sustituir sus vehículos Aníbal y Nissan

En 2021 llegarán los primeros VCR 8x8 y los Chinook F, y el último NH90 / Tierra también apuesta por avanzar en el uso de sistema terrestre y marinos no tripulados
Vehículo Santana Anibal. Foto: Infodefensa.com
Vehículos Aníbal Santana. Foto: Infodefensa
|

El Ejército de Tierra español comenzará este año el proceso para reemplazar sus vehículos todoterreno Aníbal y Nissan, ampliamente extendidos como medios de transporte por sus bases y unidades. 

“Se iniciarán los hitos documentales que marca el proceso de obtención de materiales para la reposición de la familia de vehículos todo terreno de 1 tonelada (de carga), Aníbal Santana y Nissan”, explica Tierra en un artículo publicado en la revista Ejército que hace un repaso por los retos para este 2022 en diferentes apartados (material, enseñanza, personal, adiestramiento, infraestructura...). 

El Ejército adquirió a principios de este siglo unos 2.000 vehículos en diferentes configuraciones del todoterreno Aníbal, fabricado por la extinta Santana Motor en su factoría de Linares (Jaén). Tierra también tiene todavía una variada flota de vehículos de la firma Nissan entre los que están los veteranos Patrol de las versiones MC-4 de carrocería corta y ML-6 de carrocería larga. Los primeros llegaron a finales de los años 80 del siglo pasado. Algunos de estos vehículos han sido dados de baja, sin embargo, otros han sido transformados y continúan en servicio. También dispone, por ejemplo, de Nissan Patrol GR blindados equipados con motor turbo diésel 3.0 y una potencia de 160 cv.  

Tanto los Nissan como los Aníbal son vehículos ya desfasados, utilizados en la actualidad para principalmente el transporte dentro de bases, traslado de personal y mandos en ejercicios o por la policía militar.  

VCR 8x8, Chinook, NH90  

Este año también es importante para algunos de los grandes programas del Ejército de Tierra. A finales de 2022 está prevista la llegada los primeros Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8 y, por lo tanto, uno de los retos de este proyecto es la formación los puestos tácticos de las tripulaciones y de los equipos de mantenimiento, detalla el artículo. Además, el plan es colaborar con la oficina del programa y la empresa Tess Defence para impulsar el desarrollo de detalles de configuración de las diferentes versiones y la oficina técnica de apoyo al sostenimiento de ciclo de vida.  

Por otro lado, las Fuerzas Aeromóviles del Ejército (Famet) recibirán las primeras unidades de helicópteros CH-47 Chinook en su variante Foxtrot, completando los cursos de formación de pilotos y mecánicos para alcanzar la Capacidad Operativa Inicial en el segundo semestre. De hecho, la primera unidad será entregada este mismo viernes 27 de enero.  “Se ha realizado un esfuerzo de coordinación y de mantenimiento para lograr que durante todo el proceso de modernización de los Chinook se disponga siempre de la capacidad de helitransporte pesado para cumplir con las misiones que las Famet tienen encomendadas”, subraya el Ejército. 

Esta unidad también recepcionará el último helicóptero NH90 correspondiente a la primera fase del programa que completará la flota prevista de 15 unidades y dos Flying Model Simulators (FMS) en el Batallón de Helicópteros de Maniobra (Bhelma) III. 

Asimismo, el primer trimestre dará comienzo la instalación de nuevos simuladores de torre del vehículo Pizarro en diferentes bases y a lo largo del año se continuará con el desarrollo de los contratos para la adquisición y formación relacionados con el proyecto Excalibur, que entrará en servicio en 2023

Sistemas no tripulados aéreos, terrestres y marinos 

El Ejército también continuará con el estudio del procedimiento para contar con sistemas terrestres y marinos no tripulados destinados a su empleo táctico en diferentes funciones de combate (maniobra, fuegos, información, logística, etcétera). Tierra ya cuenta con robots de desactivación Avenger y el robot submarino controlado por cable Seaeye Falcon como iniciadores de “un proyecto más ambicioso que permitirá automatizar muchas de las actividades que ahora se realizan manualmente, lo que finalmente redundará en beneficio de la protección de nuestro personal”.  

En este ámbito, y en el marco de la Unión Europea, el esfuerzo estará centrado en “impulsar el proyecto Pesco que coordina el Ejército de Tierra, denominado Next Generation Smal RPAS”.




Recomendamos


Lo más visto